revistaohlala.com

¿Sigo con mi trabajo o hago mi proyecto propio?

 
 

Empezaste con un proyecto independiente y te va bien. Te preguntás si largar tu empleo y dedicarte de lleno a él. ¿Es así? Tal vez entonces estos consejos te vienen bien.

  • Evaluá tu contexto. Si no tenés gente en tu casa que dependa de vos y tenés alta disposición a comer arroz por un buen tiempo, puede ser momento de intentar por tu cuenta. Si, en cambio, sos quien genera el único ingreso fijo y estable en tu hogar, si tenés hijos o padres que dependen económicamente de vos, pensálo dos, tres, cuatro veces. ¿Están dadas las condiciones para que dejes ese ingreso?
  • Soñá grande pero empezá chiquito. Te doy un ejemplo: si sos instructora de yoga y pensás en poner una sala de yoga, tal vez primero te conviene alquilar unas horas en un lugar que no sea tuyo en vez de abrir tu propia sala, que tendrá costos de puesta a punto y costos fijos. Alquilar unas horas va a ser una forma de acercarte a cómo se maneja una sala de este tipo, qué inversión requiere, cuántos alumnos tienen que ir para que sea rentable.
  • Armá una transición. Fijate si podés trabajar media jornada en tu empleo actual y así dedicarle más tiempo y cabeza a esto otro que te interesa. Hay veces que eso es posible porque te valoran en el trabajo y le buscan la vuelta para que puedas seguir con ellos.

¿En tu entorno hay gente que haya hecho una transición del empleo al proyecto independiente? ¿Cómo fue el paso a paso de ese cambio? ¿Cómo les está yendo?

Si querés escribime a liderazgo@mododelta.com tus consultas acerca de proyección laboral. En Tiempo de Liderazgo voy a estar tomando varios de los temas que allí surjan. ¡Te espero!

Mercedes Korin

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala