revistaohlala.com

Cómo hacer una banqueta con capitoné

Un paso a paso para fanáticas de muebles con estilo

Por Verónica Gutiérrez de León | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 

La propuesta de hoy es tapizar una banqueta con capitoné, una técnica que si te gusta, también podés aplicar para el respaldo de una cama. Sólo bastan un par de trucos para que el trabajo te quede perfecto.

 

Para empezar necesitamos los tradicionales botones forrados que se pueden encargar en una mercería. Otra cuestión es el hilo, el ideal es el encerado porque soporta los "tironeos" sin romperse. También vamos a necesitar una aguja larga y de ojo grande para que el hilo pase sin dificultad. Ambos materiales se consiguen en mercerías.

Si la banqueta que vas a transformar tiene relleno y cinchas, ¡volá todo! porque en la base vamos a colocar una placa de fibrofácil de 3 mm para poder perforarla y pasar la aguja.

Materiales

Fibrofácil de 3 mm de la medida de la banqueta

1 corte de goma espuma de la medida de la banqueta , de 4 cm de espesor (densidad media)

1 corte de goma espuma 3 cm más grande que la banqueta, de 4 cm de espesor (densidad media)

2 cortes de lienzo

Botones para el capitoné, cantidad necesaria según cuadrícula

Botones comunes, igual cantidad

Agujereadora y mecha

Hilo encerado

Aguja larga

Engrampadora

1 corte de tela para tapizar

Pegamento de contacto

Paso a paso

Primero definimos el dibujo del capitoné. Los botones pueden estar dispuestos formando los tradicionales rombos o colocados en hileras cruzadas, como haremos con esta banqueta.

Una vez resuelto el dilema, pasamos a dibujar sobre la placa fibrofacil el gráfico. Veamos cómo:

 

Imagen 1:empezá a dibujar la cuadrícula dejando como mínimo 10 cm libres por lado. Esta medida es aproximada y depende del tamaño y forma de la banqueta.

En este caso es un rectángulo de 58 cm x 36 cm, por lo tanto dejé un marco de 12 x 9cm.

Imagen 2:como la banqueta es pequeña, una cuadrícula de tres hileras de largo y tres de ancho son suficientes. En total serán nueve botones.

Imagen 3: marcá con un punto los lugares a perforar. Por allí pasará el hilo que tensará los botones de capitoné.

Imagen 4: con una agujereadora y mecha de 6mm, perforá cada punto.

Relleno

Una vez realizadas las perforaciones, colocá pegamento de contacto sobre la superficie. Pega la capa de goma espuma más pequeña y por encima la más grande. Como sobran algunos centímetros por lado vas a poder estirarla y engramparla a la banqueta. Pero dejá libre las esquinas.

Observá las imágenes:

 

A cada esquina le vamos a realizar un corte posicionando la tijera de forma oblicua. Si hacés un corte recto te va a costar más unir los bordes. Ayudate con las imágenes:

 

Colocación del lienzo y tapizado

¡Y sí! Siempre que tapizamos es necesario pasar por el lienzo porque nos permite acomodar y ajustar el relleno y por supuesto, la tela de tapicería se trabaja más fácilmente que si lo hiciéramos directamente sobre la goma espuma.

Pero como ya tapizamos este tipo de banquetas, podés ver cómo trabajar el lienzo en esta nota y luego seguir este "paso a paso" para tapizar .

 

Capitoné

Llegó el momento. La técnica es fácil, pero para que quede prolijo hay que sortear dos problemas. Por un lado, hay que lograr que todos los botones queden correctamente centrados y, por el otro, que estén al mismo nivel o profundidad.

Para que queden centrados es importante controlar que la aguja aparezca por el tapizado en el lugar indicado. Para ello podés marcar los puntos del capitoné con tiza. En este caso coloqué cintas de enmascarar para que sea más gráfico y claro.

Con respecto al nivel o profundidad de los botones, podés colocar por debajo del botón y sobre la mesa de trabajo, algún elemento que te dé la altura a modo de tope. Por ejemplo, un frasquito cuya tapa sea similar al tamaño del botón. Eso te va a permitir controlar la altura del capitoné. O sea, no va a haber un botón más alto (o más profundo) que otro.

Veamos las imágenes:

 

Imagen 1: marcá con tiza los puntos del capitoné o copiá el diagrama con cinta de enmascarar. Las uniones de las hileras son los puntos por donde debes pasar la aguja.

Imagen 2: antes de enhebrar la aguja, pasá un hilo por uno de los orificios del botón común. Hacé un nudo grueso para que no se escape. Enhebrá la aguja.

Imagen 3: pasá la aguja por una de las perforaciones del asiento.

Imagen 4:empujala hasta que aparezca en el centro de la tiza o la cinta de enmascarar. Ahora, pasá el botón por la aguja.

El botón ya está sobre el tapizado. Ahora hay que volver a pasar la aguja por la misma perforación por la que entraste. Momento de tirar.

Para ayudarte, observá las imágenes:

 

Imagen 1: volvé a pasar la aguja hasta llegar al fibrofácil.

Imagen 2: colocá sobre la mesa de trabajo y justo debajo del botón forrado algún elemento que te permita controlar la profundidad del capitoné.

Imagen 3: una vez que pasaste la aguja hasta el fibro, sacala y pasá el hilo por el otro ojo del botón o maderita.

Imagen 4: finalmente, presiona la banqueta y anuda con fuerza los hilos.

Para mayor seguridad, engrampá los hilos de cada botón común. Repetí la técnica con todos los botones.

Una vez terminado el trabajo, resta ocultar con un lienzo la parte de abajo de la banqueta , como hacemos cada vez que tapizamos un mueble.

 

¡¡¡Y aquí la banqueta en mi taller!!!

 

Todo por hoy. Cualquier duda o consulta, avisame. ¡¡Buen capitoné y excelente fin de semana!! Cariños,

Vero

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala