revistaohlala.com

Ceremonia in situ

Por Pilar Tapia | Para Revista OHLALÁ!

 
 

Es viernes otra vez y nosotras volvemos a encontrarnos. Hoy les voy a contar sobre cómo será la ceremonia de mi casamiento y varios datos útiles que aprendí durante la organización (¡y que mi hubiese gustado que me contaran antes!).

Quiero casarme en el salón, quinta, campo.

Si hay algo en lo que estuvimos de acuerdo desde el minuto uno con Nacho, es que haríamos la ceremonia en la misma locación de la fiesta. Así que, cuando emprendimos la búsqueda del salón, tuvimos en cuenta que tuviera espacio suficiente al aire libre para alojar la ceremonia.

Además, nos gustaba la idea de que los invitados no tuviesen que trasladarse de un lado a otro. Y ni hablar de que podríamos imprimirle nuestro propio estilo a la decoración de la ceremonia. Aquí no hay reglas establecidas ni formalidades que respetar, ¡así que si quisiéramos decorar con origamis o globos el altar, estaría permitido!

Por suerte, dimos con unas ambientadoras excelentes que supieron interpretar a la perfección lo que queríamos (y lo que no). ¡Gracias Hnas.MartínMartin! Esto es clave chicas, busquen proveedores con los que se sientan a gusto, que compartan su estilo y con los que tengan 'piel', después de todo, son ellos quienes plasmarán su esencia en la boda, ¿no?

OJO, no todo es color de rosas.

Primero les conté las buenas nuevas (¡para que me sigan leyendo!), pero 'me siento en el deber' de contarles los aspectos no tan copados de realizar la ceremonia in situ.

- ¿Quién nos casa? Si quisieran realizar una ceremonia religiosa tendrían que averiguar si un sacerdote/rabino/ministro, podría trasladarse para casarlos donde ustedes deseen. Si la ceremonia es por civil, entonces toca averiguar en el Registro Civil donde les corresponda, si pueden ir a casarlos (háganlo con tiempo suficiente porque, desde mi experiencia, no es un trámite muy sencillo) Sino, siempre está el amigo o pariente copado que puede oficiar de "Roberto Galán" o, también hay un servicio de personas que ofician de maestros de ceremonia y te casan, aquí les dejo un dato. Tengan en cuenta que todas estas opciones pueden generarles un gasto extra.

- La deco. Por más minimalista que quieran la ceremonia, un altar y unas sillas mínimo, debería tener. Y si, como yo, quieren algo un poquito más elaborado, con más razón deberían saber que el costo de la decoración se va a incrementar. Si hay algo que aprendí es que las ambientaciones divinas que vemos en Pinterest, tienen su precio (¡y qué precio!). Así que, puede parecer obvio, pero tengan en cuenta que realizar la ceremonia in situ aumentará bastante el presupuesto de deco, ¡y de musicalización, sonido y luces!

- El tan famoso plan B. Si quieren realizar la ceremonia al aire libre, siempre (pero, siempre) contemplen una alternativa cubierta en caso de lluvia. Y esto háblenlo previamente con sus proveedores, para que, en el caso de que deban recurrir al plan B, todo lo que ustedes deseaban (y por lo que pagaron) pueda 'ajustarse' a la alterativa bajo techo.

Ahora sí, la parte más linda para mí. ¿Cómo será mi ceremonia? ¡Soñada! Jajaja. Y más allá de toda broma, les cuento que con Nacho le pusimos mucho amor a la deco y organización de ese momento de la boda. Tenemos ganas de que sea una ceremonia emotiva (ohhh, todo lo que voy a llorar no se imaginan).

Al momento, sigo tratando de convencer a Nacho para que nos digamos unas palabras, pero él se rehúsa porque dice que no le va a salir nada. Estaba pensando en que sea espontáneo, así no se siente en la obligación de escribir algo y que después no lo salga decirlo. Además, yo tampoco me quiero hacer la canchera, ya veo que no me sale ni mú.

Bueno, y antes de despedirme hasta el viernes que viene, les dejo algunas fotos que nosotros tomamos de inspiración para pensar la ambientación de la ceremonia y otras imágenes con distintos estilos, que tal vez, se ajusten a lo que ustedes están buscando (que no salga de acá, pero algunos de estos detalles estarán presentes en nuestra ceremonia). Todas las fotos son de las genias de nuestras ambientadoras.

¿Nos vemos el viernes próximo? ¡Las espero!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala