Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Recorrido por Tigre: propuestas deco, gourmet y mucho más

Redescubrí el Puerto de Frutos y conocé los nuevos polos gastronómicos. ¡Mirá todo lo que pdoés hacer en el verano!

 
 
 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Por Agustina Vissani

Mimbres, plantas y muebles de madera a muy buenos precios. Hace unos años, esas eran las tres razones por las que agarrábamos el auto y partíamos el sábado a la mañana a Tigre para pasar el día chusmeando el famosísimo Puerto de Frutos. Pero por suerte, si bien todo eso que siempre estuvo sigue intacto, el delta del río Luján se desdobló en muchísimas propuestas y ahora está más lindo que nunca. Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos, como Boulevard Saenz Peña o Villa La Ñata.

Un finde de verano, con protector solar y repelente de mosquitos en mano, salimos a visitar paseos de compras, bolichitos gourmet y galpones repletos de hallazgos deco en un recorrido veraniego para agendar.

1. Época de Quesos

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker

En un silo arenero restaurado, justo en la punta de Mercados del Delta, unas cuantas mesitas te invitan a probar las mejores picadas acompañadas de cerveza artesanal. Es la sede local de la fábrica de fiambres tandilense Época de Quesos. ¿Cuál pedir? La picada completísima (comen tres), con embutidos y quesos de toooodo tipo, que cuesta $163.
Dónde: en el local 37 de Mercados del Delta.
Cuándo: de miércoles a domingos, de 10 a 20. Y los sábados, hasta las 24.

2. Belinda Café

 
Foto: Paula Salischiker


Enfrente de Época de Quesos, este local vidriado es el lugar perfecto para un almuerzo de verano. ¡Las rabas son la perdición! Además, la decoración del lugar es lo más: una altísima pared-pizarrón escrita con recetas, ingredientes y mensajes felices que le da mucha onda. Belinda es una buena parada técnica a la hora de recorrer el Puerto de Frutos.
Dónde: Eucaliptus y Los Sauces, Mercados del Delta.
Cuándo: martes a viernes, de 10 a 19. Sábados y domingos, 8 a 19.

3. Siete Cuatro Siete

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Un showroom al mejor estilo av. Santa Fe, con gangas imperdibles. Hay camisitas estampadas, vestidos lindísimos, leggings, shorts, pashminas, accesorios (vinchas de flores buenísimas) y todo a precios que no vas a poder creer. Es el lugar ideal para revolver, comprar barato y después pasar el dato.
Dónde: Mercados del Delta, local 34.
Cuándo: de miércoles a domingos, de 11 a 19.

4. El Atelier

 
Foto: Paula Salischiker


El espacio es mini, pero la creatividad desborda cada rincón, cada cajoncito, cada estante. El Atelier es el taller de Anahí Stelatto donde, además de dar clases de arte y expresión plástica, vende obras en pequeño y mediano formato (desde $180). Hay cuadritos, guirnaldas de tela, muñecos de crochet, almohadones y esculturas.
Dónde: boulevard Sáenz Peña 1316.
Cuándo: de miércoles a sábados, de 10 a 19.

5. Almacén de Flores

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Una fachada pintada de colores que es imposible pasar por alto se convirtió en otro de los hallazgos del boulevard. Omelettes a $62, tartas del día a $48 y ensaladas gourmet completísimas desde $70 son algunas de las opciones si querés almorzar en este minirrestó de estilo bien palermitano (aunque con un aire playero) que ofrece la opción de comer en la vereda, sentada en unas banquetas junto a una ventana que funciona como barra.
Dónde: boulevard Sáenz Peña 1336.
Cuándo: de miércoles a domingos, de 9 a 19. Jueves, viernes y sábados también se puede cenar.

6. Boulevard Sáenz Peña

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Una esquina lindísima que te remonta directamente a los viejos almacenes de ramos generales (en definitiva, eso es lo que fue el edificio hasta principios de 1900). En la planta baja y el patio funciona el restaurante, mientras que en la planta alta está la Tienda del Boulevard con pequeños tesoros solo para mujeres: aromas, jabones, stationery y algunas joyitas seleccionadas de diseñadores independientes. Todo el lugar tiene una deco superecléctica donde conviven objetos vintage con mucha madera y vajilla que mezcla porcelana, lata y acrílico. Lo más llamativo es que absolutamente toooodo (desde las tortas que comés hasta la silla donde estás sentada, pasando por la vajilla, los servilleteros y las jarras) está a la venta. ¿Algunos precios? Hay sándwiches por $50, ensaladas desde $58, sillas Thonet restauradas desde $550 y libros desde $120.
Dónde: boulevard Sáenz Peña 1400.
Cuándo: de miércoles a sábados, de 10.30 a 18. De jueves a sábados se puede cenar con reserva previa.

7. La Serine

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


El local de Milagros Pereyra Lucena es alucinante. Una casa antigua reciclada de punta en blanco y súper luminosa esconde los almohadones más lindos, telas bordadas o estampadas artesanalmente, caminos con dibujos mexicanos, vajilla antigua, cuadros y muebles soñados en un estallido de color que te tienta a llevarte tooodo. Además, una cama y un megasillón sirven de lienzo para que juegues y combines distintos acolchados y almohadones para ver cuál es la mejor combinación.
Dónde: Montes de Oca 37 (es a puertas cerradas, así que desde afuera parece una casa más).
Cuándo: de lunes a viernes, de 13 a 17. O con cita previa contactándote por Facebook.

8. Don Toto

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Don Toto Viejo Mercado es la propuesta más fresca de Sole Benvenuto, la dueña de Boulevard Sáenz Peña. Un lugar extraordinario, casi onírico, dividido en dos sectores: uno ordenado y clasificado y el otro atiborrado cual galpón de herramientas. ¿De qué estamos hablando? La dueña del lugar compró una infinidad de objetos retro a un viejo coleccionista: hay cientos de latas Canale y Royal, frascos farmacéuticos, radios vintage, revistas de colección, relojes, copas, teteras, cartelería, sifones, teléfonos. Mucho de todo.Por el momento, y hasta que terminen de clasificar y hacer un inventario con precios de tooooodo, Don Toto funciona como una tienda online, con productos seleccionados. Las visitas al espacio son con cita previa y exclusivamente para aquellos que necesiten productos para alquilar. ¡Esperamos que próximamente puedan conocerlo en vivo!
Dónde: en la esquina de Albarellos y Pizarro.
Cuándo: con cita previa a través de www.facebook.com/dontototigre .

9. Ñata

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Una antigua casona restaurada sobre la av. Italia (una zona donde hay muchísimos locales con cacharros y antiguedades). La cerca de hierro verde agua de Ñata te da la bienvenida a un patio delantero donde encontrás lindísimos muebles de exterior, un jardín de invierno con flores y macetas además de un gran espacio repleto de objetos deco para morirse. Hay manteles de hule vintage, figuritas antiguas, almohadones, muebles restaurados, cuadernos y cientos de detalles. Como hay de todo, los precios también son variados, pero podés conseguir, por ejemplo, escaleritas de hierro portamacetas a 590, sillas desde $400 y mesas de comedor desde $900.
Dónde: av. Italia 995.
Cuándo: de miércoles a domingos, de 10 a 19.

10. IslaXocolatl

 
Foto: Paula Salischiker


Un restó y almacén naturista con un patio muy verde ideal para ir a desayunar (hay una gran variedad de licuados y hasta jugo de pasto) o almorzar el fin de semana (¡los ñoquis de espinaca y mozzarella son una bomba!). Más allá de lo gourmet, en el lugar se organizan charlas con médicos y nutricionistas, clases de cocina, análisis de libros, eventos de música y funciona como la sede de Tigre para muchas de las reuniones de El Arte de Vivir.
Dónde: av. Liniers 1829.
Cuándo: todos los días, de 8.30 a 23.

11. Galpón La Colectora

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Queda fuera del circuito tradicional y solo das con el lugar si alguien te pasó el dato, pero si llegás a ir, vas a querer volver seguro. Su nombre se debe a que el local es un galpón enorme repleto de muebles y objetos deco. Las tendencias actuales conviven con los recuerdos de otra época ya que podés encontrar desde una cabina telefónica al mejor estilo londinense hasta vajilla pintada a mano, una cocina antigua o vasos de acrílico de lo más modernos. Además, diseñan y fabrican muebles a medida, brindan asesoramiento en ambientación y hasta podés llevar alguna mesita o aparador que ya perdió su gracia para que lo patinen o lo reciclen de alguna manera y vuelva al ruedo.
Dónde: Colectora Acceso a Tigre Este 251.
Cuándo: de lunes a sábados, de 10 a 18.

12. Galponcito by L.A. Woman

 
Los puestos del Puerto de Frutos se multiplicaron y también florecieron nuevos polos gastronómicos.  Foto: Paula Salischiker


Desde el segundo piso de el Galpón La Colectora nace una angosta escalera caracol de hierro que te lleva al Galponcito By L.A. Woman. ¿A dónde? A una buhardilla en donde, como si se tratara del altillo de una abuela que supo ser fashionista pero con la estética de los más cancheros mercadillos vintage de Londres o Los Ángeles, te encontrás con buenísimos hallazgos de moda retro (tanto local como importada) y otras buenas opciones que, si bien no son del todo vintage, son usadas en buenas condiciones (hay prendas de Jazmín Chebar, Rapsodia, Mishka, Forever XXI, H&M, entre otros). está a la venta.
Dónde: Colectora Acceso a Tigre Este 251.
Cuándo: de lunes a sábados, de 10 a 18.

¿Qué te pareció este recorrido? ¿Conocés otro lugar para recomendar por Tigre? ¡Contános!

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala