revistaohlala.com

¿Gallinas más felices?

 
 

Hace tiempo que el término "gallinas felices" se usa como eufemismo para diferenciar a las gallinas que tienen una existencia más o menos digna de las que están encerradas en jaulas con el único fin de poner huevos. A nadie le consta que ellas sean felices en esas condiciones, pero habla bien de nosotros, como especie, pensar en la manera en que tratamos a los animales.

Para muchas personas se trata de una novedad, puede parecer una moda pero es mucho más que eso. Hoy cuestionamos el origen de los alimentos y hablamos de evitar el sufrimiento animal. Y si bien estamos lejos de un mundo ideal en el que los animales sean tratados como se merecen, y que que todos accedamos a un plato de comida libre de tóxicos, (¡que todos accedamos a un plato de comida!), nos encaminamos a la producción de alimentos con más conciencia.

Eso es lo que hoy impulsa Humane Society International (HSI) en Argentina. Fundada en 1991, la organización cree que "la compasión hacia los animales es una condición humana natural indistintamente de la cultura, la situación económica o el sistema político". Su objetivo es crear una nueva cultura global: una cultura de compasión para todos los animales. Esto incluye acciones como la protección de animales en peligro, el rescate de perros callejeros y su lucha por acabar con los test de toxicidad en animales.

HSI llegó a la Argentina para impulsar la transición a los huevos libres de jaula. Cuentan que alrededor del mundo, millones de gallinas ponedoras se encuentran hacinadas en jaulas en batería que contienen de cinco a diez gallinas, donde apenas pueden moverse ni extender sus alas, y donde pasan toda su vida. Hablan de evidencia científica, de animales frustrados y estresados. Recuerdo algunos documentales en donde los pollitos son simples números, los que no sirven se descartan como basura.

 
Las gallinas pueden permanecer toda su vida encerrada en jaulas, es necesario replantearnos esta situación..  Foto: HSI

Ignacia Uribe, Gerente de Programas y Políticas Corporativas para Animales de Producción de HSI en Argentina, afirma:

"Los consumidores cada vez se preocupan más por la forma en que los animales son tratados en la producción de alimentos, por eso las empresas están trabajando arduamente para satisfacer sus expectativas y también para crear políticas que reflejen mejor sus propios valores corporativos", asegura Y agrega: "Estamos felices de expandir nuestro trabajo hacia Argentina y trabajar con la industria alimentaria del país para apoyar su transición hacia una cadena de suministro libre de jaulas".

Las principales compañías alimentarias, las grandes cadenas que están en nuestro país, los hoteles, y los principales fabricantes de alimentos del mundo, están cambiando sus políticas de bienestar animal y se comprometen a abastecer en un 100% de huevos libres de jaulas en toda su cadena productiva. La limpieza de la imagen es un trabajo que recién comienza pero más allá de eso hay una cuestión ética que prevalece.

Tuve la oportunidad de hacerle algunas preguntas a Ignacia Uribe, y estas fueron sus respuestas:

Las empresas dejan de trabajar con productores que las tenían hacinadas y comienzan a trabajar con otros que las tienen en lugares más amplios?

Las empresas tienen la posibilidad de buscar nuevos productores que se ajusten al acuerdo, o conversar con sus actuales proveedores y pedirles que ellos cambien.

¿Cómo es el control de eso? ¿Quién lo determina? ¿HSI se involucra con este proceso?

-Al ser un compromiso público, existe un control social. Humane Society International no fiscaliza a cada empresa, pero sí realiza un acompañamiento en el proceso. Tenemos varios expertos que ayudan y orientan a las empresas y a los productores en esta transición.

-¿En qué beneficia a las empresas este uso?

-Las empresas que se comprometen a una política libre de jaulas cumplen con las nuevas expectativas de los consumidores, para quienes el bienestar animal es cada día más importante. Asimismo, al mantenerse al tanto de esta tendencia de RSE, mejora la competitividad de la empresa, pues cada vez más empresas alimentarias están comprometiéndose a mejorar sus cadenas de suministro.

-¿Tiene que ver con una cuestión de conciencia, claro, pero imagino que es un poco más caro realizar este cambio. ¿Hay beneficios económicos para las empresas? ¿Algún tipo de premio?

-Si bien el problema puede ser una cuestión ética para los consumidores, para las agencias financieras es una cuestión de maximizar rendimientos. CitiGroup asegura, por ejemplo, que la crueldad animal es un "riesgo titular" para las empresas de alimentos, mientras que la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial reporta que esto puede "poner a las empresas y a sus inversionistas en desventaja competitiva."

En septiembre, BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo, auspició un evento en su sede en la ciudad de Nueva York sobre el tema, titulado "La Economía Humana". En este evento, los líderes de agencias financieras, que representan $17 mil millones de dólares en activos combinados, se reunieron para discutir los riesgos importantes asociados con la crueldad animal en el suministro de alimentos y las oportunidades financieras asociadas con atender temas como el cambio a huevos de gallinas libres de jaula.

 
Podemos pedir que tengan una vida más digna..  Foto: HSI

Podemos ver más info en www.hsi.org

Muchas gracias por la entrevista.

Se pueden contactar conmigo a través de kariuenverde@gmail.com o Kariu en Verde

Kariu

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala