revistaohlala.com

Reciclá los respaldos de tus sillas

Te dejamos un paso a paso ideal para renovar el comedor

Por Verónica Gutiérrez de León | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 

Vamos a renovar por completo esta silla cincuentona. Esta vez nos metemos de lleno con el respaldo y en la próxima le damos con tutti al asiento.

 

Materiales

Goma espuma de 1 cm de espesor (dos cortes de la medida del respaldo o uno de 2 cm de espesor)

Goma espuma de 0.5 cm de espesor (un corte más grande que el respaldo)

Adhesivo de contacto y pegamento universal

Semillas para tapicería o engrampadora

Género y lienzo, cantidad necesaria para el respaldo

Cartón de 1mm

Tela para vivo y cordón

Paso a paso

En este caso el respaldo y el asiento están atornillados a la estructura, por lo tanto al momento de trabajar se pueden retirar los tornillos y tapizarlos en forma independiente.

Una vez suelto el respaldo, sacá el tapizado de la parte trasera. Puede estar sujeto con tachas o de manera invisible por debajo de un fleje de aluminio. De ser así, sacalo haciendo palanca con un destornillador.

 

Luego retirá el género del frente y el relleno viejo. Finalmente, vas a encontrar una tela que sostiene al relleno y un bastidor de madera.

Armado del relleno

Vamos a trabajar con dos placas de goma espuma 1 cm (o una de 2 cm) que van a llegar al borde del bastidor, y con una capa más finita que va a contornear unos centímetros la espalda del respaldo. Guiate con las imágenes:

 

Imagen 1: colocá la goma espuma sobre el frente del armazón con un poquito de adhesivo de contacto.

Imagen 2: ahora, poné pegamento en la parte trasera del bastidor. Luego "envolvé" con la placa más finita el frente del respaldo respetando exactamente su forma pero sin llegar a pegar las esquinas.

Imagen 3: finalmente estirá las esquinas hasta que no veas arrugas en el frente.

Imagen 4: una vez pegadas, cortá los sobrantes.

Colocación del lienzo

Para terminar de darle forma al respaldo vamos a colocar un lienzo bien estirado. Ayudate observando las imágenes.

 

Imagen 1: ubicá el lienzo sobre el frente del respaldo y estiralo de arriba hacia abajo y hacia los costados.

Imagen 2: tomá el lienzo y el bastidor y dalos vuelta. Colocá algunas semillas en la base del respaldo, pero sin clavarlas por completo.

Como es un respaldo con curvas podés hacerle pequeños cortes a la tela, así descomprimís el género y respetas la forma del bastidor. Sujetá con semillas sin hundirlas por completo.

Imagen 3: repetí el paso con los costados, estirando con fuerza la tela. Una vez que te quedó prolijo y sin arrugas, martilla las semillas o engrampá, pero sin llegar a las esquinas.

Imagen 4: cortá el excedente de tela de las esquinas hasta dejar como máximo 1cm de género. Estirá con fuerza y clavá. Los pliegues quedan por dentro del bastidor.

 

Tapizado del frente del respaldo

 

Imagen 1: acomodá la tela sobre el respaldo. Observá que alcance de todos lados y que el estampado esté correctamente ubicado.

Imagen 2: da vuelta el respaldo y la tela.

Imagen 3: ajustá con varias semillas sin hundirlas por completo.

Imagen 4: nuevamente estirá la tela y continuá sujetándola con varias semillas

Atención: siempre que tapices empezás por un lado y seguís por su opuesto. Observá cómo estirar la tela para que el tapizado quede perfecto.

 

Una vez que colocaste las grampas o semillas te queda terminar las esquinas. Si ves que te sobró mucha tela cortá el excedente, tal como hicimos con el lienzo.

Estirá con fuerza hasta que las arrugas queden dentro del bastidor. Asegurá con semillas.

 

Colocación del vivo

Opcionalmente podés colocar el típico vivo que llevan estas sillas en el borde del respaldo. Para ello cortá una tira de 5 ó 6 cm de ancho y del perímetro del respaldo. Dóblalo por el ancho y colocá un cordón de algodón por dentro. Pasale la máquina de coser.

Pegalo o engrampalo. Chequeá que el cordón quede por fuera del respaldo.

 

Tapizado del respaldo trasero

Última parte del trabajo. Aquí vamos a tener que buscar alguna alternativa que sustituya la forma tradicional de concluir este tipo de respaldo, porque para ello necesitaríamos de un fleje que tiene como función fijar de manera invisible la tela (imagen 1 y 2).

Pero como es difícil de conseguir en pequeñas cantidades, y más engorroso para colocar, vamos a reemplazarlo con un cartón (imagen 3 y 4). Visualmente no hay mucha diferencia y te ahorra gran parte del trabajo.

Observá la imagen para ver de qué se trata:

 

Armado del cartón entelado

 

Imagen 1: colocá sobre el borde del cartón pegamento universal (tipo Unipox o UHU). Poné una mano sobre el cartón para que no se mueva y empezá a pegar de un lado.

Imagen 2: estirá la tela del lado opuesto y pegala. Continuá con los lados restantes. Chequeá que no te queden arrugas. De ser necesario volvé a estirar y pegá.

Imagen 3: colocá adhesivo de contacto justo donde termina el vivo, o sea sobre el borde del respaldo, y sobre el cartón. Dejá orear unos minutos.

Imagen 4: ahora pegá el cartón sobre el respaldo. Chequeá que quede correcto.

 

Solo queda volver a atornillar el respaldo a la silla. Si querés podés tapar la cabeza de los tornillos con unas piezas que se venden especialmente en las madereras (también hay de plástico). ¡Listo, respaldo terminado!!

 

Si tenés una silla similar, prepará todo porque en la próxima tapizamos el asiento. ¡Buen jueves!! Y cualquier duda consultame o mándame un mensajito a mi Facebook.

Cariños,

Vero

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala