revistaohlala.com

Check list: 10 cosas que pasan cuando no seguís tu instinto

Hacés el ridículo, perdés oportunidades, te sentís fuera de lugar o desaprovechás el tiempo. Por qué es importante seguir a tu guía interior

Por Clara Lagos | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Te sentís ridícula

No te pusiste tu vestido negro favorito para ir a una cena y te compraste uno nuevo. Ahora no solo te molesta, sino que todos te miran raro.

Perdés oportunidades

No sacaste el pasaje con la vuelta abierta. Ahora debés cortar el romance con el chico parisino de tus sueños porque tenés que tomar el avión y regresar a tu rutina aburrida.

Hacés cosas que (definitivamente) no te gustan

Querías dedicarte a cuidar pandas bebés en Japón, pero elegiste esa carrera que supuestamente te convenía y que nunca terminarás. Y ahora lo más cerca de Oriente que estás es el Barrio Chino.

Te clavás en un embotellamiento

Sabías que tomar ese camino no te convenía, pero querías pasar por la puerta de tu ex. Ahora, encima de tardar el doble en llegar, ¡lo ves pasar con su nueva novia!

Tenés una resaca increíble

Tomaste esa última copita que sabías que estaba de más... Ahora te duele la cabeza, no recordás cómo llegaste a tu casa ni de dónde salió ese tatuaje en tu hombro.

Te la reee jugás y te reeee arrepentís

No estabas convencida de hacerlo, pero cediste ante la elocuencia de tu peluquero y aceptaste el cambio de look. De acá a tres meses (mínimo), planeás salir a la calle con gorro.

Desoís a tu cuerpo

Querías remolonear en la cama del hotel. Pero madrugaste para aprovechar el día y ¡te tocó salir de excursión con el contingente de jubilados!

Perdés tiempo

Sospechaste que era solo llanto, pero igual fuiste a la guardia a las 2 a. m. Esperaste tres horitas entre gritos y caras de cansancio para que finalmente el doc te dijera que no era nada.

Te sentís muy loser

Estabas divina y radiante para ir a la fiesta, pero te dio fiaca la lluvia y te quedaste mirando series. Ahora les estás dando like a las fotos que publican tus amigas...

Te mata la culpa

Una vocecita te repite todo el día (y no para): "Te lo dije, te lo dije", y vos deseás haber sido más impulsiva.

¿Qué otras cosas te pasaron por no seguir tu instinto? Además te mostramos Despertá tu intuición con los Animales de poder OHLALA!

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala