revistaohlala.com

Una boda al aire libre

 
 

¡Viernes! Y un tema final para charlar: uno de los ejes centrales de una boda es su identidad. Tener una idea referencial de lo que queremos nos servirá de ruta y hace que todo el resto de las decisiones sean más fáciles.

Existen tantas ideas y propuestas como novias en este mundo, por ello cuando llega el momento de proyectar lo más importante es respetar la personalidad de la pareja y nada más lindo que ver reflejados nuestros gustos y estilos en cada detalle.

Como charlamos en algunos comentarios de las notas pasadas, podemos organizar algo pequeño, con la familia, amigos íntimos y decidirnos por un plan con pocos invitados. A parte de buena onda asegurada, estas celebraciones me parecen súper cálidas y emotivas. Festejar el amor rodeada de los que nos aman es perfecto.

También existen muchos casos en los que nos encontramos ante compromisos ineludibles, familias muy numerosas y una buena lista de amigos donde el número se eleva a las tres cifras, y es en este tipo de eventos donde nos tenemos que concentrar más para poder personalizarnos.

Hay quienes eligen un tema, un color, una filosofía, contar parte de su historia o un estilo en particular. Este es el camino directo a una boda inolvidable, si dejamos impregnado en los detalles nuestro estilo será un momento realmente especial.

Luego de decidir si preferimos una boda diurna o nocturna, al aire libre o en un salón de fiestas, con una ceremonia religiosa, civil o no tradicional, podemos empezar a investigar sobre estilos. ¿Qué les parecen las bodas al aire libre?

Verde y en clave de sol

Las opciones campestres son mis preferidas, les podemos dar un toque Vintage, mezclando encajes, puntillas y un ambiente añejo que nos teletransporte a otra época. Románticas y con aires frescos este estilo de celebraciones se pueden lograr eligiendo un espacio que cuente con un lindo parque o campo. También podemos optar por alguna casa o quinta propia o de algún conocido que nos permita traer nuestros proveedores y podamos hacer el montaje usando las instalaciones.

Si les gusta la vida en verde, a esta temática podemos sumarle detalles eco. ¿Qué les parecen las invitaciones de papel reciclado?, también podemos hacer una decoración adaptada, y me encanta la idea de elegir plantitas como souvenir y si somos pocos las pueden hacer los invitados más chiquitos en una huerta para niños (¿Quién mas tiene que entretener una docena de sobrinos?).

Vinchas de flores, estrellas luminosas, botellas antiguas y mesas de campo con comida temática, aquí les dejo un collage para inspirarnos:

 
 

El clima en este tipo de celebraciones es clave, necesitamos elegir meses buenos para poder elevar las posibilidades de buen pronóstico (noviembre diciembre/ febrero marzo). Y si por esas cosas de la vida la suerte no está de nuestro lado es muy importante contar con un plan B que cubra todas las necesidades planteadas en la ruta original. Es decir: si la ceremonia era al aire libre tenemos que tener previsto un lugar techado como segunda opción, si algún momento del evento, como la recepción, sucedía sobre el pasto debemos considerar que no solo ese día no debe llover sino que tiene que estar lo suficientemente seco para ese momento. Por estas razones paralelamente debemos trazar la opción 2 a la par que diseñamos la idea principal.

¿Qué les parece esta opción? ¿Les gusta esta propuesta o prefieren hacerlo por la noche en espacios cerrados?

Por último, y un poco alejados del tema de la nota de hoy, quiero aprovechar este espacio para contarles que desde el viernes pasado existieron inconvenientes con los comentarios, por lo que se borraban todos y quedaban en 0, situación que están tratando de resolver.

También quisiera saludarlas por última vez desde ¡Sí Quiero!, agradecerles a todas por los buenos augurios y su participación a través de sus experiencias y consejos y darle la bienvenida a la novia de agosto (ya la conocerán).

"La eterna unión de dos corazones, involucra de manera extraña a los demás y les hace imaginar el futuro o recordar el pasado" dijo en una carta a su tía, Martha Le Mesurier al ser invitada a su casamiento, y me hizo recordar cuánto me gusta el mundo de las novias, que en su forma más simple se reduce a juntarse para celebrar el AMOR.

Todo el éxito del mundo para las que están transitando este hermoso e inolvidable camino hacia el ¡Sí, Quiero! y mucho amor para las almas que siguen en la búsqueda de un sí para siempre.

Cariños,

LALA

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala