revistaohlala.com

Las invito a mis pruebas de maquillaje & peinado

Por Pilar Tapia | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Llegó mi último post y quería que fuese especial. Así que pensé en invitarlas a participar virtualmente de mis pruebas de maquillaje y peinado. ¿Me acompañan? ¡Empecemos!

Sí quiero. un pelo eterno y divino, ¡pero no lo tengo!

Si esperaban encontrarse con una novia de cabello eterno y tupido, lamento defraudarlas. Si hay algo que jamás va a sucederme en esta vida es que me convoquen para protagonizar una publicidad de champú. Tengo poco pelo y súper finito, así que pensar en mi peinado de novia me llenaba de inseguridad.

Lo primero que hice fue delegarle la tarea a alguien con quien me sintiera cómoda, confiara en su gusto y además, ya conociera mi pelo. Así que elegí a María Punta Raffo, que no solo es una excelente profesional, sino que también es un sol.

 

Para tener una idea previa de lo que quería me puse a buscar fotos de inspiración y les encomendé a mis amigas que hicieran lo mismo. Con algunos peinados ya seleccionados encaré la prueba.

El día de la prueba. Es vital que sepan expresar con claridad qué es lo que quieren. Si ya lo saben, genial, pero sí no, al menos sepan que NO les gustaría para su peinado de novia. Y también, está bueno que hagan un ping-pong de ideas con su peinadora. En mi caso por ejemplo, le dije que tenía pensado dejarme el pelo suelo suelto y sauvage, y ella me dijo que por mi tipo de cabello y la época en que me caso, es mejor que me lo recoja. Entonces, juntas pautamos un recogido desestructurado.

También, le mostré mi vestido y un accesorio que compré para el pelo. ¡Otros dos puntos fundamentales! Para que quien las peine pueda orientarlas mejor, estaría bueno que les muestren su look de novia, así también podrá recomendarles un peinado acorde con el estilo de su vestido, sin que le compita o le reste protagonismo.

Para la prueba invité a mi mamá y a dos amigas que ya me conocen bien para que me den su punto de vista (elemental Watson, para mí contar con su opinión fue clave) ¡GRACIAS!

Bueno, y aquí el final feliz, María me peinó, me miré al espejo y dije: "Listo, lo encontramos". Sin vueltas, me quedé con la primera opción. Les dejo una fotito. no es la versión final, pero algo así va a quedar. ¿Les gusta?

 

Mi make-up de novia, ¡qué tema!

A mí me encanta maquillarme, pero creo que el make-up de novia es distinto. No quería para ese día un make-up casi imperceptible, porque no es mi estilo, pero tampoco mi intención era jugármela. Así que delegué la tarea en Vicky Stafforini de Estudio Novillo. Me maquilló muchísimas veces, la tiene clarísima, comparto su estilo y además, es lo máximo de lo máximo. ¿Qué más puedo pedir?

 

El elegido. fue mérito de mi amiga Carito (que también es maquilladora) Le pedí que buscara un look de make-up que ella considerara ideal para mí. Me mostró la foto y dije ¡a por él! ¿Decidida yo?

Y aproveché la oportunidad y le pedí unos consejos a mi maquilladora Vicky, para compartirles a las futuras novias. ¡Anoten chicas!

-"Para llegar con la piel perfecta, contacten a una cosmetóloga tres meses antes de la boda. Es fundamental que se hagan una limpieza de cutis mensualmente y que limpien e hidraten su rostro todas noches".

-"Para elegir el make-up de novia, lo único que hay que tener en cuenta es seguir su propio estilo. La clave para ese día tan especial es realzar la belleza que siempre nos caracterizó y sentirnos cómodas en nuestra propia piel"

-¿Tres looks de maquillaje qué recomendás? El estilo Marilyn Monroe: un delineado en colita y una boca roja. Es clásico y simple, pero a la vez la boca le aporta un toque jugado. Smokey en tonos tierra, para aquellas que buscan algo un poquito más audaz y siempre fueron partidarias de destacar sus ojos. Al natural: para las novias que NUNCA se maquillan. Este estilo busca ponernos lindas sin marcar mucho.

¿Qué maquillaje elegí yo? Unos ojos delineados con un poco de profundidad, pestañas tupidas y unos labios naturales. Por supuesto que aproveché el maquillaje divino y a la noche salí con Nacho.

 

Ah. mis amigas quieren contarles cómo quedé tras el make-up de novia.



Lo bueno termina (tan) rápido. Me tengo que despedir. ¡Gracias por acompañarme durante septiembre! Disfruté muchísimo de este espacio, ¡y gracias también por tan lindos comentarios!

Besos,

PILI

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala