revistaohlala.com

Recetas con parmesano, puro sabor italiano

Picante y con personalidad, amamos este queso estrella de recetas con sabor italiano.

Por Juliana López May | Para Revista OHLALÁ!

 
 

El parmesano se produce en la región italiana de Emilia Romana y recién puede venderse luego de dos años de estacionamiento. Es picante a veces, con pedacitos de sal acumulada.

Se usa idealmente para gratinar y aportar picor y sal a preparaciones suaves como un risotto, pastas o pizzas.

Pasta "Cacio e Peppe"

Para 6 porciones.

 
Foto: Félix Busso. Producción de Sofi Di Nunzio.

¿Qué lleva?

600 g de harina 000

6 huevos

Sal fina

2 cucharadas de aceite de oliva

50 g de parmesano (también podés usar cheddar argentino)

Pimienta negra recién molida

¿Cómo se hace?

Hacer la masa de pasta de la forma tradicional colocando los secos, ahuecando el centro y poniendo ahí los huevos y el aceite.

Amasar hasta lograr una masa lisa y dejarla descansar en la heladera por 30 minutos. Sacarla y estirarla pasándola por la máquina Pastalinda hasta llegar al espesor deseado. Cortar las cintas gruesas a cuchillo y dejarlas orear un poco en un palo de escoba.

Cocinar la pasta en abundante agua con sal por unos minutos.

Colar dejando un poco del agua de cocción. En el plato, poner previamente el queso rallado bien finito y la pimienta negra. Mezclar hasta que el queso se funda y genere una crema.

Servir con un chorrito de aceite de oliva en crudo, algunas hebras más de queso y pimienta como último toque.

Soufflé de maíz

Para 4 porciones.

 
Foto: Félix Busso. Producción de Sofi Di Nunzio.

¿Qué lleva?

50 g de manteca

50 g de harina 0000

1 taza de leche

4 yemas

2 choclos cocidos desgranados

50 g de queso gruyère

50 g de parmesano

4 claras

Nuez moscada

Sal y pimienta

¿Cómo se hace?

Cocinar una salsa blanca espesa llevando al fuego la manteca y la leche y espolvoreando la harina. Una vez fuera del fuego, agregar las yemas, el queso gruyère rallado grueso, el parmesano rallado súper fino, el choclo desgranado, nuez moscada, sal y pimienta.

Por otro lado, batir las claras a nieve e incorporar a la mezcla anterior en tres veces con movimientos suaves y envolventes.

Verter la preparación en moldes de diferentes tamaños, previamente enmantecados.

Precalentar el horno y cocinar en fuego medio durante unos 30 minutos, hasta que esté dorada la superficie.

Sacar y comer inmediatamente... ¡porque se desinfla rápido!

Risotto bianco

Rinde 4 porciones.

 
Foto: Félix Busso. Producción de Sofi Di Nunzio.

¿Qué lleva?

1/2 cebolla picada

1 diente de ajo

1 bouquet de hierbas frescas

4 tazas de arroz carnaroli

2 cucharadas de aceite de oliva

1 taza de vino blanco

Caldo de verduras

1 taza de queso parmesano

50 g de manteca

Ciboulette fresco picado

¿Cómo se hace?

Cortar la cebolla y el ajo en brunoise (en tiras finitas).

Calentar una olla (que sea preferentemente de barro o hierro). Poner un poco de aceite de oliva y dorar las cebollas junto con el ajo y el bouquet de hierbas. Dejar unos minutos hasta que se vuelvan transparentes. Agregar el arroz y sellarlo. Sumar el vino y dejar que se evapore por completo, luego ir agregando el caldo de a cucharadas, hasta que el arroz esté casi a punto. A último momento, montar el risotto con la manteca en cubos, el parmesano, sal y pimienta.

Servir con un toque de aceite de oliva y parmesano por encima.

Galletas de queso y romero

 
Foto: Félix Busso. Producción de Sofi Di Nunzio.

¿Qué lleva?

300 g de harina 0000

200 g de manteca

50 g de parmesano

3 ramas de romero fresco picado

1 cucharada de sal fina

1 huevo

Azúcar para espolvorear

¿Cómo se hace?

Precalentar el horno a 180 °C. Mezclar todos los secos y luego desarmar la manteca con las manos hasta formar un arenado.

Unir la manteca con los secos, apretando hasta formar una masa; si es necesario, agregar unas gotas de agua fría.

Dejar descansar la masa en heladera al menos 30 minutos y luego estirar y cortar en porciones de la forma deseada.

Pintar con el huevo batido y espolvorear azúcar por arriba.

Cocinar en horno medio durante 30 minutos.

Dejar enfriar y guardar en latas.

Datazo: quedan muy buenas untadas con mermelada agridulce.

Cómo reconocer un buen parmesano

  • Si se desgrana fácilmente, es un signo de buena calidad.
  • Para guardarlo mejor, hay que envolverlo en papel manteca para que no se seque, pero que pueda seguir respirando.
  • Si se llega a formar un hongo, se puede cortar y seguir consumiendo

¿Qué receta te gustó más? ¿En qué otras preparaciones usás el parmesano? También: Deco: una casa a pura artesaníayRecetas de comida australiana

Agradecemos a Violraviol, Ofelia Cerámicas y Thiarak por su colaboración en esta nota.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala