revistaohlala.com

¿Adicción al celular? Una "cárcel" para teléfonos y otras formas de desconectar

Ya teníamos apps, hoteles y campamentos para desconectarnos. Ahora, los teléfonos, ¡tras las rejas!

 
 
 
Foto: OHLALÁ!  / rowpixel.com / Unsplash

Hay estudios que aseguran que, en promedio, miramos nuestro teléfono unas 150 veces al día. Muchísimo, ¿no? Tené en cuenta que este número puede incrementarse dependiendo de la edad que tengamos o del trabajo que realicemos. En algunas personas se genera una dependencia tal que, si se olvidan el celu en casa o se quedan sin batería, experimentan altos grados de ansiedad.

En algunos países de Asia y en Estados Unidos, lo último para controlar la dependencia del teléfono es una "prisión". ¿De qué se trata este invento? Es una pequeña "celda" en la que se guardan los móviles. Con un cronómetro, se establece el tiempo que pasará hasta que la prisión pueda abrirse. Mientras tanto, todos los celulares quedan ahí encerrados. Es ideal para las reuniones familiares y con amigos. Mirá cómo funciona:

Lo cierto es que el uso extremo del celular se considera una adicción y, más allá de simpáticos dispositivos como la "prisión", hay retiros en distintas ciudades del mundo para desconectarse de toda pantalla por, al menos, unos días. Un ejemplo es Digital Detox, campamentos que se organizan bajo el lema "desconectarse para reconectar", en los que no se permite ningún tipo de dispositivo móvil. También hay hospedajes que no tienen wi-fi, como la estancia Nibepo Aike en El Calafate.

Es más, los hoteles con planes de detox digital se volvieron tendencia. En España, la cadena Vincci ofrece un paquete para compartir en pareja y dejar el celu de manera voluntaria. Otros van más al extremo y tienen una caja de seguridad donde dejar los dispositivos digitales cuando se realiza el check-in, como en el Westin Dublin. Eso sí: te dan una guía y mapa de la ciudad para que puedas recorrerla tranquila y tienen una selección de diarios para los que no quieren perderse las noticias durante las vacaciones.

Claro que no podemos esperar a viajar para vivir menos conectadas. Si te das cuenta que estás muy dependiente de la pantalla, descargate apps como Space o Forest: Stay Focused, que te van a ayudar a mirar menos el celu.

¿Sos de las que vive mirando a cada rato el teléfono? Te recomendamos esta nota: ¿Sos una celuzombie? . Además, probá pasar 1 hora por día sin el celular .

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala