revistaohlala.com

Capas, la prenda indispensable del invierno

Se vienen a full en todas sus versiones, colores fuertes, trama príncipe de Gales o lisas; ¡Ya tenés la tuya?

 
 
 
Capa (Paula Cahen D'anvers, $4500). Camisa (Las Pepas, $2490), Jeans (Cher), Reloj (Swatch, $1095), Sobre (Lacoste, $1999).  Foto: Inés Tanoira. Producción de Lulu Biaus

De a poco, se transformó en el fetiche de it girls y celebrities que, desde sus cuentas de Instagram y looks de street style, la propusieron como el indispensable del invierno. Y así, este abrigo muy british abandonó el look señorial y se sumó a los equipos diarios. De colores estridentes, lisas o con la clásica trama príncipe de Gales, deciles "sí" a las capas.

Tips para llevarlas con onda

Las capas se imponen este invierno y, además de abrigarnos, aportan una estética sumamente chic a los atuendos. Versátiles y adecuadas para el ámbito formal así como para momentos más descontracturados, son una excelente opción para el invierno siempre que elijamos la mejor opción.

 
Con piel, lisa o en su versión más majestuosa, Olivia Palermo la lleva en todas sus versiones. 

Combinaciones

Las capas suelen ser amplias, por eso lo ideal sería combinarlas evitando el exceso de volumen para la zona de las piernas. Caso contrario, podría generar la sensación visual de ensanchar el cuerpo y disminuir la estatura. Quedan perfectas con pantalones achupinados, leggins, jeans y vestidos o faldas cortas.

Capa gris con hebillas frontales y forro (Ceferina, consultar precio). 
Capa a cuadros (Young Look, $800). 
En color mostaza (Leslie Tessler, consultar precio). 
En color gris con botones frontales (Leslie Tessler, consultar precio). 
Con piedras y flecos (Jazmin Chebar, $9200). 
Una versión más informal, con cuello volcado y cierre invisible (Mariana Dappiano, $ 3500). 
Otra propuesta para un equipo descontracturado (Mariana Dappiano, $ 3696). 
En color negro, para los días de más frío (Ceferina, $5600). 
 

Tipo de cuerpo

Todas las prendas deben contribuir a plasmar una imagen armónica. Si los hombros son más angostos en relación a la cadera, esta prenda sirve para equilibrar el ancho entre ambas zonas. Lo ideal sería que la capa no llame demasiado la atención para que, especialmente visto de espalda, no acentúe que los hombros son más anchos que la cadera.

Para aquellas mujeres que tiene la cintura bien definida, tal vez este tipo de abrigo no resulte la mejor opción. Para evitar este efecto, pueden valerse de cinturones y colocarlos alrededor de dos maneras distintas: por encima de toda la capa, en la zona más angosta de la cintura o aprovechando su diseño se puede pasar el cinturón por la espalda, sin que cubra la parte trasera de la misma, y luego pasarlo nuevamente por los dos agujeros para que se pueda ver en el frente de la capa y destaque la zona de la cintura.

 
Una prenda que se convertirá en un clásico de los inviernos, en color marrón queda muy elegante y es ideal para acompañar cualquier look.  Foto: Vía Lolobu.com, Harper s Bazaar

Largo

La contextura y las proporciones del cuerpo inciden a la hora de elegir el mejor largo. Las mujeres petite se van a ver mejor con aquellos modelos relativamente cortos. Si elegimos la versión por el largo de la rodilla hay que tener cuidado de no combinarlas con pantalones cortos achupinados, que también son tendencia. Estos hacen que las piernas se vean desproporcionadas y cortas en relación al cuerpo.

Grosor y tejidos

 
Las capas serán el nuevo ítem de moda del invierno. 

Cuanto más grueso sea el tejido, más sensación de volumen genera en la parte del cuerpo que esté cubriendo, por lo que la elección del género resulta fundamental según el tipo de físico que tengamos. Las versiones opacas son más versátiles en cuanto a posibilidad de combinaciones y a momentos del día. Hay modelos con más brillo, incluyendo aterciopelados, que resultan más adecuados para la noche y sin dudas, una opción elegante e ideal para eventos y festejos durante el invierno.

Color

 
Las más atrevidas se animan a llevarlo en colores fuertes.  Foto: Pinterest

Retomando la idea de versatilidad es importante elegir una capa en un tono neutro que pertenezca a nuestra paleta de colores. Como se lleva cerca del rostro, si se elige un color que nos quita protagonismo o bien acentúa las imperfecciones y genera un aspecto de cansancio, de nada servirá haber elegido un modelo liso. Al probarla es importante reparar en si logra un aspecto homogéneo en el tono de la piel o si, por el contrario, marca las ojeras, las líneas de expresión y quita armonía el color del rostro.

Lisa o estampada

 
En color negro y con un bordado que se convierte en protagonista, así es la elección de Gigi Hadid.  Foto: Vía WhoWhatWear.com

Las capas lisas son más fáciles de combinar y permiten lograr atuendos chic de modo monocromático o bien jugando con neutros claros y oscuros en outfits donde todas las prendas sean lisas. Si elegimos un diseño estampado, tenemos que considerar el tamaño del mismo para que guarde proporción con nuestra contextura (un estampado demasiado grande en una mujer menuda genera sensación de desproporción).

Asesoró: Lic. Laura Malpeli de Jordaan, Directora de Styletto.

¿Qué opinás de las capas? ¿Te animás a incluirlas en tu guardarropa? Además: Moda en blanco y Moda: la tendencia folk sigue sumando adeptos

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala