revistaohlala.com

Mi aventura culinaria

 
 

Casarse está buenísimo, pero entre la organización de la fiesta y todos los detalles podemos olvidarnos que lo que viene después, estar casados, ¡es una aventura! Y a mí, pocas cosas me divierten más.

Así que les cuento que en este nuevo blog, ¡me lanzo a la aventura! Y durante algunos meses, todos los lunes lo haré en la cocina. Voy a cocinar con chefs, visitar la cocina de restoranes, inventar recetas, robar recetarios a abuelas, e ir a mercados y ferias, con el objetivo de salir un poco de la rutina gastronómica (no se ustedes, pero yo tengo 4 o 5 platos que preparo en rotación), y de finalmente, ¡aprender a cocinar! Ojo, eso los lunes eh, las aventuras de los miércoles y viernes serán totalmennnnteeee diferentes, lejos, lejos de la cocina!!

Y eso nos lleva a la aventura de hoy, enmarcada en la nueva sección que en principio durará unos cuantos lunes, llamada Mi Aventura Culinaria . Acá va: Resulta que enfrente de mi casa, los sábados a la mañana hay una feria itinerante , de esas que giran por los barrios de Buenos Aires todos los días de la semana. Voy casi todas las semanas, porque es bastante más barata que el super y porque me da la sensación de que todo es más fresco.

En fin, chicas, el pescadero de la feria es un buena onda bárbaro, cancherísimo aparte, y siempre me tira tips para cocinar. Te saluda con un "Hola linda", y te vende lo que quiere, porque todas las clientas requete creemos en sus recomendaciones. Debo admitir que con Nacho no comemos mucho pescado, pero tratamos de comerlo, al menos, el sábado, aprovechando que lo compramos fresco, pero nos suele dar fiaca prepararlo como nos explica este señor, y terminamos haciéndolo al horno con limón, un embole. Así que mi objetivo de hoy es finalmente darle bola al pescadero, ¡y preparar una de sus recetas al pie de la letra!

Miren el resultado , y de paso, aprendan a hacer estos "Cachetes de Abadejo al Chop Suey" (¿?). Les juro, sí, sí, esa fue la receta que me tiró, y que tuve que preparar. Pero quedó buena, prometo.



Según lo que entendí, había que saltear unas verduritas (cebolla de verdeo, zucchini, morrón, berenjena, y brotes de soja), mezclarlas con arroz blanco, y sumarlas a los cachetes de abadejo (me mata el nombre), que cocinamos con aceite de oliva, y condimentar todo con salsa de soja. Yo jamás había comprado cachetes de abadejo (no lo paro de decir), pero me terminaron copando. Quedan ricos en chop suey.

Para las que no pueden ver videos, les dejo unas fotitos:

 

El carrito del amigo pescadero

 


Las verduras que usé

 

 


Mmmm deli!!

¿Se animan a obligarse a preparar una receta recomendada sí o sí? Creo que está buenísimo porque cortás la rutina, y terminás preparando y comiendo platos que nunca harías, ¡y te sorprendés a vos misma!

Para saber adónde van a estar las ferias, pueden entrar acá , y para encontrar a mi pescadero amigo, acá .

¡Nos vemos el miércoles!

Sofi

@sofiorsay

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala