revistaohlala.com

Mommy Runners: entrená con el cochecito

Descubrí esta forma de hacer gimnasia junto a tu bebé.

Por Constanza Crotto | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 
Animate a hacer ejercicio junto a tu bebé.  Foto: Florencia Daniel

Tu hijo nació hace seis meses y vos seguís con panza de embarazada. La lactancia te provoca un hambre voraz, pero la dieta no está en tus planes porque lo que menos querés es quedarte sin leche. Ir al gimnasio tampoco es viable: no hay tiempo ni ganas y encima no tenés con quién dejar a la criatura, que, además, ¡come cada dos horas!

¿Y entonces? Entonces, lo que hasta hace unos años era una fantasía hoy ya está pasando: ejercitar con el bebé a cuestas es posible. De eso se trata el strollering, de usar el cochecito como principal herramienta en un entrenamiento novedoso y muy fácil, que resulta ideal para mamás deseosas de que todo vuelva a su lugar. ¿No es una genialidad? Si todavía no estás en tema, te contamos las claves para sumarte al clan de las "mommy runners".

¿De qué va?

Strollering viene de la palabra stroller, que significa "cochecito" en inglés, y se trata de rutinas de ejercicios para las mamás y sus hijos: ellas caminan, trotan y corren empujando el cochecito e incluso hacen abdominales con los bebés sobre sus panzas.

La tendencia surgió hace unos años en los Estados Unidos y no tardó en expandirse. En la Argentina el boom es más reciente, pero ya logró movilizar a hordas de mamis que, desesperadas por deshacerse de los kilitos de más y ansiosas por despejar la mente fuera de casa, se calzaron las llantas y coparon los espacios verdes.

El strollering es un entrenamiento simple, sin demasiadas vueltas, que podés realizar sola o en grupo. En cuanto al coche, lo ideal es que sea un modelo deportivo con tres ruedas grandes, aunque no es un requisito excluyente y cualquier vehículo es más que bienvenido.

Otra condición para formar parte de las "mommy runners" es tener el alta médica (el tiempo varía si el parto fue natural o cesárea). El rango de edad de los chicos es amplio: pueden participar desde que tienen dos meses de vida (aunque cuando el bebé es tan chiquito solo se trata de caminatas a paso más o menos rápido) hasta los 2 años y medio.

En la práctica

Una vez que te pusiste ropa cómoda y preparaste los bártulos, ubicá al bebé en el cochecito y encará hacia un parque vecino. Pero ojo, que el strollering es mucho más que salir a pasear.

La práctica arranca con una caminata, trote o carrera como entrada en calor para luego pasar a los ejercicios localizados. La panza es la zona más difícil y la que todas buscan tonificar. Para fortalecer los abdominales, se coloca al bebé sobre el vientre y las piernas de la mamá. Cada vez que ella levanta el torso, tiene el objetivo (¡y el incentivo!) de besar a su hijo. En las flexiones de brazos, el niño está debajo, sobre una colchoneta, y la idea es la misma: darle un beso al acercarse a él. Otro ejercicio para glúteos requiere que la madre, acostada boca arriba, levante y baje las caderas. El niño, que está sobre ella, la pasa bomba en un juego similar al del caballito.

Los beneficios

- No tenés que separarte de tu bebé en una etapa en la que tampoco querés hacerlo. Mientras vos ejercitás, él disfruta del aire libre.

- Tonifica y endurece los músculos, mejora el sistema cardiovascular y la flexibilidad. También favorece la postura, previene dolores y lesiones de espalda ¡y adelgaza!

- Cuando estás cansada del encierro y de tanto llanto, no hay mejor remedio que salir de casa y cambiar de paisaje.

- Reduce la depresión posparto y mejora tu autoestima durante el puerperio.

Circuitos urbanos

 
Foto: Florencia Daniel

El Rosedal de Palermo es ideal porque en la vuelta de 1600 m hay un sector exclusivo para bicicletas, corredores y caminantes, lo que da total seguridad para estar tranquila con el bebé.

Los Bosques de Palermo están buenísimos especialmente en verano. Los fines de semana se corta el tránsito.

El recorrido circular de Parque Saavedra es muy recomendable durante los días de semana (sábados, domingos y feriados hay ferias).

El Club de Amigos tiene una pista de atletismo de 1500 m. La cuota mensual es de 238 pesos. Más data en info@clubdeamigos.org.ar

En la Argentina

Si bien es una actividad que puede empezar cualquiera por su cuenta o que, llegado el caso, podría guiar cualquier profe, en el país ya hay un programa específico que reúne a grupos de madres que quieren practicar el strollering. Se llama Mamás en Movimiento y está dirigido por una personal trainer que trabaja junto con una psicóloga, un kinesiólogo y un nutricionista para brindar un asesoramiento integral. Las salidas pueden hacerse una o dos veces por semana y las clases, que duran una hora, incluyen entrada en calor, acondicionamiento, trabajo aeróbico-anaeróbico, estiramiento y vuelta a la calma. El costo mensual de las clases es: una vez por semana, $200; dos veces, $280. La primera clase es gratuita.

¿Qué te parece el strollering? ¿Qué otras actividades son ideales para madres recientes?

Experta consultada: Karina Warman, Profesora nacional de Educación Física, personal trainer y fundadora de MEM.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala