revistaohlala.com

3 recetas de tortas borrachitas

Cheese cake con Baileys, torta de chocolate y Nutella con el mismo licor y una tipo After Eight para endulzar el verano.

 
 

¿Querés ponerle algo de sabor especial a postres y tortas? Estas tortas perfumadas con licor pueden ser una buena idea.

Muchas veces el licor es el gran ingrediente secreto de la repostería, las tortas borrachas tienen humedad y un sabor que las hace distintas, con ese toque que persiste en la memoria de tu paladar.

Te pasamos 3 recetas de tortas con licor.

Cheese cake a la crema de whisky

 
Cheese cake con Baileys.  Foto: Prensa

¿Qué lleva?

175 g de galletitas de chocolate

60 g de manteca sin sal derretida

150 g de chocolate blanco picado

600 g de queso crema

300 ml de crema de leche

200 g de azúcar en polvo

Semillas de 1 vaina de vainilla

3 huevos grandes a temperatura ambiente

60 ml. de Baileys Espresso Creme

¿Cómo se hace?

Calentá el horno a 180 °C. Armá el molde de horno (23 cm.) de los que se desprenden, con un poco de papel para hornear en la base.

Procesá las galletas, agregar la mantequilla derretida y volver a procesar. Extendé la mezcla con uniformidad sobre la base del molde de la torta y presioná firmemente. Horneá por 10 minutos y luego enfriá Forrá el exterior del molde con papel de aluminio.

Derretí la mitad del chocolate blanco en un bowl sobre agua hirviendo o en el microondas. Dejar enfriar.

Usando un batidor, batí el queso crema hasta que quede suave. Luego, batíla crema de leche, el azúcar en polvo, las semillas de vainilla y el chocolate blanco derretido. Agregá los huevos poco a poco hasta que estén integrados. Por último, agregá la otra mitad del chocolate blanco.

Colocá todo en el molde y aplanalo.

Poné el molde dentro de una bandeja con agua. Cocinalo en baño María durante 50 minutos a 1 hora. La torta se tambaleará un poco cuando se mueva.

Apagá el horno, abrí la puerta un poquito y dejá que la torta se enfríe por completo (esto minimiza grietas). Refrigerá en heladera durante al menos 4 horas antes de servir. Decorala con frutos rojos.

Chocolate, licor y pasta de avellanas

 
Torta Nutella, queda genial acompañada con Baileys Cream.  Foto: Pinterest

¿Qué lleva?

175 gr. de mantequilla picada + 1 cda. para engrasar

Cacao para espolvorear

150 g de chocolate negro en trozos

200 g de Nutella

150 g de azúcar

125 g de avellanas finamente molidas

6 huevos

25 g de avellanas picadas

Para la crema de Baileys

300 ml de crema de leche

4 cucharadas de Baileys Espresso Creme

1 cda. de azúcar glasé

¼ cdta. de sal marina (opcional)

¿Cómo se hace?

Calentá el horno a 180°C.

Aplicá la manteca y ligeramente espolvoreá con cacao un molde redondo de torta de 22-23 cm, de fondo flojo, dejando caer el cacao que sobra.

Poné el chocolate, la Nutella, el azúcar y la manteca en una olla grande y derretílo a fuego muy lento, revolviendo ocasionalmente. Retirá del fuego y agregá las avellanas molidas y luego las yemas de huevo, una a la vez.

Batí las claras de huevo hasta punto nieve. Luego colocá un tercio en la mezcla de chocolate y mezclalo bien. Luego mezclá en forma envolvente el resto de las claras con una cuchara grande de metal o una espátula.

Volcá la mezcla en el molde enmantecado y espolvoreado con caco, agregale las avellanas picadas y llevalo al horno; dejalo durante 30-35 minutos hasta que la superficie superior esté crujiente. Retirá y dejá que enfríe por completo.

Luego desmoldala sobre un plato redondo y espolvoreá la torta con un poco de cacao y azúcar glasé para decorar.

La crema Baileys la hacés con los ingredientes mencionados batiendo a mano o con batidora eléctrica hasta que espese y simplemente mantenga su forma.

Para servir cortá en porciones y agregale unas cucharadas de la crema.

Bombón de menta

 
After Eight hecho torta, mmmm....  Foto: Pinterest

¿Qué lleva?

Para la masa quebrada

200 g de harina

1 cucharada de azúcar

Pizca de sal

125 g de manteca a punto pomada

3 cucharadas soperas de cacao amargo en polvo

Agua helada

Para la mousse de menta

150 g de azúcar

6 yemas

6 claras

1 sobre de grenetina o gelatina sin sabor

350c.c. de nata

½ taza de licor de menta

Colorante verde (opcional)

¿Cómo se hace?

 
Torta con licor de menta hecha sin colorante pero con todo el sabor.  Foto: Pinterest

La masa quebrada

Colocá todos los ingredientes en un recipiente y unificá con los dedos hasta que se forme una arenilla.

Añadí un poco de agua helada y mezclá hasta formar un bollo suave y compacto.

Tapá con papel film y llevá a la heladera por una hora.

Enmlantecá y enhariná un molde de torta desmontable (22-24 cm).

Estirá la masa quebrada de chocolate con un palo de madera sobre una superficie enharinada y procedé a cubrir el molde con la misma.

Tapála masa con papel aluminio y arriba ponele peso (por ejemplo, garbanzos crudos).

Llevá al horno a 160º C por 50-60 minutos. Cada tanto revisá la masa para que no se queme, ya que no todos los hornos calientan de la misma manera.

Cuando la masa esté seca, retirá y deja enfriar sin el peso ni el papel aluminio.

La mousse de menta

Batí las yemas con 100 g de azúcar.

Hidratá la gelatina sin sabor en 3 cucharadas soperas de agua fría.

Mezclala con las yemas y añadíel licor de menta (y si querés color, algunas gotas de colorante verde).

En otro recipiente batí la crema e incorporala a la preparación anterior.

Batí las claras con 50 g de azúcar a punto nieve e integrá a la otra mezcla con una espátula, con movimientos envolventes para que se airee.

Cuidadosamente colocá la mousse de menta dentro de la masa de torta y llevá a la heladera durante 3 horas.

Desmoldá y espolvoreá chocolate rallado por encima.

¿Que receta te tienta más? ¿Vas a hacer alguna este finde? También mirá: Recorrido: restaurantes, moda y deco en José Ignacio y Salidas: planes al aire libre para las vacaciones

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala