revistaohlala.com

Detalles de nuestro civil

 
 

¡Hola queridas! Les cuento que el viernes va a ser el último post del blog como lo conocen, y que el lunes se renueva totalmente. ¡Agárrense para lo que se viene!

Pero quiero aprovechar estos dos últimos posts de "La Antinovia" para contarles algunos detalles que no les conté acerca de mi casamiento por civil, de la ceremonia, y si me da el tiempo, de la luna de miel.

Ustedes casi que estuvieron presentes el día del civil a través del minuto a minuto , pero quedaron cosas sin contar. Acá van:

1. La jueza que nos tocó fue espectacular. Nos dio buenos consejos, no se fue demasiado por las ramas e hizo hablar a los testigos, que siempre está bueno. Mis testigos fueron mis amigas Jime y Manu, que lloraron a mares las dos y no pudieron balbucear más que nos quieren mucho y que nos deseaban lo mejor, y mi amigo Pablo, que se mandó un discurso espectacular acerca de cómo habíamos podido superar los años de distancia (casi 3) con éxito y alegría. Nos hizo llorar a todos. Los testigos de Nacho, que vivían con él mientras salíamos los primeros dos años, así que estuvieron súper presentes, no se imaginaban que iban a tener que hablar porque en Uruguay parece que los testigos nunca pero nunca tienen que decir nada, pero igual los genios dijeron cosas re lindas.

 
Pablo con sus tiradores y su prendedor de testigo, que nos hizo Wedding Factory.. 


2. A Nacho y a mí, la jueza nos propuso que nos dijéramos lo que sentíamos en ese momento. Chicas, les juro que me nublé. Primero habló Nacho, y en vez de tomarme ese tiempo para pensar qué iba a decir yo después, decidí conscientemente escucharlo con toda mi atención, y después ver qué me salía en el momento. Conclusión: no me salió nada muy maravilloso, sólo le dije algo que siempre tengo muy presente: que tenemos mucha suerte!!

 
Pensando qué decir!!. 


3. Cuando salimos, nuestras familias y amigos nos esperaban con una lluvia increíble de arroz y de papelitos de colores. Mi vestido se quedó toda la tarde con marquitas blancas que le dejó el arroz, insacables, ¡pero qué divertido estuvo! Además, una amiga de Nacho llevó pétalos de rosas, que no sé de dónde los habrá sacado pero quedaron re lindos en las fotos.

 

 


4. Después del civil fuimos a la casa de mi abuela, donde atacamos el catering de FêteFête , (que si se van a casar, se los recomiendo ampliamente porque te solucionan la vida y todo el mundo te elogia las delicias como si las hubieras preparados vos) y donde, como les contamos en el minuto a minuto, el papá de Nacho se quedó encerrado en el ascensor. Malísimo. Finalmente, como 50 minutos después, lo rescataron.

5. Fede, el hermano de Nacho, me pidió que lea un cuento en voz alta, que le había escrito a Nacho. El cuento se trata de un tambor repique, de esos que se usan para tocar candombe, que Fede mandó a hacer para Nacho con un roble que había tenido que talar, porque Fede es jardinero. Fue el momento emotivo del festejo, y de nuevo lloramos todos. ¡Pero lágrimas lindas de felicidad!

6. Después de la reunión, fuimos a hacer juntos algunas cositas que nos quedaban para la fiesta del día siguiente, como comprar el moño para su traje. Pasamos por la panadería, y caminamos por el barrio de la mano, casados. Creo que fue uno de los momentos más lindos del día. Nacho me dijo "Me encanta que en un día tan especial para nosotros, elegimos hacer lo que más nos gusta, que es caminar, pasear a Noli, ir a la panadería, esas cosas". La cotidianeidad tiene un encanto especial.

7. Apenas llegué a casa, me saqué los benditos zapatos (porque aunque sean cómodos debo admitir que no estoy tan acostumbrada), me puse los anteojos y me fui a la cama con un té, muertísima, mientras Nacho hacía no sé qué trámite para la luna de miel. Cuando llegó, me trajo a la cama una bandeja con coca cola y empanadas, como un marido dedicado. ¡No me digan que no tengo suerte! (Tampoco es que es todos los días así eh, no se crean).

8. ¡Y así fue! ¡Nos casamos! Les digo que se siente lindo estar casados. Somos los mismos, nos llevamos igual, y hacemos las mismas cosas, pero creo que algo nos cambió adentro. Estamos contentos, y tenemos juntos nuevos proyectos, ¡como mudarnos la semana que viene!

Les dejo unas fotitos más del civil, que ya nos mandó nuestro fotógrafo,Vincent du Mesgnil.

 
Éramos un montón!. 

 
Acá ya habíamos firmadoooeaeaaraalalalal. 

 
Nacho con las chichis cancheriiisimo. 


¡Buen miércoles!

Sofi
@sofiorsay

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala