revistaohlala.com

Confieso que he despedido mi soltería

Por Pilar Tapia | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Hoy me toca hablar sobre 'mis despedidas de solteras'. Sí, en plural, porque a falta de una tuve dos, y se viene una tercera en camino. ¡Las 'amigueras' como yo sabrán entenderme!

Bueno, previa consulta con mis amigas para saber si me habilitaban a compartir algunas fotos de las despedidas, aquí estoy: lista para contarles mi experiencia y darles algunos tips a las amigas que próximamente les toque organizar una despedida o las novias que, como yo, van a ser agasajadas.

 

1."Al Golden vestida de novia"

No pueden dejar de ir, al menos una vez en la vida, al Golden o a un lugar de estos en que los caballeros nos deleitan con un striptease. Y yo tuve la suerte de ir para mi despedida de solteras (porque si no, tal vez jamás hubiese ido)

La verdad es que estaba repleta de prejuicios y para mi sorpresa, la experiencia resultó mucho más grata de lo que imaginaba. ¡Me sentía como en la película 'Magic Mike'! ¿La vieron? Sino, agéndenla, yo sé lo que les digo.

 

Mis amigas me vistieron de novia sexy. En realidad era 'novia cliché', a raíz de un artículo que escribí al respecto (son unas genias, pensaron en todo) Yo les había pedido que tuvieran en cuenta ciertos requisitos para la elección del disfraz, y ellas los cumplieron a rajatabla. Mi humilde consejo para las novias: sean claras con sus amigas si van a disfrazarlas y díganles si hay ciertas partes de su cuerpo que preferirían no mostrar, y qué atributos no tienen drama de dejar al descubierto. Así, van a poder 'rockearla' en el disfraz y animarse a pasearse sexy, sino inhibiciones.

Las chicas reservaron una de las primeras mesas, bien cerquita del escenario. Eso estuvo muy bueno también. El show muy divertido, y sí, me hicieron pasar al escenario junto con otras futuras novias. pero no les voy a contar nada más así no les arruino la sorpresa por si piensan ir.

 

Otra cosa que me encantó es que mis amigas eligieron el color de mi disfraz y de otros accesorios, en función de la oscuridad del lugar, para que resalten. Realmente, esto hizo la diferencia. Ahhh, y a la mañana arranqué el día con un súper desayuno, una notita y un regalito bastante hot.

¿Por qué les recomiendo este tipo de despedida? Es un planazo, se van a divertir entre amigas y como les decía antes, tal vez sino nunca conozcan el Golden o un lugar de esos. Después se arma cachengue, así que pueden seguir moviendo el bote hasta altas horas de la noche.

¡Gracias Vani, May, Eli, Caro y Pupi por esta gran despedida! LAS ADORO

2."De bar en bar para cumplir una misión"

Acá no hubo disfraz, solo una corona de flores, con las que me sentí Gilda toda la noche. Nos tomamos un taxi con destino incierto para mí, y me dieron un sobre en el que me explicaban que esto se trataba de una misión, y que en cada parada debía completar ciertos desafíos.

 

Fuimos a un bar en Palermo primero, después a un lugar donde se baila salsa, (y en donde tuve que demostrar mis habilidades en la pista de baile) Después, fuimos a un boliche un tanto bizarro y terminamos en un bar que coronó la noche, ¡cuánto nos divertimos! En cada trayecto me daban un sobre que explicaba cuál serían mis próximos desafíos (entre ellos, tomarme fotos con distintos grupos de amigos o lograr que me regalen un trago, por ejemplo)

 



Hicimos piyamada en lo de una de las chicas y al otro día me despertaron con un desayuno completísimo, que, no saben lo bien que venía tras una noche de mucha fiesta. Charlamos tantísimo y también me dieron regalos increíbles.

 

¿Por qué fue un programón? Porque no le faltó nada: tuvo la parte de fiesta y euforia y también, el momento para conversar y ponernos nostálgicas y sentimentales. Si tienen la posibilidad de hacer un plan así de completo, no se lo pierdan.

Y obvio, que les digo gracias miles a Nati, Luli y Car por agasajarme tanto. ¡Son lo máximo!

 

Aún tengo una despedida más y mucha ansiedad y curiosidad por saber en qué consistirá. Se ve que tienen un pacto de silencio (o me conocen muy bien y saben que, como periodista que soy, puedo llegar a indagarlas hasta que confiesen cuál es el plan), la cosa es que ninguna larga nada. Chicas, si leen este post, ¡¡¡quiero un adelanto!!!

Les conté mi experiencia, ojalá haya podido darles una mano a las amigas que tienen que organizar una despedida o a las novias que van a ser homenajeadas. ¿Nos vemos el viernes próximo? ¡Las espero!

Pili.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala