revistaohlala.com

Deco: PH con estilo influencer

Marou Rivero vive en una casa que alquila en Palermo, que funciona como base de operaciones cuando se instala en la ciudad.

Por Soledad Avaca Cuenca | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 
Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

El día gris colabora con el plan puertas adentro. Tirada sobre la alfombra del living, despliega su colección de libros de moda y arte y revisa viejas revistas con su firma, para contar un poco más sobre su historia.

Marou Rivero -apodo de Mara, elegido por un amigo francés- se hizo su nombre hace tiempo. Y su camino también. Es una "chica lunar" multitasking: socióloga, pionera blogger,influencer en redes, columnista de tele (en Pura vida, cada día, en la TV pública) y un alma viajera e inquieta que explora, conoce y descubre culturas y paisajes para sentirse parte del lugar que visita.

 
Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

Pero cuando está de local, en este PH que alquila con su novio, Fede, el ritmo se suaviza y encuentra su refugio, casi como un mandato de su instinto. "Es una casa muy italiana desde el color, las formas y el uso", dice. Ellos reciben, comparten e integran con buen vino, música, juegos de mesa y mucha charla.

Pero también buscan ese espacio de a dos, tan necesario para conectarse. Sus preferidos: pelis con pochoclo casero o helado como un cliché que no falla, su playlist "Mates en Palermo", inspirada en la casa, o largas horas de lectura en voz alta, una vez cada uno: "Leerle al otro es una actividad que te cambia la vida".

 
Escritorio: hecho a medida de 80 cm x 2 m (Destila Muebles) con silla que heredó su novio. Sobre la pared, ilustraciones enmarcadas, un mapa de Barcelona -su ciudad preferida- y sus collages. Cocina: azulejos de vinilo (Muur Mosaicos).  Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

Huella personal

El escritorio con salida a la terraza es el espacio donde escribe, colorea y despliega su lado más lúdico. Vicente, su gato azabache, ahí también tiene su trono: una silla americana vintage, para estar siempre cerca.

 
Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

Entre sus objetos preferidos: lámpara-display de lápices (Mora Verón), snowball de Hollywood y tortuguita mexicana, que la acompaña desde hace diez años.

 
Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

"La compré en la ruta de artesanos de Oaxaca y su técnica es alebrije. Es uno de mis recuerdos más queridos".

 
Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

En la apertura, toma aérea del sector social, que mutó varias veces hasta convertirse en su mejor versión: un espacio abierto, cómodo e integrador, pensado para el ritual frecuente de recibir. Eligió: sillón gris (Arredo), alfombra geométrica (Elementos Argentinos), silloncito turquesa restaurado por Gonza Sba y una mesa que heredó de un viejo bar de sus papás: "Tengo una relación amor-odio, pero no la puedo soltar. Es la mesa donde comparto con los que más quiero". En un rincón, el ciervo by Sofía Wini suma valor al espacio general y se roba todas las miradas. Da la bienvenida o despide, al entrar o salir.

A ella le gusta decir que esta es su guarida en Buenos Aires porque si fuera por ella, viviría viajando. Viaja por la Argentina o el mundo. Es una de sus grandes pasiones, como la moda y un buen libro. "Para mí, viajar es unir puntos". Y cuando la experiencia la atraviesa, siente que la modifica para siempre. Sus próximos destinos: moda en Medellín y un viaje cultural por Europa, solo de chicas.

Sin límites

Cuando Marou y Fede se mudaron, tenían dos grandes desafíos por delante: buscar una deco neutral y generar espacios de guardado (¡la casa no tenía!). "Mi suegro, que es súper handyman, diseñó el placard como si fuera una tienda de ropa".

 
Foto: Florencia Cosin. Producción de Ale Altamira

Hoy, la casa combina la personalidad de los dos -con esa mezcla que la hace especial- y la funcionalidad la atraviesa de punta a punta.

En el dormitorio, además de la alfombra neutra (Elementos Argentinos) y el nuevo placard que comparten -"él tiene el 30%", se ríe-, Marou sumó una cajonera que hace de mesita de luz.

 

Sobre ella, un cuadro que le regaló una amiga que la conoce bien, su colección de relojes de colores para combinar con sus looks y sus tres fragancias preferidas: Flor y Canto, Lola by Marc Jacobs y CH de Carolina Herrera, "la sensualidad, hecha perfume". .

¿Qué ideas te inspiró esta deco? ¿Qué rincón te gustó más? También: Datazos deco para personalizar tus espacios y Jardinería: 5 consejos de experto para que no se te mueran las plantas

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala