revistaohlala.com

Bodas temáticas

 
 

Cuando me puse de novia con Lio teníamos ambos 20 años nomás (¡parece que fue ayer!). Cada uno estudiando su carrera y trabajando. Compartíamos muchos gustos en común como la música, muchos sueños; pero una de las cosas que más nos unía eran las ganas de viajar y salir a conocer el mundo.

Hasta ese momento, ya sea por motivos familiares y/o económicos, no habíamos hecho grandes viajes, pero nos entusiasmaba la idea de conocer todo eso que habíamos soñado, pero ahora, juntos.

Como estudiábamos y trabajábamos medio tiempo, nuestros ingresos no eran muy significativos. Pero como las ganas de viajar eran muchas pusimos en marcha un plan para tener un pequeño ahorro y que en el verano nos pudiéramos ir a algún lado. El plan consistía en que cada vez que nos veíamos (que era casi todos los días!) poníamos $2 en una alcancía que dejábamos transitoriamente en el auto de él. Cada tanto, cuando nos parecía que tenía mucho la vaciábamos. Hasta que un día tuvimos la mala suerte de que le rompieran el vidrio del auto y junto con el robo del estéreo, se llevaron nuestra alcancía y con ella gran parte de nuestros ahorros.

Ese verano finalmente no nos alcanzó para mucho más que ir a Colón, Entre Ríos, pero hasta hoy la recuerdo como una de las vacaciones más felices que pasamos juntos. Todo era nuevo, todo era compartido, ¡éramos dos para la aventura!

De ahí en más nos propusimos seguir con ese plan de ahorrar todo el año e ir conociendo de a poco esos lugares que veíamos en fotos o películas. Y si bien, todavía nos quedan muchísimos, hemos recorrido bastante más de lo que me imaginaba en un principio.

Por todo esto que les cuento, es que cuando Lio me propuso casamiento se me ocurrió hacer una boda original, que nos identificara y tuviera que ver con nosotros, con lo que nos gusta y disfrutamos.

Me acorde que hace mucho había leído algo por ahí sobre "bodas temáticas".

¿Qué es una boda temática?

Es una boda en la cual se elige un tema o una orientación que identifique a los novios y en la que se va a inspirar la ambientación y decoración del evento.

Los temas pueden ser miles: Hawaiana, rockera, de los 80, romana, romántica, medieval, ¡lo que se les ocurra!

¡La nuestra va a ser una boda viajera!

Y es por eso que quiero contarles que con pequeños detalles y sin entrar en grandes gastos pueden ambientar su boda y hacer vivir una experiencia diferente e inolvidable a los invitados.

Para ambientar la nuestra pensamos:

- Las invitaciones: van a ser digitales (es más económico y ecológico que mandarlas a imprimir). Van a tener formato de un pasaje de avión (boarding pass) que los invita al vuelo de nuestra boda.

- Mesas del salón: cada mesa en vez de estar numerada, va a tener un nombre de alguna ciudad o lugar del mundo. Así los invitados se van a sentar en Buenos Aires, en Río de Janeiro, o en Roma, entre otros.

- Ambientación con valijas: por todo el salón y el parque van a estar dispersas unas valijas con muchos sellos postales (cajas de zapatos transformadas en valijas que pinté y decoré yo misma) para que los invitados puedan sacarse fotos divertidas como si estuvieran a punto de embarcar.

 

- Guirnaldas: el salón y las mesas van a estar decorados con guirnaldas de mapas con diferentes formas (corazónes, aviónes, etc). Para esto pueden reutilizar mapas de folletos que tengan de viajes que hayan hecho.

 

- Objetos de viajes: tantolas mesas de los invitados, como las de la torta y los souvenirs van a estar ambientados con avioncitos y coches de madera balsa (se compran en Once para armar y son super económicos) o mini emblemas como la Torre Eiffel, el Obelisco, o la Torre de Pisa en madera fibrofácil (se compran hechas en las artísticas o se mandan a cortar y después las pintás)

 

- Almohadones para los livings: almohadones de arpillera (un simple cuadrado de tela, que luego de una costura recta a maquina y relleno de gomaespuma queda como un lindo almohadón) con frases de viajes y canciones que los identifiquen pintadas con pintura para tela.

 

- Cotillón inspirado en ciudadanos del mundo: (por ejemplo algunos van a ser hawaianos, otros romanos, otros japoneses, otros brasileños). ¡Una verdadera fiesta multicultural!

El souvenir también tiene que ver con los viajes pero eso me lo voy a reservar ¡porque si no nuestros invitados no van a tener ninguna sorpresa!

Espero que estas ideas les sirvan e inspiren a quienes están en el proceso. Lo importante es que si tenés tiempo y te das maña, podés hacer miles de cosas, además de ser una linda experiencia para compartir con nuestra familia.

¿Han ido alguna vez a una boda temática? ¿Están pensando en hacer la suya de esta forma? ¿Qué tema elegirían que los represente?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala