revistaohlala.com

Amor por toda respuesta

Por Karina Ocampo | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Venimos de las estrellas.

Somos el resultado de millones de años de evolución.

Alguna vez fuimos peces,

alguna vez salimos del agua, avanzamos, anfibios,

y no dejamos de respirar.

Nos transformamos en animales complejos.

Aprendimos a buscar nuestro alimento en el suelo,

en los ríos y los mares.

Hubo una época en que entendíamos el lenguaje de los árboles.

Y éramos energía de la tierra y el cielo.

Éramos naturaleza en un ciclo infinito.

Pero nos alejamos de su comunión perfecta.

Perdimos la conexión.

Tal vez cuando usamos el cerebro para crear herramientas y ciudades,

tal vez fue antes.

Separamos nuestras células.

Nos olvidamos de agradecer que estábamos vivos.

Nos sentimos superiores, dueños del tiempo.

Creímos que éramos los únicos que sentían, pensaban, decían.

Fabricamos edificios, sociedades, muros,

y nos autodestruimos.

Fuimos capaces de amar a los que portaban nuestros genes,

pero matábamos a los que no se parecían a nosotros,

aunque tuvieran la misma sangre, roja y caliente.

Comenzamos a convertirnos en cenizas.

cuando el paisaje nos enfrentó a la verdad:

Si seguimos por este camino, no veremos la luz del sol.

Acabaremos con los insectos y los animales,

con la selva y los humanos.

Permanecerá la Tierra y se proyectarán las luces de las estrellas,

lo que fuimos y ya no volveremos a ser.

Amor es la respuesta a toda pregunta,

lo dice el viento que atraviesa las hojas,

lo repite el eco de las montañas.

Solo tenemos que escuchar la música del universo.

Y recordar.

 
"Un punto azul pálido casi perdido en un inmenso mar de estrellas". Nuestro planeta, según Carl Sagan.  Foto: Latin Stock
 
Recuperar la conexión con la naturaleza, amarnos más.. 



En este Día de San Valentín, declaro mi amor a la Tierra que habitamos.

Me pueden encontrar en kariuenverde@gmail.com o Kariu en Verde

¡Abrazo!

Kariu

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala