revistaohlala.com

Cómo saber si tu cómoda se puede reciclar

Un paso a paso para transformar tu mueble viejo en uno con más onda y más funcional

 
 
 

Por Verónica Gutiérrez de León

Especial para revista OHLALÁ! Web

Vamos a reciclar una cómoda de estilo francés, de esas bien panzonas. Pero como el estado general del enchapado no está en buen estado para lucirla tal cual, en el posteo de hoy nos dedicaremos a reparar la madera, así tenemos todo listo antes de comenzar a pintarla.

Estado del mueble

Antes de empezar a trabajar, hay que tomarse un tiempo para evaluar el estado del mueble. Cuanto más preciso sea el análisis, menos sorpresas habrá en el camino.

Lo mejor es tomar nota de lo que hay que hacer, pensar cómo resolver los problemas (por eso es importante entender las técnicas) y por supuesto hacer una lista de los materiales y herramientas que se van a necesitar.

En este caso, la cómoda presenta el siguiente cuadro:

- Hay rastros de que el mueble tuvo xilófagos. Para prevenir nuevos ataques antes de empezar a trabajar, le apliqué a pincel un insecticida para maderas. (Dejo para otro posteo el paso a paso sobre este tema!!)

- El mueble tiene un "buen lejos", pero de cerca se ve que el enchapado está en muy mal estado, por lo tanto, la pintura es una buena opción.

- La placa del contrafondo está rota; habrá que reemplazarla.

 

Una vez hecha la evaluación y aplicado el producto para combatir posibles plagas, empezamos a trabajar con el enchapado, un punto débil de muchos muebles antiguos.

Enchapado y faltantes

Materiales

- Cola de carpintero

- Espátula

- Prensas o algún objeto que sirva de peso

- Masilla epoxi de dos componentes

- Vela

- Madera o cartón grueso

Paso a paso

En este caso había enchapado despegado en las terminaciones del mueble. Esto es bastante fácil de resolver ya que podemos introducir una espátula con pegamento. Luego hay que hacer presión con una prensa o algún peso para fijar durante 24 horas. Cuando hagas fuerza con la prensa van a salir restos de pegamento: retiralos con un trapito húmedo.

 

Imagen 1: Prepará una maderita o un cartón con bastante vela sobre una de sus caras. Ese será el lado que tenés que apoyar sobre el mueble, ya que la parafina impide que los restos de cola se peguen sobre el soporte.

Imagen 2: Ahora ubicá la madera o cartón que preparaste entre el enchapado y la prensa. De esta forma cuando hagas presión las marcas no van a quedar sobre tu mueble, sino sobre la maderita.

Masillado

En el caso de las patas había zonas en las que el enchapado se había salido por completo. Como la idea es pintarla debido justamente a todos estos inconvenientes, vamos a rellenar con masilla epoxi de dos componentes hasta nivelar las zonas.

Para ello prepará la masilla mezclando bien los componentes. Podés colocarla con los dedos apenas humedecidos y nivelar con espátula.

 

Antes de que seque por completo, retirá con un cutter el exceso de material. Una vez seco lija con grano 100 y luego 180.

 

Primera etapa de trabajo, ¡lista! En la próxima nos dedicamos a pintarla y terminarla con un decapé en dos tonos, tal como se ve en la imagen. Buena semana y cualquier duda, aquí estoy. Vero

PD: Quiero agradecer a quienes notaron mi ausencia en esta columna y se contactaron conmigo para ver qué me pasó. Simple: ¡mononucleosis!! Por suerte ya estoy bien, preparando nuevos "paso a paso" y dictando talleres de reciclado de muebles. Dicen que "lo que no mata, fortalece".

¿Qué te pareció este paso a paso? Contanos qué otro tipo de mueble te gustaría reciclar

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala