revistaohlala.com

¿Qué es la inmunonutrición? Plan para mejorar nuestras defensas

Por Karina Ocampo | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Desde que me empecé a interesar en los temas que me llevaron a escribir este blog, entendí que tenía un camino largo de aprendizaje por delante, y que cada puerta que abriera me podría llevar a diferentes lugares, que en realidad sería una tarea que no se acabaría nunca. El estilo de alimentación adecuada para cada persona, depende de muchos factores, no existen fórmulas infalibles ni dietas milagrosas para conservar la salud, es verdad. Pero sí existen algunos acuerdos, tanto desde la medicina naturista y la alopática, en relación a la prevención de las enfermedades. Más allá de los factores genéticos, con una dieta rica en nutrientes, un entorno sano, actividad física, descanso y emociones positivas, tendremos más posibilidades de mantenernos saludables.

La inmunonutrición apunta a prevenir patologías, en lugar de tratar los síntomas una vez que se haya desarrollado la enfermedad."Se toman interacciones en las que se encuentran involucrados los sistemas endocrino, nervioso e inmunitario. En la actualidad, sabemos que la microbiota intestinal tiene un papel fundamental sobre el sistema inmunitario, no sólo a nivel del tracto gastrointestinal, sino que presenta además un nexo bilateral con el sistema nervioso", explica la Doctora en Ciencias Químicas, Nora Slobodianik, que también es miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) y Vicepresidente del Comité Científico del IUNS 2017 (International Congress of Nutrition). La microbiota, es lo que conocíamos también como flora intestinal. Según un informe de la Facultad de Medicina de Chiapas, México, el intestino es el órgano inmunitario más grande del cuerpo, ya que contiene el 65% del tejido inmunitario y más del 80% de las células productoras de inmunoglobulinas.

Lo importante, entonces, es trabajar con una dinámica que integre todos los aspectos de la persona y que vincule la nutrición con el sistema inmunológico, evitando posibles inflamaciones y deterioro de tejidos. Para eso los científicos se enfocan en "biomarcadores", que son los indicadores biológicos múltiples de la salud de las personas.

Hace algunos años, sobre todo desde que la mujer se incorporó en masa al mercado laboral, se le quitó importancia al período de lactancia. La leche de fórmula reemplazó al calor maternal y a partir de los tres meses, muchas madres dejaron de dar la teta para volver a trabajar. Hoy sabemos que ningún producto reemplaza a la leche materna, que lo mejor es darla al menos durante un año, en los casos en que se pueda, ya que es un alimento fundamental que disminuye la incidencia de enfermedades respiratorias superiores, alergias alimentarias, y además previene la aparición de enterocolitis necrotizante. La leche materna tiene una concentración alta de lactoferrina, inmunoglobulina, oligosacáridos con funciones antiparasitarias, lípidos con funciones antivirales, entre otros elementos que la convierten en el alimento perfecto.

La Sociedad Argentina de Nutrición promueve el estudio a través de esta materia multidisciplinaria, y además evalúa ciertos parámetros a nivel macro: la condición de poblaciones aparentemente sanas pero con riesgo de desequilibrios nutricionales; en las que estudia los efectos de nutrientes, compuestos bioactivos y alimentos habituales y funcionales sobre el sistema inmunitario y también analiza el efecto del estilo de vida sobre el comportamiento del sistema inmunitario. También estudia la evolución de pacientes con enfermedades vinculadas con la nutrición y el sistema inmunitario.

 
Usá la bici todo el año. La actividad física se recomienda para mantener la salud de nuestro sistema inmunológico..  Foto: Latin Stock

Alimentación para prevenir el resfrío y la gripe

La Doctora Zulema Stolarza, Presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición, y la Doctora Mónica Katz, Médica Especialista en Nutrición Vocal de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) explican que un estado nutricional adecuado es sinónimo de una buena función de defensa del organismo ya que hay evidencia de que algunos compuestos naturales de los alimentos tienen efectos importantes sobre el sistema inmune.

Aminoácidos (arginina y glutamina) La arginina mejora la función inmune celular, ya que estimula la actividad de los linfocitos T y promueve la proliferación de los linfocitos. La glutamina es considerada el aminoácido más importante para la respuesta inmune. Se encuentra en cereales, legumbres y frutas secas. (También en mariscos, carnes, quesos, huevos)*.

Vitaminas

La vitamina A es antioxidante y ayuda a proteger la mucosas. Está presente en las verduras de color amarillo, naranja y rojo (zanahoria, calabaza, zapallo, melón); para los omnívoros, también la aportan alimentos de origen animal como la caballa o el hígado.

La vitamina C posee efecto antioxidante y es necesaria para el crecimiento y la reparación de tejidos del cuerpo. Se encuentra en todos los cítricos, el ananá, los frutos rojos, la sandía, el mango, el kiwi, los pimientos y las verduras de hojas verdes y oscuras.

La vitamina E es un potente antioxidante y está en las semillas de girasol, almendras y avellanas.

La vitamina B posee propiedades inmunoestimulantes y ayuda a reforzar el sistema inmune. Se encuentra en cereales integrales, verduras de color verde, legumbres y hongos.

Alimentos como el jengibre, el ajo y la cebolla, las verduras y frutas, son recomendados, tanto para mejorar las defensas, como para tratar los síntomas de la gripe, por sus efectos benéficos en nuestro organismo.

 
Una buena combinación de frutas y verduras es importante para mantener las defensas altas..  Foto: Latin Stock

*Una alimentación vegetariana equilibrada puede brindar todos los nutrientes necesarios para sentirnos saludables.

Por último, las médicas sugieren:

  • Descansar bien.
  • Tomar abundante líquido, tanto agua como zumos frescos de frutas o infusiones.
  • No forzar la ingesta de alimentos sin apetito.
  • Higienizarse adecuadamente las manos antes de preparar comidas o comer.
  • Vacunarse contra la gripe, sobre todo si se pertenece a un grupo de riesgo.

Pueden acceder a más información en http://www.sanutricion.org.ar/

El programa del XXI Congreso IUNS-ICN de Nutrición, que este año organiza la SAN en el mes de octubre: http://www.icn2017.com/docs/programme.pdf

Espero que la información les resulte tan interesante como a mí.

Me encuentran en kariuenverde@gmail.com o Kariu en Verde

Kariu

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala