revistaohlala.com

Renová tus muebles de fórmica o melamina

¡Una solución fácil para renovarlos por completo!

 
 

Por Verónica Gutiérrez de León

Especial para revista OHLALÁ! Web

 

Desde hace varios años existen en el mercado pinturas especiales para pintar superficies difíciles como la fórmica y la melamina. Sin duda, una solución para muebles laminados que se dañaron por el paso del tiempo o que simplemente no se adecuan a la decoración del ambiente.

Esta vez vamos a ver cómo reciclarlos mediante un producto al agua conocido como pintura de imprimación, base selladora o primmer. Cualquiera de estas denominaciones refiere al mismo producto.

 

Veamos de qué se trata

La función de los selladores en general es anclarse sobre la base a pintar y facilitar la adherencia de las siguientes manos de pinturas, ya sean látex o sintéticos.

Pero en este caso utilizaremos uno especialmente desarrollado para laminados, vidrios, zinc, PVC, aluminio o pinturas sintéticas muy "agarradas" a la madera y que queremos renovar con látex sin pasar por el removedor, tal como la usamos en un posteo anterior .

Empezamos a pintar

Esta "base selladora o pintura de imprimación" se puede usar como una pintura blanco mate o tonalizarla de la forma que veremos más adelante.

Para este "paso a paso" vamos a usar dos ejemplos. El primero es una puerta de cocina de fórmica marrón que dado su color te va a permitir observar el proceso más claramente.

El segundo ejemplo es una cajonera de melamina blanca, a la que luego del tratamiento de imprimación, le aplicaremos pintura látex de colores.

 

Materiales

Pintura para imprimación ("1 2 3 de Zinsser" se consigue en pinturerías. También se puede usar algún convertidor de óxido al agua)

Pincel suave de pelo sintético

Rodillo de poliuretano

Lija 80 ó 100

Alcohol

Paso a paso

- Antes de empezar, desengrasá la superficie con un limpiador fuerte de cocina o alcohol.

-Pasale una lija Nº 80 ó 100 para matar el brillo y retirá el polvo.

- Aplicá a pincel o a rodillo la primera mano.

- Esperá una hora y sin lijar, aplicá una segunda mano. Si la superficie es oscura aplicá una tercera mano.

 

Si te gusta el color blanco mate, ¡ya podés usar el mueble!! Sólo tené en cuenta que este producto logra su máxima adherencia transcurridos siete días.

¿Y si lo queremos de color?

Entonces podés mezclar la base con entonadores para pinturas y lograr colores pasteles. Otra opción es pintar con acrílicos, látex o esmaltes al agua sobre la superficie sellada con este producto, tal como veremos ahora. Luego necesitará una protección con barniz al agua o cera solvente para pisos de madera, tal como los muebles de madera. Probemos con esta cajonera de melamina.

 

En este caso el mueble está en buenas condiciones, pero si el tuyo presenta roturas en el laminado, luego de limpiarlo emparejá la superficie con enduido o masilla para madera y nivelá con lija.

Los materiales que vamos a usar son los mismos que en el paso anterior. Sólo agregamos látex de colores, cinta de papel o de enmascarar, barniz al agua o cera en pasta incolora para pisos de madera.

 

Paso a paso

Observá la secuencia de la imagen.

 

Luego de desengrasar el mueble, retirá los tiradores. Si los vas a cambiar y no coinciden los orificios de entrada, rellenalos con enduido. Lija suavemente para matar el brillo y generar buen mordiente. Aplicá dos o tres manos de base de imprimación para sellar la superficie.

Para aplicar color

Para este mueble elegí un diseño de rayas anchas y en tres tonos, además del propio blanco de la base. Observá la imagen

 

- Enmascará con cinta de papel aquellas zonas que desees que queden blancas. Asegurate de que estén bien sellados los bordes para que no se filtre la pintura.

- Trabajá con la pintura látex sin diluir.

- Lijá entre mano y mano con grano 360.

- Según los colores que elijas, pueden ser dos o tres manos de pintura.

 

Apenas el látex esté seco al tacto, retirá las cintas. Si en algún sector se pasó la pintura, corregí con un trapito húmedo. Dejá secar.

Finalmente podés aplicá dos o tres manos de barniz al agua si se trata de un mueble de uso intensivo como los de cocina.

En cambio, si es un mueble como una cajonera, biblioteca, mesita de luz, etc. podés optar por protegerlo con cera solvente para pisos de madera, tal como hicimos con la cómoda .

Mantenimiento

Para mantenerlos limpios manejate como con cualquier mueble pintado: trapo húmedo y algún limpiador; enjuagá y secá.

Si lo lustraste, luego de limpiarlo aplicale una fina capa de cera. ¡ Listo!! Mueble renovado.

 

Cualquier duda, consultame siempre en el último posteo, tenga que ver con el tema o no. ¡De esta forma veo las consultas rápidamente!

Cariños, Vero

¿Qué te pareció esta idea para reciclar tus muebles? Mirá otras ideas para renovar tu casa

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala