revistaohlala.com

El olor de mamá: nuestro primer registro del mundo

La mezcla entre el aroma de la piel y la fragancia de nuestras madres es una de nuestras primeras percepciones del mundo. Antes de que existiera la fotografía, éste era el modo de recordarla y sigue siendo el más eficaz. Perfumerías Juleriaque te invita a descubrir el regalo que identifica a tu mamá.

 
 
 

Los olores son un lenguaje universal. No importa el idioma que hablemos o la cultura que habitemos, nadie se resiste al aroma de un pan recién horneado, al perfume del café molido o a la fragancia de un jazmín. La industria del perfume ha estudiado los códigos de este sutil modo de comunicación detalladamente. Expertos en fragancias, como Perfumería Juleriaque, la cadena N° 1, aseguran que gracias a los avances tecnológicos podemos medir nuestras reacciones biológicas, y el impacto que los estímulos olfativos pueden tener en el sistema nervioso de las personas.

Las fragancias pueden encendernos, deprimirnos o aquietarnos. Pueden llenarnos de energía o llamarnos a detenernos por completo. Y claro, también pueden hacernos recordar.

Mucho antes de que la fotografía existiera, cuando la única forma de invocar a un ser querido, era volver a sentirlo, las personas hacían de la elección de su fragancia un verdadero ritual.

Aún hoy, que estamos plagados de imágenes, los aromas personales siguen teniendo un poder invocador que ningún otro medio puede dar. El "olor a mamá", esa mágica mezcla entre el olor de su piel y su perfume favorito, es el tipo de información que queda archivada en nuestra memoria emotiva por el resto de nuestras vidas. En ese contexto, su fragancia preferida, se vuelve esencial.

Que lo olfativo sea tan importante para nosotros, tiene una razón: el primer registro que las personas tenemos, es el sensorial. De bebés, mucho antes de que podamos comprender lo que oíamos y veíamos, entendíamos el mundo a través del olor y la temperatura corporal. Aunque con el tiempo crecemos y tenemos acceso a otro tipo de información, esa primera aproximación se mantiene intacta y queda ligada, para siempre, a nuestro mundo emocional. Tanto es así, que oler se nos mezcla con sentir.

Es por eso, que en el Día de la Madre el regalo más convincente resulta ser un perfume. Su fragancia favorita o una nueva para que incorpore en su vida siempre es una buena opción. Perfumerías Juleriaque propone estas opciones perfectas para este domingo.

SI EDP Eau de Parfum. Una combinación irresistible de gracia, fuerza y espíritu libre. Una fusión de crema de cassis, chipre moderno y una delicada madera de sándalo rubia.. 
Good Girl de Carolina Herrera. Eau de Parfum. Jazmín, cacao y la embriagadora haba tonka hacen que esta fragancia sea delicada y vital. 
J’adore de Dior. Eau de Parfum. Una propuesta floral con matices frutales y toques almibarados que se traducen en una dulzura exótica. 
Flower by Kenzo. Eau de Parfum. Un ramillete de rosas búlgaras y de violetas, es sublimado por la vainilla y los almizcles blancos. 
Live Irrésistible Eau de Parfum de Givenchy. Las frutas tropicales, pétalos de rosas y el ámbar son algunas de las notas que hacen tan explosiva a esta fragancia. 
Black Opium de YSL. Eau de Parfum. Sus notas de entrada se basan en la adrenalina del café y la dulce sensualidad de la vainilla, para decantar en la suavidad de flores blancas. 
Romance de Ralph Lauren. Eau de Parfum. Floral y amaderada, tiene en su corazón una mezcla de flor de loto, violeta blanca, azucena de noche y clave. 
Nina de Nina Ricci. Eau de Toilette. Una fragancia luminosa, chispeante y sensual que cautiva con su esencia floral, afrutada y golosa. 
Olympéa de Paco Rabanne. Eau de Parfum. De la familia olfativa oriental-floral, propone una fresca explosión de mandarina verde, jazmín de agua y flor de jengibre. 
La Vie est Belle de Lancôme. Eau de Parfum. Grosella negra y pera como notas de salida, iris, flor de naranjo y jazmín, componen el corazón y haba tonka, praliné, pachuli y vainilla son las notas de fondo. 
Classique de Jean Paul Gaultier. Eau de Toilette. Esta fragancia oriental floral se compone principalmente de notas como mandarina, bergamota, jengibre y sándalo. 
Modern Muse de Estée Lauder. Eau de Parfum. Compuesto de contrastes sutiles y contradicciones atrevidas, revela capas de fuerza y suavidad, con notas de jazmín y madera. 
Cristal Royal de Marina de Bourbon. Eau de Parfum. Una fragancia floral-frutal que propone una combinación de maderas y sándalo, con violeta, jazmín, pera y grosella negra. 
 

Del 9 al 15 de Octubre con tu compra de $2500 o más te llevás una gift card con $500 de regalo. Además, con visa, tenés 10 cuotas sin interés.

Ingresá a aquí, cargá el número de tu factura y participá por un Beauty Day con tu mamá más $10.000 para elegir sus productos favoritos.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala