revistaohlala.com

Cómo reciclar un sillón de jardín para un ambiente interior

Seguí este paso a paso y renová tu casa con este cambio

Por Verónica Gutiérrez de León | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 

Vamos a reciclar un viejo sillón de jardín de tal manera que pueda integrarse a cualquier espacio interior de tu casa. Trabajaremos en su funcionalidad, porque la mayoría de las veces perdieron el asiento. Y por supuesto, en su estética, la cual lejos de combatir sus secuelas de herrumbre y pintura en mal estado, le sacaremos provecho.

¡Empezamos!

 

Materiales:

Lija 80 o removedor en gel

Trapo con aguarrás

Pincel

Barniz al agua semimate

1 corte de aglomerado de 1 cm de espesor

2 cortes de goma espuma de 3 cm de espesor

1 corte de goma espuma de 2 cm de espesor

Lienzo

Género para tapizar

Cordón de algodón

Engrampadora y grampas N8

Silicona líquida (o pegamento tipo UHU o Unipox)

Paso a paso

Muchos de estos sillones tenían como base para sostener el almohadón, unos flejes cruzados y enganchados a la estructura con un pequeño resorte que cada tanto había que ajustar.

Si todavía quedó alguno, sacalo con una pinza o alicate. Una forma fácil es tomarlo con la herramienta y moverlo de arriba hacia abajo hasta cortar la planchuela. Luego, te resta quitar el resorte.

 

Ahora vamos a desgastar algunos sectores de la pintura del mueble para luego oxidarlos. Como es una tarea un tanto sucia, te recomiendo que pongas el mueble sobre un cartón o varios diarios.

 

Imagen 1: desgastá con lija gruesa (grano 80 ó 100) algunos zonas del mueble o removedor en gel (luego enjuagá con trapo y agua). Cuanta más pintura saques, mayor será la oxidación posterior.

Imagen 2: en un recipiente coloca vinagre y bastante sal fina. Pincelá el mueble con esta preparación y dejalo actuar un par de días.

Imagen 3: aproximadamente, en 48 horas vas a ver cómo el hierro cambió de color hasta lograr el característico tono del óxido.

Una vez que el mueble llegó al punto deseado tenemos que neutralizar el proceso de oxidación. Para ello limpialo bien con un cepillo y luego pasale un trapo con aguarrás.

Aplicá dos manos de barniz al agua semimate. Vas a notar que el barniz arrastra parte del color óxido sobre el resto de la superficie que aún conserva pintura, justamente esa tonalidad va a darle a toda la pieza un aire bien antiguo.

 

Atención: como se trata de un mueble de uso interior podes utilizar barniz al agua, pero si vuelve al patio, usá barniz sintético.

 

Comenzamos con el asiento

Vamos a hacer un asiento de madera con relleno como si fuera una silla. Tomar correctamente el molde es clave porque de ello depende que el asiento una vez tapizado encaje cómodamente en la estructura.

Dado que es flexible, vamos a hacer un primer boceto con papel. Luego lo trasladaremos a un cartón en el que haremos los retoques más finos del molde sin que se nos mueva ni desfonde.

 

Imagen 1: sobre un papel tomá el contorno del asiento con la punta de los dedos.

Imagen 2: luego trasladalo al cartón.

Imagen 3: chequeá que esté correcto. Tiene que entrar y salir fácilmente. Restale al molde final unos milímetros porque las telas engrosarán su contorno.

Imagen 4: ya con el molde listo podés mandarlo a cortar o hacerlo vos misma sobre un fibrafácil o un aglomerado de 1 cm de espesor.

Relleno

La idea es lograr un asiento bombé. Para ello hay que cortar y pegar las placas de goma espuma de menor a mayor. Para las más pequeñas podés usar un espesor de 3 cm y para la más grande, una de 2 cm.

La placa más pequeña irá en el centro y puede tener hasta 10 cm menos que el molde. La que le sigue, 6 cm menos que el molde. Y finalmente, la última, será del tamaño del asiento.

 

Imagen 1: colocá en el centro del asiento y en el de la placa más chica un poco de adhesivo de contacto. Con un cuchillo (tipo Tramontita) sesgá los bordes para afinarlos.

Imagen 2: ahora colocá más adhesivo en el canto de la segunda placa y en el asiento.

Imagen 3: una vez que el pegamento llegó a su punto de mordiente, pegala dándole forma redondeada.

Imagen 4: nuevamente colocá pegamento en el asiento y en borde de la última placa de goma espuma. Podés colocar algunas grampas para sostenerla mientras trabajas. Pero acordate de sacarlas en el paso siguiente.

Lienzo y tapizado

 

Imagen 1: Más de una vez colocamos lienzo sobre el relleno. Pero si no te acordás cómo hacerlo seguí las instrucciones del tapizado ya que la técnica es la misma.

Imagen 2: Probá el asiento sobre el sillón.

Imagen 3: Para cortar la tela del tapizado medí el largo y ancho del asiento. Al resultado agregale 5 ó 6 cm por lado.

 

Imagen 1: da vuelta el asiento junto con la tela. Empezá a engrampar un lado.

Imagen 2: antes de sujetar el lado opuesto, estirá con la palma de la mano la tela hacia arriba. Continuá con los lados restantes pero sin llegar a las puntas.

Imagen 3: en las esquinas te vas a encontrar con mucha tela de sobra. Estirá con fuerza hasta que los pliegues del género queden por debajo del asiento.

Imagen 4: colocalo para probar cómo quedó.

Si te gusta ya podés usarlo, pero si querés podes colocarle alrededor un vivo. Además de darle una excelente terminación al trabajo, sirve para tapar algún tipo de luz entre el bastidor de hierro y el asiento.

Veamos cómo hacerlo:

 

Imagen 1: cortá una tira de género de 8 cm de ancho y un par de centímetros más que el perímetro del asiento.

Imagen 2: colocá en el medio de la tela el cordón. Pasale la máquina de coser o pegalo.

Imagen 3: engrampalo temporariamente sobre el canto del asiento. El cordón debe quedar por fuera del borde del relleno para que se vea. Pegalo con silicona líquida o pegamento universal. Una vez seco, retirá las grampas.

Último paso

 

Antes de cantar ¡Victoria! hay que tapar todo el trabajo de tapicería. Para ello cortá un trozo de lienzo un par de centímetros más grande que el asiento.

Fijalo a la madera con cuatro semillas, una por lado. El lienzo debe quedar bien estirado. Recortá los sobrantes de las esquinas y hacé un dobladillo con los dedos. Colocá varias semillas para sujetar.

¡Listo!! Todo por hoy. Cualquier duda o consulta, avisame. Cariños

Vero

 

¿Qué te pareció este paso a paso? Te mostramos cómo retapizar una silla ycómo hacer una banqueta capitoné .

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala