revistaohlala.com

Red Comunidades Rurales, del pensamiento a la acción

Por Karina Ocampo | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Hay personas que muy pronto sienten el llamado de la vocación. A veces es una imagen, un deseo muy profundo que se despierta, vaya a saber uno porqué. Para Patricio Sutton fue el mar. El que veía todos los veranos desde que nació, en Villa Gesell. Su abuelo había sido pionero del pueblo y su tía lo llevaba a caminar por la playa, así conoció a los animales de la zona y quiso cuidarlos. Jacques Cousteau, fue para él, como para tantas generaciones, un referente de la conservación de los ambientes marinos. Por eso casi al terminar la colimba, con su uniforme de marinero, se presentó como voluntario en la Fundación Vida Silvestre y ahí se quedó por años. Hizo carrera.

-Durante muchos años las vacaciones en el verano era ir a hacer campaña de investigación a las costas patagónicas con estudiantes y biólogos. Una persona que influyó mucho en mí fue Juan Carlos Chebez, él siempre hablaba que la costa de Santa Cruz era desconocida. Estuve seis, siete años dedicando mis vacaciones de verano a relevar las costas de Santa Cruz con otros entusiastas amantes de la naturaleza.

Mientras descubría junto a un equipo de biólogos colonias enteras de lobos marinos y aves, estudiaba Biología y se aburría con algunas materias. La abandonó, sentía urgencia por salvar el mundo. Los conocimientos le sirvieron como base pero se especializó en temas de comunicación y desarrollo institucional. Hizo cursos, participó de congresos internacionales en Europa, y durante años tuvo el espacio que quería para trabajar en la conservación de la naturaleza. Como director de Desarrollo Institucional fue uno de los impulsores de la creación del Parque Nacional Monte León, en Santa Cruz. Hasta que sintió que había cumplido un ciclo y decidió migrar.

-Siempre me preocupaba la educación ambiental, me di cuenta que no podés conservar la naturaleza si no pensás en las personas.

Los viajes y el contacto cercano con la gente que sufría el impacto de los desastres ambientales influyó en su interés por las culturas locales, los aborígenes y criollos de los lugares más relegados. A comienzos del milenio un ofrecimiento de una nueva organización, la Fundación Cruzada Patagónica, lo encaminó hacia la cuestión social y cultural en relación con lo ambiental. El objetivo era motivar a los chicos y chicas de las comunidades más humildes para que pudieran estudiar. El contacto con ellos fue transformador, conoció la riqueza de los pueblos originarios, viajó, visitó familias, tuvo nuevos amigos y se convirtió en un engranaje para que ellos también encontraran su vocación.

 
Patricio Sutton, Fundador y Director Ejecutivo de la Red Comunidades Rurales.. 

En el siguiente paso, años después, influyeron varios factores: las charlas con su vecino y amigo Juan Carr, de Red Solidaria, el contacto con otros comunicadores sociales, y el hecho de enfrentarse a situaciones de pobreza en las provincias donde el Estado se ausenta y la solidaridad no alcanza, porque sirve para lo urgente pero no para los cambios reales. Esa fue la semilla de Red Comunidades Rurales.

Generar cambios

-¿En qué consiste el trabajo que hace la Red?

-Nació como una respuesta a una situación que veíamos. Que no hace falta más organizaciones sociales, sino un trabajo en red. No hace falta posicionarse como los buenos de la película, sino los lazos entre personas sin importar dónde estén. Quizás lo novedoso haya sido vernos desde otra óptica, todos pueden hacer su aporte en conexión con la red. La red hoy se nutre má allá de un equipo, y gente que pueda venir del exterior a hacer una pasantía, con quinientos, seiscientos voluntarios, lo que le da impacto son ellos, gente que está en distintos sectores sociales, distintos lugares de Argentina, incluso en más de cuarenta países, hay un programa que ha generado impacto global.

-¿Cuál es el programa?

-La idea es usar el fútbol como excusa para desarrollar acciones comunitarias en las comunidades, por más aisladas que estén, y conectarnos a través de los medios electrónicos, un portal donde todos comparten lo que hacen. Se llama "Encuentro global de fútbol comunitario rural" y tiene su propio sitio web que es futbolrural.org.ar

Cuenta que la idea que surgió cuando hablaba con los docentes en medio de la selva de Salta, entonces propuso hacer un trabajo en conjunto: invitarlos a los padres a charlar sobre qué necesita la escuela o la comunidad, que se pongan de acuerdo con los recursos que tienen, y movilizar las acciones para lograrlo. Y celebrar el último viernes de octubre, todos juntos, y que los chicos y las chicas en edad escolar que se sumen, jueguen a la pelota, en cada punto del país, la región, el mundo.

-Hay 60 mil personas que cada año se movilizan para que llegue a más de quinientas escuelas en todo el continente, incluso en la Antártida están participando de la escuela de la Base Antártica Esperanza.



-¿A quiénes llega la Red?

-Nosotros tenemos un gran concepto como eje de trabajo que es la educación para el desarrollo comunitario, y la fuente es la escuela tradicional vinculada a las familias, ahí se mezcla todo porque está vinculada a los aspectos ambientales. Trabajamos con los ejes que hacen a las condiciones de vida, las famosas Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI): tener casa, energía, acceso a la salud, a la educación. Nosotros observamos a la sociedad a través de personas dispersas en distintos sectores, ponemos en valor las capacidades y recursos existentes, y analizamos cómo potenciar esas capacidades.

A la red se conectan instituciones, trabajadores, otras organizaciones sociales, individuos que quieren colaborar. Hay programas del Estado y programas de Responsabilidad Social Empresaria, son puntos que se interconectan para funcionar mejor y llegar a todos. Así promovieron el acceso de Agua Segura que provee filtros para potabilizar el agua a lugares donde no es apta para consumo humano, o posibilitaron que una pareja de docentes e ilustradores, como Iván y Mey, llegaran con su proyecto Pequeños Grandes Mundos a las escuelas rurales para que los chicos jugaran y pintaran con ellos.

 
La visita de Pequeños Grandes Mundos a Tekoa Miní en Misiones, da como resultado muchos dibujos y sonrisas..  Foto: Celso Limberger

-Los chicos terminan dibujando, haciéndose un autorretrato en una remera, y aparte generan una pequeña revolución de la monotonía del día a día. Que los chicos salgan del aula, que alguien los ayude a expresarse en libertad, los anima a soñar con un montón de cosas, a emprender, a no tenerle miedo a expresarse, eso es un aporte enorme. Los docentes y directores están fascinados, felices y agradecidos de que ellos estén una semana viviendo en las escuelas.

Un trabajo en conjunto

Gracias al trabajo, hace unas semanas Patricio Sutton fue convocado a Casa de Gobierno junto a otras nueve ONGs, por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, para que contara el trabajo de la red. Más allá de la ideología diversa que tienen, saben que la prioridad es actuar.

-Todo lo bueno se va capitalizando a nivel de experiencia de articulación público-privada, sea el gobierno que sea, es algo sobre lo que hay que sumar y crecer, no es para borrar y empezar de cero.

-¿Hubo alguna propuesta o promesa de colaboración?

-Fue una charla abierta para escuchar lo que hacían diez organizaciones sociales, cada uno lo contó y después no hubo intención de bajada de línea. Nos habló de lo que el gobierno estaba encarando en forma resumida, fueron respetuosos. Yo fui bastante duro con la situación, los desafíos y al mismo tiempo me puse a disposición de lo que pueda aportar de información, experiencia, terreno ganado, de lo que tenemos que mejorar.

Cuando le tocó el turno a Patricio, repartió fotos de las personas de las comunidades, más de treinta fotos ampliadas de la diversidad étnica de nuestro país. Lo hizo para que estuvieran presentes como los ciudadanos rurales que son, con el mismo derecho que nosotros a satisfacer sus necesidades, y que hoy también sufren las consecuencias de la contaminación del ambiente natural.

-¿Hay algún programa que se base en cuestiones alimentarias?

-Es un tema que tratamos de trabajar, desde el agua como insumo básico, que el agua sea potable es un tema clave. Y todo lo que tiene que ver con nutrición y salud, en la medida en que podemos vincular programas nacionales y organizaciones sociales, que tienen que ver con eso. La red trabaja en la conformación de huertas, invernaderos, mejoras en la producción orgánica, hay un programa que se llama Pachamama a la Carta para vincular a pequeños productores rurales con restaurantes en distintas ciudades. Hay muchas acciones que tienen que ver con ese aspecto, hemos ayudado a mejorar instalaciones.

-Mas que convenios con empresas que lleven alimentos, es trabajar con la propia tierra.

-Es un punto clave. Hay una sensación en la ciudad, por el ritmo de vida, y el encapsulamiento, de no conocer nuestra rica diversidad, a veces genera miedo. Está esa sensación paternalista de doy lo que me sobra, o compro comida y se la mando a los pobres. Hay que pensar junto al otro, ser un par. Decir, "a mí me tocó una situación mucho mejor que otras personas. ¿Cómo hago que haya justicia?" Hay que incidir en la política pública para que esa gente cambie su situación, no vamos a pretender que los mercados internacionales lo resuelvan todo.

La red se vinculó con un programa para el desarrollo comunitario que nació en Paraguay y ahora se está implementando en provincias de Argentina, para que cada familia haga un autodiagnóstico de su situación a través de cincuenta indicadores que hacen a sus condiciones de vida, con los colores del semáforo. Esto ayuda a saber dónde están parados, a ver la estadística a nivel general, y a proponer soluciones entre todos.

-Es un ejemplo de que la gente sea partícipe más que subsidiaria de un aporte, que salga a pelear por sus derechos, acompañada del que tiene más recursos, que puede ser el vecino que ya solucionó y eso es clave. Nos aliamos con la fundación Irradia que es la que está poniendo el fondeo. Nosotros ponemos los grupos locales que lo van a implementar, en Chaco y Misiones. Fundación Irradia lleva adelante todo el proyecto.

¿Qué es sustentable?

Patricio Sutton va a dar una charla en el #FEST2017 (Foro de Emprendedores Sustentables Trabajando) que se realizará en el Teatro Border el 29 de junio, de 9 a 14 hs. Va a compartir experiencias vinculadas con su concepto de sustentabilidad, que difiere del de otros.

-La sustentabilidad ambiental es un tema que escucho hace mucho tiempo, el término se ha tornado light. Hay distintas formas de verlo. No se trata tanto de reciclar cosas que son difíciles de reciclar. Estamos lejos de ser sustentables, poniendo en riesgo nuestra supervivencia como especie. Generando una extinción masiva de especies, cambiando el clima, por primera vez en la historia. Por eso se habla del antropoceno, el hombre genera cambios globales. Hay que pensar en estos ámbitos, sin superficialidad, si consumimos lo que realmente es necesario, si aprendemos a ser felices con menos. Desde que soy joven tengo esta concepción, mi mujer es docente, los hijos pueden estudiar, no es que sea perfecto pero disfrutamos de las cosas simples y aprendemos. Mi mujer recicla mucho más que yo, con nuestros hijos vamos a muchos lados en bicicleta. Comemos verduras orgánicas, tenemos una dieta balanceada tratando de tener el menor impacto ambiental.

-Es un desafío enorme cambiar los hábitos.

-Las empresas van a defender lo que están haciendo, algunos van a decir que son los líderes de la sustentabilidad. El día que no tengan 800 mil productos, ahí nos sentaremos a charlar en serio. Hoy en día el negocio es diversidad de productos, ofertas para el confort, hay cosas que no son necesarias. Es un tema complicado, destrabar eso va a llevar tiempo. Este modelo no va más, hay que reducir el consumo y buscar la felicidad por otro lado.

 
El trabajo de la red puede crecer con nuestra colaboración..  Foto: Red Comunidades Rurales

Muchas gracias, Patricio Sutton y Red Comunidades Rurales. Pueden encontrar más información en http://comunidadesrurales.org/ al Facebook y formar parte de la red.

A mí me encuentran en kariuenverde@gmail.com o Kariu en verde

Abrazo enorme.

Kariu

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala