revistaohlala.com

Catalina Aguilar Mastreta, la que nació escribiendo

 
 

Hace un par de días recibí "Todos los días son nuestros", de la escritora Catalina Aguilar Mastretta. No la conocía pero el apellido me sonaba conocido. Efectivamente, aunque en la contratapa felizmente no lo aclara, se trata de la hija cineasta y ahora escritora de Angeles Mastretta, una escritora sublime.

 
Catalina Aguilar Mastretta.  Foto: Twitter

Maridos y La emoción de las cosas, son los dos libros que más me gustaron. Uno sobre los amores de pareja, otro sobre las historias familiares, los temas que nos constituyen, nos es común a todos en nuestra condición humana.

Para que vean a qué me refiero, comparto un párrafo de Sal, uno de los cuentos de Maridos:

"Era sábado en la mañana, Elisa estaba en el jardín removiendo la tierra de unas macetas, empeñada en hacer que reverdecieran las flores a las que no había regado durante la semana. Mil plantas resisten seis días sin riego, pero las azaleas se ofenden con poco, así que ella estaba concentradísima en el asunto cuando su marido apareció por ahí y la miró con la serenidad de quiencontempla lo infalible, pero sin poner en su voz lo que había en su mirada. A veces así se contradicen las emociones en el cuerpo. Elisa le preguntó qué le pasaba y él dijo que saldría un momento a ver no sé qué cosas. Las enumeró con enorme dedicación, pero ella no le hizo mucho caso porque creyó saber perfectamente a dónde iba y prefería no enterarse de a dónde decía que iba. Mil años de vida juntos conducen a una comprensión del otro que a veces parece idiotez, pero que muchas otras es entendimiento de que la vida dura demasiado como para resistirse a sazonar la mejor de las comidas trayendo a la casa un poco de la sal que tiene lo prohibido. Ella sabía perfectamente el sabor de esa sal y a veces lo echaba tanto de menos que le gustaba llorar para comerse las lágrimas, que algo de salado tienen.".

 

Esa misma lupa sobre el detalle, a lo que suma un toque más irónico, tiene la pluma de Catalina, quien en algún reportaje reconoció que aprendió a contar historias desde la cuna. Hija también de un famoso periodista mexicano, Héctor Aguilar Camín (a quien yo no conocía), se formó en una familia donde las sobremesas eran extendidas y el hábito de observar los pequeños detalles de la vida de los otros siempre estuvo al orden del día.

Su primer camino profesional fue como cineasta y guionista: escribió y dirigió el filme "Las horas contigo", la historia de una mujer que queda embarazada y se pregunta cómo seguir mientras acude al velorio de su abuela.

En su primera novela, que está apareciendo en Argentina como una de las novedades de abril de editorial Planeta, aborda la separación de una pareja joven después de diez años de convivencia.

Es la historia de María y Emiliano, que nace como pasión adolescente, evoluciona a una mudanza juntos desde los 20 hasta los 30 años y una noche, a la vuelta de una fiesta de disfraces, la gota que rebalsa el vaso. Un insulto al pasar ("no seas descuidada") y una esponja sucia en la pileta de la cocina desatan una de esas escenas de las que no se vuelve.

La separación, la ausencia, los primeras extrañezas en la piel, los olores, las rutinas, el desamparo y las explicaciones a los demás. Todo ese proceso que detiene la vida en un limbo incierto.

 
Catalina Aguilar Mastretta.  Foto: Markus Ziegler (Prensa Planeta)

Empecé a leerlo ayer y llevo la mitad del libro, no creo que pase de hoy. Es atrapante. Les dejo un párrafo:

"¿Me habrás llamado tú Emi? ¿Tú también te sentirás libre? Si dejaste mensaje lo escucharé mañana. Si simplemente colgaste como haces siempre que alguien tiene el teléfono apagado, no quedará rastro alguno de que trataste de contarme qué te pasaba, de decirme qué te llevabas de aquí, qué te llevaba de aquí. No habrá ninguna explicación. Y yo libre. ¿Qué haré con mi libertad?"

Seguiré leyendo el fin de semana y después les cuento en los comentarios cómo resultó. Por ahora ya la empecé a seguir en twitter @Cati400 y espero entrevistarla en un futuro.

Ustedes qué más están leyendo. ¿Qué otras escritoras y escritores les gusta que escriban sobre las mujeres y el amor?

¡Felices Pascuas, disfruten el feriado!

Recuerden que me encuentran en clubdelecturaohlala@gmail.com y @danielachueke

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala