revistaohlala.com

El último post. snif

 
 

Ayer cumplimos 2 meses de casados . No festejamos porque los dos nos fuimos a trabajar por el día a diferentes lugares: yo a Resistencia, Chaco, y Nacho a Córdoba. Resulta que mi avión llegó retrasadísimo, y cuando llegué a las 3 de la mañana, Nacho ya estaba en el quinto sueño. Pero bueno, capaz hoy salimos por ahí. (¿Se festejan los cumplemeses de casamiento? Yo creo que al menos los primeros 6 meses quiero festejar, porque ¡todavía me asombra acordarme que estoy casada!).

Estos dos meses se pasaron muy rápido, entre luna de miel, mudanza, y visitas en casa. Casi que ni me di cuenta.

Creo que, en un nivel práctico, es lo mismo estar casados que vivir juntos. Nuestros días siguen igual, nos levantamos, vamos a trabajar, volvemos, paseamos a Noli, caminamos, comemos, y nos vamos a dormir. Es lo mismo. Pero en otros aspectos, algunas cosas sí cambiaron.

Qué cambió en los últimos dos meses, ahora que estamos casados.

1) Digo "mi marido" en vez de "mi novio". Aunque a veces todavía se me escapa y digo novio. Pero he descubierto que nombrar al marido es una gran manera de no recibir ningún tipo de insinuación masculina. Por ejemplo, cuando nos mudamos, fui hasta el departamento nuevo en el camión de los mudadores, mientras Nacho iba con otros tantos bártulos en su auto. Los dos mudadores eran buena onda, pero bastante langas, que me decían que ojo con los uruguayos y qué se yo. Todo eso hasta que dije "a ver si ya llegó mi marido", sacando el celular para llamarlo. Chicas, instantáneamente me volví un poste de luz, una prima hermana, in-dable. Y a partir de ahí, me dijeron señora toda la tarde.

2) Nos mudamos. Pero nos íbamos a mudar igual, así que no tiene nada que ver. Pero soy tan feliz en mi casa nueva, que lo quiero contar. Es más grande y luminosa, Noli se la pasa en el balcón, y el piso tiene olor a madera rica. Lo que sí, todavía no nos adaptamos mucho al barrio. (Barrio Norte es como un híbrido extraño, porque no hay una cerrajería a mil cuadras a la redonda, nunca hay lugar para estacionar, pero hay miles de panaderías ricas y verdulerías por todas partes. Y gimnasios. Después de las 19hs por la calle hay pura chica con calzas y zapatillas. Ojalá me contagien la intención.

3) Hay nuevas parejas entre nuestros amigos. Eso de que en los casamientos la gente se empareja es un poco verdad. A partir del nuestro, surgieron 2 nuevas parejas, una de ellas a distancia, él uruguayo y ella argentina. Qué fiaca. Pero bueno, a mí me funcionó, y lo haría de vuelta.

4) Todavía no saqué las cosas de la lista de regalos. Me acuerdo cada vez que no nos alcanzan los 4 vasos que no se nos rompieron. Pero ganas de que vayamos este fin de semana. Qué lindo, deseo con ansias unos platos, vasos, cubiertos de los lindos, una lámpara de pie y una cafetera de las capsulitas. Ya veremos qué elegimos.

5) Tengo una "sensación" nueva. Este, yo creo, es el único cambio importante. Siento que soy parte de un proyecto a largo plazo, que hay que cuidar para que funcione. Me siento comprometida. Es lindo. Y creo que tengo suerte de que estemos así de bien, hace tanto tiempo, ¡y ahora mejor que nunca!

El otro día me hicieron una notita en una revista de novias que todavía no salió. En la entrevista, me preguntaron cienmil cosas, pero sobre todo, me pidieron una lista interminable de datos , que me hicieron mucha gracia. El tema es que te ponen al lado de otras veinte novias, cada una con sus "datitos" de proveedores armaditos abajo en una lista. Suena bastante frío pero debo admitir que cuando te estás por casar, esto te parece súper útil.

Así que acá va mi listita:

El Vestido : Celeste, de Muscaria Couture . La amamos. Me sentí mega potra. Y las cadenas se la re bancaron.

Zapatos:Lomm . Lindos, extra-cómodos. El modelo se llama Pandora. Mi amiga Luchi del blog de al lado me los robó y no los para de usar. Yo me los banqué más de lo que esperaba, (porque nunca pero nunca en mi vida aguanté una noche entera con tacos). Pero estos estuvieron cerca.

 


Vestido y zapatos.

Accesorios: No usé. Aviso porque me lo preguntaron en la revista. Tenía nomás el anillo que me regaló Nacho cuando me hizo "La propuesta", y después de la ceremonia, también el de casada. Lo que sí tenía eran los guantecitos de Muscaria. Eran de tul con pétalos de organza y flores de cuero, bordadas con perlitas de metal bronce. Un sueño.

 


Son estos.

 


Y quedaban así..

Lugar: El Ombú, de Finca Madero . Fui bastante fan.

Catering y Barra: Los de Catering Madero, que vienen con el salón. Todo rico. Si van a un casamiento ahí, no dejen pasar el Carro Madero, que es como una parrilla rodante con achuras, que vas pinchando.

Ambientación:Wedding Factory . Estas chicas tienen el don. Tomaron un salón vacío y lo convirtieron en un lugar que parecía nuestro. Lo dejaron festivo, cálido y personal. Y no hubo invitado que no nos dijera algo de lo lindo que estaba todo, los rincones, la casita de pajaritos para dejar mensajes, el photobooth, y los terranios de los centros de mesa.

Video:Ou Clock . Todavía no lo vimos, (nos lo entregan en un par de semanas), pero nos encanta lo que hacen. Y son ellos también los que hicieron el video que les mostré hace unos posts, el que pasamos en la fiesta. Este.

Fotos:Vincent du Mesgnil . Un amigo nuevo que nos hicimos. Captó momentos lindísimos, espontáneos y naturales, como nosotros queríamos.

Show: La semilla de la cultura africana, que es un grupo de percusión africana, donde toca Nacho. Está dirigido por Cheik Gueye, uno de los de la Bomba de Tiempo. Este show EXPLOTA!

 


El novio con du djembé.

 


Y las chicas que bailan afro se disfrazaron y bailaron. Esta es Ayelén, que nos enseñó a bailar in situ.

Disk Jockey: Martín Bianchi, de Sarapura. Son los que vinieron con el salón, y estuvieron bárbaros. Pero bueno, un poco caros. ¿Da decirlo? Bueno, porqué no. Martín un copado, y la música re bien, pero nos pareció que comparado con los precios de otros proveedores, era un delirio. Pero bueno, quién te quita lo bailado.

Maquillaje y peinado:Lucía Numer . La amamos sin parar. Nunca en mi vida me sentí tan linda. Y eso que había un día terrible de humedad y tuvimos que cambiar el peinado en el momento, porque el que habíamos planeado no me iba a durar. Luchi, sos tan talentosa que me creí diosísima. Gracias, ojalá te tuviera en mi casa todas las mañanas para vivir así de bonita.

Buttoniers: Se los encargamos a Flores y Más Flores . Son esos pins con florcitas que usaron nuestros papás, hermanos, y Nacho.

 


Nacho y Abril, su ahijadita, en el photobooth. ¿Se ve bien el buttonier?

Cotillón:Quiero Uno . Es hecho a mano, y lindísimo.

 


Sin palabras.

Invitaciones:The Lovely Card. ¡Nos encantaron!!

Lista de Casamiento: Wedcompany.

Algo más??? Creo que no. Ramo no usé. Y listo. Me suena que en esa revi me preguntaron veinte cosas más. Cualquier cosa me dicen.

En fin, chicas, no sé cómo agradecerles la compañía y buena onda en todo este tiempo. Ya no queda mucho por decirles que no les haya dicho todavía, más que me encantó compartir los preparativos con ustedes, y me salvaron las papas en más de una ocasión (como cuando me escribieron para avisarme que ya me podía anotar al registro civil, que si no era por ustedes me hubiera terminado casando un martes a las 8 am. ¡Genias!) Fueron una parte importante de un momento especial en mi vida, y por eso, me las llevo conmigo. Cada vez que me acuerde de mi casamiento, voy a pensar en ustedes.

Me cuesta terminar este blog. Las voy a extrañar mucho. Gracias por todo.

Besos!

Sofi

Sofia.orsay@gmail.com

@sofiorsay

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala