revistaohlala.com

Receta: zanahorias glaseadas al estilo marroquí

Un plato distinto: balanceado y lleno de proteínas para servir como acompañamiento o agregarlo en ensaladas para una comida rica, liviana y nutritiva.

 
 
 

Para este domingo fiaca, la chef Paz Echegaray nos dejó una opción simple para darle un twist diferente a las verduras horneadas, con ingredientes que ya tenés en tu casa y sin invertir mucho tiempo en la cocina. Es vegana, libre de gluten, y sin azúcar refinada. ¡Un diez!

Para dos porciones vas a necesitar

6 zanahorias medianas, 1/2 cucharada de aceite de coco (o aceite de oliva, para engrasar la placa de horno), 1 cucharada jarabe de agave o miel, 1/2 cucharada de aceto balsámico, 1/2 cucharadita de comino, 1/2 cucharadita de pimentón ahumado, 1/8 cucharadita de sal de himalaya o sal de mar fina, 4 cucharadas de yogurt de soja o almendras (si no sos vegano podés usar yogurt tipo griego, yogurt de leche de cabra o un queso untable), 1 cucharada colmada de tahina (podés reemplazarla por manteca de almendras o maní, no endulzada), 1 puñado de eneldo fresco, 1 cucharada de bayas de goji, 1 cucharada de pistachos picados

CÓMO LA HACÉS

Precalentá el horno a 180 grados. Engrasá una placa de horno mediana con el aceite de coco derretido. Lavá las zanahorias con piel y cortarlas al medio a lo largo. Disponelas en la placa de horno. En un bowl pequeño, poné el jarabe de agave, el aceto balsámico, el comino, el pimentón y la sal. Mezclá bien hasta obtener una emulsión. Pintá todas las zanahorias con la emulsión de ambos lados. Pasá las zanahorias al horno y cociná de 20-25 minutos, o hasta que estén blandas por dentro y la piel esté crocante y arrugada. Mientras se cocinan las zanahorias, en otro bowl pequeño mezclá el yogurt con la tahina, sin que llegue a integrarse completamente, para obtener una mezcla 'marmolada'. Retirá las zanahorias del horno. Serví calientes o frías con la mezcla del yogurt y tahina por encima y terminá con el eneldo fresco, las bayas de goji y los pistachos por encima.

¿Te gustó esta receta? ¿Te inspira alguna otra variante? También: Receta: ensalada de grelos y burrata y Alcauciles: 4 recetas con corazón

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala