revistaohlala.com

"¿Cómo hago para que mi hijo me haga caso o al menos me escuche?"

 
 

¡Buen viernes!

Después de varios meses, hoy vuele el Consultorio de Crianza. Es una sección que nació hace ya un año para responder todas las consultas que van llegando por mail. Aprovecho para contarles que la semana que viene empiezo una diplomatura en crianza y que estoy feliz de seguir investigando y aprendiendo sobre maternidad para poder compartir todo con ustedes. Estoy convencida de la importancia de la tribu y de que es mucho más fácil maternar si del otro lado tenemos un círculo de mujeres dispuestas a escucharnos y darnos una mano.

"¿Cómo hago para que mi hijo de 2 años me haga caso o al menos me escuche?"

Entre los dos y los tres años es común que los chicos se enojen con llantos, gritos y patadas, los famosos "berrinches". Para poder resolverlos respetuosamente se necesita de mucha paciencia y empatía. Lo ideal es esperar para hablar con ellos cuando pase la tormenta, de esta forma van a estar más tranquilos y receptivos. Ese es el momento para poner en palabras su sentir y buscar una solución: "Sé que te enojaste porque querías seguir jugando y no querías ir a dormir, pero es muy tarde y mañana nos tenemos que despertar temprano, por eso hay que guardar los juguetes y descansar. Mañana ya podemos volver a jugar". Otra cosa importante es hablarles agachados, a su altura.

Durante el berrinche podemos abrazarlos y contenerlos. Aunque su reacción pueda parecernos desmedida, ellos están demostrando su frustración. Si en ese momento los retamos o les gritamos solo vamos a empeorar las cosas.

 
.. 

"¿Cómo hago para que mi bebé de un año duerma en su cuna? ¡Creo que me cuesta más a mí que a él!"

Creo que en la segunda parte del enunciado está la respuesta. Yo me preguntaría si quiero que mi hijo duerma sólo en su cuna o por qué motivo estoy queriendo que se vaya. Muchas veces, suele ser el afuera (pediatra, familia, amigos) el que nos presiona para tomar distintas decisiones de crianza (destetar, dormir lejos de nuestro hijo, no cargarlo en brazos o lo que fuera) y lo mejor es poder silenciar esas opiniones para poder conectarnos con nuestro deseo más genuino. Ahora, si lo que queremos es que nuestro hijo duerma en su cuna podemos probar varias cosas: podemos ir de día a contar cuentos para que se vaya acostumbrando al espacio, o que empiece durmiendo la siesta a ahí, contarle que le armamos su cuarto con mucho amor para que tenga su lugar, decirle que si nos necesita en medio de la noche nos puede llamar y nosotros vamos a recurrir a su llamado.

 
.. 

"¿Conocés alguna canción, video o cuento para mostrarle a mi nene de 4 años antes de un operación? No es nada grave pero quiero explicarle la anestesia general, que le van a sacar sangre, la necesidad de quedarse quieto después."

No conozco canciones, videos o cuentos pero se me ocurren dos cosas:

1) ¿Escuchaste hablar sobre medidas anticipatorias? Es un poco lo que vos pusiste en la pregunta, poder adelantarle a nuestro hijo, lo más minuciosamente posible, qué es lo que va a pasar (qué le van a hacer y con qué objetivo, cuándo, cómo va a ser ese día, si después va a poder hacer vida normal o no, para qué le van a sacar sangre y en qué consiste eso, que va a tener que separarse un ratito de ustedes pero que igual van a estar muy cerquita, qué es una anestesia y para qué se la van a dar). Lo ideal también sería que pueda conocer al médico que lo va a operar unos días antes, para que vea la mayor cantidad de caras conocidas ese día.

2) Lo otro es hacer mucho juego simbólico. Pueden, incluso, comprar un disfraz de doctor, un botiquín, jugar a que operar a un muñeco y representar de la mejor forma posible qué es lo que va a pasar ese día. De esta forma él va a poder imaginarse un poco todo lo que le van a hacer y va a poder exteriorizar sus miedos.

 
.. 

¡Buen fin de semana! ¡Nos encontramos el viernes!

Debbie

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala