revistaohlala.com

Reciclá los asientos de tus sillas

Ya te contamos cómo tapizar los respaldos y ahora, paso a paso, te mostramos cómo seguir renovando tu comedor

Por Verónica Gutiérrez de León | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 

En el posteo anterior vimos cómo tapizar el respaldo de esta silla respetando sus formas y, por supuesto, su estilo. Hoy nos dedicamos a tapizar el asiento.

 

Materiales:

- Cinchas.

- Semillas o engrampadora y grampas Nº 8.

- Un corte de tela plástica resistente de la medida de bastidor (puede ser carioca o bagún, así se llama).

- Un corte de goma espuma densidad media de 3 cm de espesor (cantidad necesaria según asiento).

- Un corte de goma espuma de 5 mm del perímetro del asiento.

- Dos cortes de lienzo (cantidad necesaria según el tamaño del asiento).

- Género para tapizar.

Paso a paso

Puede ser que la suerte esté de tu lado y la silla tenga el relleno en perfectas condiciones. De ser así, avanti con el paso dedicado a la tapicería. Caso contrario, habrá que renovarlo. Veamos cómo.

 

Para empezar, desechá el tapizado viejo, el relleno y de ser necesario, también las cinchas, que son esas tiras de arpillera u otro material, cuya función es soportar el peso cuando nos sentamos. Si es una silla de este tipo, te vas a encontrar con un bastidor como el de la imagen, o similar.

Imagen 1: ya limpio el asiento, observá la forma del bastidor. En este caso es un trapecio con un desnivel sobre el final del asiento que nos indica que allí deberemos bajar el relleno.

Imagen 2: para encinchar entrá a este paso a paso.

Imagen 3: luego de las cinchas, colocá por encima carioca o bagún (se consigue en negocios dedicados a la venta de telas plásticas).

Imagen 4: estiralo y sujetalo con grampas o semillas de tapicería.

¡Atención!

Los rellenos de muchas sillas que conocemos como "vintage" no suelen ser muy altos. Por lo tanto, al momento de elegir el espesor de la goma espuma, tené en cuenta también la altura del bastidor, ya que visualmente agrega varios centímetros al relleno.

En este caso, vamos a trabajar con dos placas, una más finita y otra más gruesa. Pero si vas a tapizar una sola silla, no es necesario que compres placas de distintos espesores porque la goma espuma se puede pegar entre sí (y aumentar su volumen) o refilar con un cutter hasta llegar al grosor deseado.

 

Imagen 1: cortá una tira de goma espuma de 5 mm. de espesor del perímetro del asiento y de un ancho que cubra holgadamente el borde del bastidor.

Imagen 2: colocá muy poco pegamento sobre los bordes del asiento y la carioca. Pegá la goma espuma.

Imagen 3: luego agregá adhesivo en el centro del asiento.

Imagen 4: ahora pega la placa de relleno.

Antes de tapizar, ¡el lienzo!

Tal cual como hicimos con el respaldo , antes de tapizar hay que colocar un lienzo para terminar de dar forma al relleno. Si el lienzo está bien colocado, ¡la silla se tapiza sola!!!

 

Imagen 1: ubicá el lienzo sobre el asiento y estiralo hacia todos los costados. Sostené todo con ambas manos, y dalo vuelta sobre la mesa.

Imagen 2: vamos a empezar a sujetar la tela del lado más cercano al respaldo. Colocá algunas semillas pero sin clavarlas por completo.

Imagen 3: una vez sujeto ese lado de la tela, volvé a estirar y colocá una semilla en el lado opuesto.

Imagen 4: estirá hacia arriba y hacia los costados tal como se ve en la imagen y colocá varias semillas para sujetar. Ayudate observando la imagen.

Repetí el paso con los lados restantes, siempre estirando con fuerza la tela. Una vez prolijo y sin arrugas, podés martillar las semillas o engrampar, pero sin llegar a las esquinas.

Esquinas

 

Imagen 1: cortá el excedente de tela del bastidor.

Imagen 2: en cada esquina se formó una punta de tela sobrante. Cortá cada pico hasta dejar como máximo 1cm de género.

Imagen 3: ahora tomá una punta y estirala hacia dentro del bastidor como se ve en la imagen. Engrampá.

Imagen 4: el resto de la tela, cruzala sobre la que engrampaste.

 

¿Lista para tapizar?

Perfecto, pero antes, una recomendación que corre para cada vez que tapicemos: previo a tapizar ordena tu mesa de trabajo. Sacá todo lo que no vayas a necesitar.

Colocá sobre la mesa un paño claro, por ejemplo, una sábana doblada en varias partes, cuestión de no ensuciar la tela y amortiguar los golpes de la engrampadora o martillos sobre el mueble. Cada tanto, fíjate que no haya semillas o grampas sueltas que puedan enganchar el tapizado.

Ahora, ubicá el género sobre el asiento y estiralo tal cual hicimos con el lienzo. Controlá que esté bien repartido y su estampado correctamente situado(¡atenti con los géneros rayados!!).

Observá las imágenes:

 

Imagen 1: tomá con ambas manos la tela y el asiento. Dalos vuelta sobre la mesa.

Imagen 2: empezá a sujetar un lado del asiento con varias semillas pero sin hundirlas por completo.

La secuencia es: fijá un lado de la tela y estirá el resto nuevamente. Continuá con el lado opuesto. Así, los cuatro costados. Dejá libres las esquinas.

Imagen 3: como sucedió con el lienzo, en cada esquina te va a quedar un sobrante de tela, cortale las puntas. Estirá con fuerza un lado de una esquina y engrampá.

Imagen 4: la tela restante, ubicala sobre la que acabás de engrampar. Repetí el paso con las esquinas restantes.

Una vez que el tapizado está correcto, hundí todas las semillas o engrampá.

Colocación de vivo y lienzo inferior

Si decidiste colocarle un vivo de terminación al respaldo, vas a tener que repetir el paso tal cual lo hicimos en el posteo anterior.

Para ello, tomá el perímetro del asiento y cortá una tira de género de ese largo y 6 cm de ancho, pasale la máquina de coser junto con un cordón de algodón. Luego, engrampalo al asiento (imagen 1 y 2).

 

Anteúltimo paso: ocultá el trabajo de tapicería con un lienzo bien estirado. Colocá varias semillas a cada lado del asiento.

Estirá con fuerza el lienzo y hacele un dobladillo con las manos. Sujetá con más semillas. (Ayudate observando la imagen).

Una vez terminado, dales el último martillazo!! Y, finalmente, el último paso: volver a atornillar el asiento a la silla.¡Todo llega a su fin!!

 

Listo por hoy. Cualquier duda o consulta, avisame. ¡Buen jueves!! Cariños,

Vero

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala