revistaohlala.com

#VueltaAlCole: marcas aliadas y cómo hacer para que los chicos vuelvan motivados

 
 

Somos febrero. En veinte días empieza el jardín y aunque por momentos este mes parezca eterno, falta realmente muy poquito para volver a la rutina (¡No entienden cuánto la extraño!). Hoy quiero compartirles algunas ideas para que el inicio de clases sea placentero para todos y un bonus track de marcas con propuestas piolas para esta etapa.

 
No es bueno que los chicos empiecen el año con sueño, por eso unos meses antes es bueno ir ajustando los horarios. 

Mochila, uniforme y cuaderno de comunicaciones: cuando era chica lo que más disfrutaba del verano era el momento de ir a comprar todos los útiles escolares. Me acuerdo que íbamos con mi mamá y mi hermana y pasábamos horas eligiendo microfibras, separadores para la carpeta y cartucheras. Sin embargo, la estrella siempre fue la mochila. ¡Nada nos gustaba más que elegir la mochila! Mi propuesta para el inicio de clases es hacer a los chicos sujetos activos de este momento e involucrarlos en la elección de la mochila, el cuaderno de comunicaciones, el pintorcito y todo lo que nos pidan desde la escuela. De esta forma, van a empezar a palpitar el inicio y a entusiasmarse con la vuelta.

Los maestros cambian pero los amigos amigos no: si bien cada año pueden sumarse nuevos compañeros, lo ideal es que durante el verano, o al menos unas semanas antes de volver al cole, hagamos programas para que nuestro hijo se vea con sus amigos del jardín. De esta forma, seguro le darán más ganas de volver y no costará tanto la adaptación.

¡Qué no se queden dormidos!: si empiezan el año lectivo con sueño probablemente estén fastidiosos y con pocas ganas de ir al jardín. Si nuestro hijo es de levantarse tarde lo ideal es poder habituarlos al horario escolar unos días antes. De esta forma, las mañanas van a ser más agradables para todos.

 
Invitar a sus amigos a jugar a nuestra casa puede ser muy motivador para nuestro hijo. 

Desayunos, almuerzos y hábitos saludables

Eduardo Silvestre -es pediatra, psiquiatra infantil, Divulgador Científico de Grupo Medihome y jefe de Área Ambulatoria del Hospital Garrahan- nos da varios tips respecto a la alimentación de los chicos.

-¿Después de los helados de la playa, las facturas y las gaseosas que suelen estar más presentes en vacaciones, ¿cómo volver a la rutina saludable?

-El gran desafío para los padres es lograr que una alimentación adecuada no sea vivida por sus niños como una exigencia o como un "remedio para la salud". Si la comida no resulta un acto placentero indefectiblemente generará resistencia. Los gustos son producto del aprendizaje, de la cultura y se construyen durante la temprana infancia. No está mal conceder ciertos "permisos" para ocasiones especiales, lo importante es generar una conducta que se mantenga a lo largo de la vida. Una estrategia podría consistir en asociar las características más permisivas del período vacacional (levantarse más tarde, mirar más tiempo de tele, pasar más tiempo en la compu) con ciertas concesiones que se escapan de la alimentación habitual pero haciendo hincapié en el hecho de que: "acabadas las vacaciones todo vuelve a la "normalidad".

-¿Cómo debería ser el desayuno de un nene que va al jardín?

-Para todas las etapas de la vida pero principalmente para aquellas de rápido crecimiento, el desayuno debería ser la comida principal. De ser posible es importante que no sea un acto solitario sino un espacio para compartir con el resto de la familia. Nunca debe faltar una fruta, algún cereal y diferentes derivados lácteos (leche fluída, yogurt, quesos magros, flan, etc).

-¿Cuáles son las claves para armar las viandas escolares en el caso de los nenes que van doble jornada?

-La vianda debe ser acordada con el niño y planificada con su participación activa en la elaboración. No debe ser impuesta en forma unidireccional. Si el niño dio forma con sus propias manos a los buñuelitos de verdura o diseñó cual artesano las hamburguesas caseras con forma de ratón Mickey agregándole pasas de uva para hacerlas mas sabrosas, el éxito está asegurado. Seguro mostrará a sus pares sus proezas culinarias y será admirado por todo el cole.

Marcas aliadas de la vuelta al cole

Simball: los Crayones Dedal son hermosos y son ideales para que pinten los chicos. Como todo el cuerpo es de crayón no importa desde dónde los agarre nuestro hijo que siempre va a poder pintar. Precio: $124.

 
Crayones Dedal Simball ($124). 

Etiquecosas: para las mamás que buscan tener todo resuelto esta opción es lo más. Las etiquetas se personalizan desde la web y se entregan en domicilio en una semana. Son etiquetas resistentes al agua y aptas lavavajillas, microondas y lavarropas. ¡También tienen tags de mochila! Precio del combo jardín: $395.

 
Kit jardín de etiquecosas ($395). 

Brother: ya les hablé varias veces de la rotuladora que amo y para mi es un gran aliado. Permite crear etiquetas con 12 patrones de decoración diferentes y sumar marcos y símbolos. Tiene almacenamiento, es fácil de usar y tiene un montón de insumos distintos para probar. Para la vuelta al cole la etiqueta para tela es lo más. Precio: $739.

 
Rotuladora Brother ($739). 

Simones: soy fana de las luncheras de esta marca. Mantienen impecable la comida, tienen un tamaño ideal para los chicos y además son hermosas. Precio: $729.

 
Lunchera Simones ($729). 

¿Cómo se preparan para la vuelta al cole? ¿Alguna más que esté extrañando la rutina? ¡Buen fin de semana! Las espero en Instragram y Facebook.

Debbie

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala