revistaohlala.com

Unidos por un Río Santa Cruz libre y sin represas

Por Karina Ocampo | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Dicen que no se ama lo que no se conoce. Pero yo nunca estuve en Santa Cruz. Jamás visité los glaciares, tampoco fui de vacaciones al Chaltén ni vi de cerca al Macá Tobiano. Solo sé por lo que me cuentan, por las fotos y los videos de animales increíbles y de paisajes soñados. Sin embargo siento una conexión profunda con ellos, no solo por una cuestión de nacionalidad, sino por algo que nace como un sentimiento de pertenencia a la Madre Tierra. Hay mucha gente que comparte este sentimiento, por suerte cada vez somos más: venimos del mismo lugar, nuestro origen biológico es similar al resto de los seres vivos, no importa del país que seamos.

Cerca o a miles de kilómetros, cuando una especie, un grupo de personas, o una región se ven amenazadas, es hora de actuar. Hoy el río Santa Cruz nos necesita. Sus 285 kms que nacen del deshielo de los glaciares, atraviesan la provincia y desembocan en el océano Atlántico, corren peligro por la construcción de dos represas hidroeléctricas "Kirchner-Cepernic" que atentan contra su existencia y su biodiversidad.

Las represas fueron, a lo largo de la historia, una forma conveniente de abastecer de energía a las ciudades. Pero el impacto sobre el ecosistema es enorme, como lo explican los estudios realizados por La Comisión Mundial de Represas (CMR), del Banco Mundial, en su informe "Represas y desarrollo: un nuevo marco para la toma de decisiones", que hace ya diecisiete años detallaba las consecuencias sobre 45 mil casos, en los que afectaban a las poblaciones y los recursos naturales de la zona en donde se construyeron.

 
En la zona de los glaciares inicia el Río Santa Cruz..  Foto: Río Santa Cruz Libre

"Matar al río. Represas a cualquier costo en Santa Cruz" es un documental realizado por riosantacruzlibre.org con la coalición de organizaciones ambientalistas como Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Aves Argentinas, Banco de Bosques, Flora y Fauna, Fundación Naturaleza para el Futuro (FuNaFu) y Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) que muestra en trece minutos y medio el conflicto que atraviesa la provincia por el avance de las obras millonarias con capitales chinos. ¿Se podrá frenar? es la gran pregunta sobrevuela por estos días.

El documental se presentó el 5 de julio en el Konex y ya se encuentra disponible en Youtube:



Tuve la oportunidad de asistir a su estreno y escuchar las argumentaciones sobre lo que implica el proyecto, quiero compartir la palabra de los protagonistas.

Algo de historia

Le tocó el turno de abrir a la Coordinadora en Economía y Política Ambiental de FARN(Fundación Ambiente y Recursos Naturales) María Marta Di Paola, quien contó que durante la gestión anterior, en 2014, China apareció como un aliado estratégico -para ellos-, que desplazó al Banco Mundial y al BID en América Latina, para realizar obras de infraestructura en nuestro país. Además de las represas, también se les adjudicó el tren Belgrano Cargas, que uniría la zona norte del país, con Rosario, para facilitar la extracción y el traslado de materias primas o productos hacia el exterior, como acostumbra a manejarse el país asiático con los países en donde invierte. También se acordó un crédito mediante el cual nos otorgarían 11 mil millones de dólares en yuanes, que nosotros devolveríamos en pesos.

Un antecedente importante del grupo de empresas Gezhouba Group Corporation, que integra la unión transitoria con Electroingeniería, e Hidrocuyo, es que fue denunciado e inhabilitado durante dieciocho meses por el Banco Mundial por su mala gestión en manejo de terremotos. Con el gobierno actual se revisaron los contratos, y también en Argentina se encontraron irregularidades: a través de un fallo de la Corte Suprema pudieron detenerse las obras a fines del año pasado, porque se estaba avanzando sin la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Cumplido con ese requerimiento, que es considerado un trámite más, el 20 de julio se realizará una audiencia pública (Ley Nº 23.879) en el Congreso para discutirlo.

En mayo, el presidente Mauricio Macri firmó en Beijing un plan quinquenal para obras de infraestructura de 2017 a 2021, que incluye futuras inversiones para dos plantas nucleares, cuatro nuevas hidroeléctricas, un parque eólico y uno solar. Si se cancelara la construcción de las represas, también lo haría el financiamiento del Belgrano Cargas.

La especialista dijo que aunque se disminuyó la cantidad de turbinas (de 11 a 8), y se acotó el impacto sobre el glaciar, el perjuicio sigue siendo importante, lo que nos obliga a pensar en el alto costo de mantener esta relación bilateral con China, como productores de materias primas, y analizar si este es el modelo de desarrollo que queremos para nuestro país.

 
Su recorrido mantiene el equilibrio natural de la biodiversidad de la región..  Foto: Río Santa Cruz Libre

Biodiversidad en peligro

Por su parte, Hernán Casañas, Director Ejecutivo de Aves Argentinas, contó que hace muchos años que trabaja con el macá tobiano, y que la especie está en proceso de extinción. "Nos da mucha pena que una coyuntura complicada económica, tanto para la provincia de Santa Cruz, como para la Nación en general, se lleve puesto un río que tiene valores extraordinarios en términos de biodiversidad, en términos culturales, arqueológicos". Sin embargo, fue esperanzador al decir que se logró elevar la cuestión ambiental a más esferas de discusión y alentó a continuar la batalla a través de las organizaciones. "El peor enemigo que tiene la naturaleza es pensar que otro la va a salvar".

El camino de las energías alternativas

Pedro Friedrich, Director Ejecutivo de Banco de Bosques habló del aspecto económico y destacó que la obra hidroeléctrica no es necesaria ni eficiente, va a tardar en ponerse en funcionamiento y es muy costosa, por lo que deberíamos buscar alternativas más inteligentes de manejar todos nuestros recursos. "Hoy Argentina mantiene el precio del combustible a través de subsidios para mantener el negocio de las fuentes de hidrocarburos y el trabajo, eso no puede continuar. No es sustentable desde el punto de vista económico ni ambiental. Por eso debemos pensar en una transición energética justa en la que nos pongamos a trabajar en ver qué alternativas laborales hay para que esas regiones vinculadas al carbón". Propuso una migración hacia la energía solar, donde China también es líder.

Irregularidades y denuncias

Andrés Nápoli, el Director Ejecutivo de FARN, denunció que los estudios no son legítimos. "Queremos que no se diga que el macá tobiano no va a tener problemas y que el Río Santa Cruz no va a generar problemas de sedimentación que no van a afectar al ave. Que no se diga que la cuestión del desacople de la represa del Lago Argentino está resuelto, porque el propio Instituto Ianigla nos está diciendo que no hay una serie de informes que nos permitan sostener eso".

Además, Nápoli habló de otro asunto grave vinculado a un conflicto de intereses: El estudio de impacto ambiental lo realizó la consultora EBISA, una sociedad anónima con capital estatal, que es presidida por el Subsecretario de Energía Hidroeléctrica, Jorge Marcolini, y que a su vez fue promotor de las represas Kirchner-Cepernic.

"Nosotros queremos defender la evaluación de impacto ambiental y queremos que la audiencia pública sea legítima".

Por último, Manuel Jaramillo, reciente Director Ejecutivo de Vida Silvestre, también acusó al Ministerio de Energía por no decir la verdad y negó que las represas sean necesarias para resolver el problema energético en la ciudad de Buenos Aires. "Si ese es el problema, no hay que hacer represas que van a estar listas dentro de ocho, diez años, además la energía que van a generar allá es de 1,3 vatios, no sabemos cuánto va a llegar a Bs As porque transportar energía por 2.500 kms, no es un tema que ocurre sin pérdidas de energía". Para finalizar, cerró con una frase contundente:

"Ellos tendrán la plata y tienen el poder, lo que no tienen es la razón".

 
No existe manera de realizar dos represas sin tener un gran impacto en la naturaleza..  Foto: Río Santa Cruz Libre

Un testimonio valioso

Sabrina Picone, estaba entre el público y accedió a contarme cómo es la situación para los habitantes de la provincia. Me interesaba saber cómo lo ve la gente de allá. Ella vive en el Chaltén desde 2009, es becaria del CONICET, y está haciendo un doctorado en Ciencias Sociales y Humanidades, además es Licenciada en Ciencias del Ambiente de la Universidad Nacional de Río Negro.

Junto a Sofía Nemenmann, empezaron a movilizarse, en 2015 participaron en la Feria del Libro del Chaltén con un stand sobre las represas. "Todavía no estaba hecho el estudio de impacto ambiental y ya se había contratado gente, eso era algo que era ilegal. Leíamos los informes ambientales y el pedido licitatorio y con eso nos dábamos cuenta de que con las cotas iba a afectar al Lago Argentino".

¿Quiénes empezaron a reaccionar?

-Nosotros éramos cuatro, después nos contactamos con gente de Río Gallegos y Calafate. Hubo una reunión informativa porque había gente de Calafate Natural, y guías de turismo, y otras ONGs relacionadas con Aves Argentinas y con Ambiente Sur, que es la ONG de Santa Cruz, que se puso públicamente en contra de las represas hace poco. A partir de ahí nos contactamos y nos organizamos en lo que llamamos "Río Vida"

Reuniones y eventos. Festivales en Río Gallegos, Piedrabuena, el Calafate. Acciones pegatinas, firmas. Todo suma, pero igual, cuenta Sabrina, hay gente que dice que no quiere o no sabe, o no le interesa. Y a la vez hay otros que presionan porque necesitan trabajo, dirigentes de la UOCRA o desempleados que creen en la promesa de cinco mil puestos de trabajo.

-Nosotros pensamos que no es la solución porque dicen que va a haber cinco mil puestos de trabajo en el pico máximo de construcción pero después de los cinco años solo quedarían alrededor de cuarenta en forma permanente. Tampoco soluciona el problema del desempleo. Solamente es un paliativo para este sistema y este modelo de desarrollo que les da trabajo por muy poco tiempo. La mayoría de la población trabaja en la administración pública o en las petroleras, o en las mineras, y tiene muy poca acción con respecto a tomar decisiones.

-¿Es cierto, como se dijo en la charla, que ya hay asentamientos chinos en la zona?

-Ya pusieron una bandera china, hay un obrador construido donde van a hacerse las represas, con camionetas de Represas Patagonia que pasan todo el tiempo por la ruta, que van al Chaltén y al Calafate, a Piedrabuena. Hay gente que viene de afuera pensando en trabajar, que migra a donde sepa que hay trabajo, lo que pasa en nuestro país. También hay denuncias de corrupción. Se juega con la ilusión de la gente.

-Cuáles fueron las irregularidades que vieron en el Informe Ambiental?

-En principio, además de la incompatibilidad de la persona que está a cargo del proyecto en EBISA, vemos que la energía se va a producir ahí pero se va a consumir en grandes centros de consumo, es más del doble de lo que consume toda la provincia. Dicen que la industrialización va a ser un progreso para la provincia de Santa Cruz, pero no. La energía va a venir a Buenos Aires.

-Y es algo a largo plazo.

-Sí, tienen que hacer un tendido para eso, que no está en el proyecto. Lo cual aumenta mucho los costos económicos de lo que vamos a pagar por energía, como cinco veces más, así que económicamente tampoco da el proyecto, no es solo cuestión de naturaleza. Para los políticos es un trámite, porque tienen todo arreglado y piensan que van a ganar votos por hacer las represas, como hicieron con la usina de Río Turbio, que ni siquiera alcanza el carbón que hay para producirlo. Es política la cuestión, no tiene nada que ver con la energía, ni lo natural, ni lo social, ni el progreso.

En el cierre la música de La Charo nos recordó nuestro origen, después, más de 600 personas, y otras organizaciones, participamos de una foto grupal en contra de las represas. Nos fuimos con la idea de que la única posibilidad que nos queda para cambiar la situación es que la movilización sea colectiva.

 
¡Es hora de movilizarnos!.  Foto: FARN

Pueden participar, en la web http://www.riosantacruzlibre.org/ y anotarse para la audiencia pública del 20 de julio a los 8 hs. en el Congreso de la Nación.

Me encuentran en kariuenverde@gmail.com o en Kariu en Verde

Abrazo

Kariu

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala