revistaohlala.com

5 minutos de entrenamiento de ballet fitness

 
 

Zapatillas de punta, malla y tutú. ¿Quién dijo que para practicar danza hay que usar las prendas básicas de esta disciplina? Aunque, digamos la verdad, esta indumentaria tiene su encanto y la realidad es que permite hacer los movimientos con mayor libertad. Pero si la ropa no es un problema para vos y quizás pensás que ya se pasó tu cuarto de hora para animarte a los pasos básicos del ballet, ya no tenés excusas. ¿Por qué? Porque desde hace unos años llegó al país un método que es muy popular entre las norteamericanas y que se dio a conocer de la mano de actrices como Natalie Portman o Drew Barrymore. Se trata de ballet fitness, una propuesta donde precisamente el ballet, la barra y sus pasos básicos se adaptan para lograr un entrenamiento para todo públicosin necesidad de experiencia previa. El trabajo es completo y permite trabajar los brazos, las piernas, el abdomen y los glúteos en la barra y con la ayuda de elementos como colchonetas, pelotas, guantes con peso y bandas elásticas.

 

La abogada argentina Natalí Aun Santiago y su socia, la brasilera y modelo Mauara Mariussi, que hizo campañas para marcas como Lázaro, Ona Saez y Delaostia son quienes trajeron la técnica al país y hoy manejan We Ballet Fitness, uno de los estudios que más creció en el último tiempo. Bailarinas de toda la vida, estas dos mujeres sentían que faltaba una alternativa que incorporara el ballet a los entrenamientos de las argentinas. "Muchas veces las mujeres simplemente descartan su pasión por la danza o las ganas de bailar porque creen que hay que tener determinada edad para hacerlo, cierto estado físico o conocimientos de la técnica. Pero nada más alejado de la realidad según entendemos nosotras y por eso planteamos un entrenamiento adaptado a todas las mujeres y capaz de trabajar el cuerpo en forma integral", explica Natalí Aun Santiago.

Te estarás preguntando cómo es entonces una clase. Pero antes de contarte cuáles son los ejercicios que las alumnas hacen, tenés que saber que el método no sólo te permite quemar calorías, modelar la silueta y tonificar los músculos, sino que, además, vas a poder trabajar la coordinación y el equilibrio, todo sin impacto en tus articulaciones y estilizando el cuerpo en forma gradual. No dejes que te gane la timidez. Las instructoras, que tienen formación en danza clásica, jazz y entrenamiento deportivo, además están capacitadas en la teoría de la educación y la didáctica aplicada a las distintas modalidades y niveles de la educación física, el deporte y la danza lo que les permite atender las diferentes necesidades y objetivos de las alumnas.

"En las clases se trabaja principalmente para tonificar la musculatura. Hay una entrada en calor de diez minutos, luego trabajamos piernas y glúteos en la barra y finalmente en el centro y piso abdominales y brazos", explica Santiago. Como si fuera poco, hay ejercicios muy puntuales -como los port de bras, es decir, los movimientos de brazos y manos típicos del ballet- que ayudan a trabajar y tonificar los bíceps y los tríceps, ¡tan difíciles de endurecer! O el demi plié, la mitad-flexión de las rodillas que se hace sin despegar los talones del suelo, justamente sólo doblando rodillas, que requiere fuerza en las piernas, la espalda baja y abdomen, así como flexibilidad de la cadera y te permite esculpir los glúteos y los muslos. Un plus de la disciplina es que hace foco en la postura, por lo que, con el correr de las clases vas a notar que estás mejor parada, más erguida y con menos dolor de espalda, todo un logro en estos tiempos que corren.

Hay nueve clases diferentes según tu gusto o el objetivo de entrenamiento que tengas que se dictan en dos salones con pisos de madera, espejos y, desde luego, las famosas e infaltables barras. ¿Algunas de las opciones? De ballet puro, para las amantes de la danza; burn, son 45 minutos aeróbicos con ejercicios intensos en secuencias cortas para las que necesitan quemar calorías; strech, para estirar el cuerpo en forma integral con elongación en la barra y el piso; best butt ever, 35 minutos de movimientos precisos para trabajar los glúteos y night dance, una clase de baile para mover todo el esqueleto.

"A veces no es cuestión de hacer un ejercicio perfecto o de contar la cantidad de calorías que se queman. Mas allá de eso, creemos que es muy importante interiorizar y promover un cambio en la actitud y en la forma en que uno encara cualquier desafío personal. Con We Ballet Fitness intentamos (y es un gran desafío para nosotras) que las personas se adentren a un mundo que usualmente se veía difícil o riguroso como es el ballet. Con este método ¡los prejuicios y las dificultades se eliminan! Por eso, notar que una alumna empieza esta actividad de una manera (quizás con cierta timidez) y con el correr de los meses esa misma alumna toma cuatro clases por día es algo sumamente gratificante", concluye Natalí Santiago.

Acá te mostramos un pedacito de una de las clases. Mirá cómo trabajan las chicas:

¿Qué te pareció este entrenamiento? ¿Conocías el método? Podés ver otros programas de acondicionamiento físico en 5 minutos de entrenamiento en bici fija y 5 minutos de entrenamiento de zumba

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala