revistaohlala.com

Perdoné una infidelidad ¿y ahora cómo seguimos?

En los tiempos que corren, la infidelidad es, en muchos casos, moneda corriente. Algunos deciden darle fin a la relación y otros eligen perdonar para darle una segunda oportunidad.

 
 
 
¿Lo dejarías volver a entrar?.  Foto: Corbis

Por Carla Lioi
Especial para revista Ohlalá! Web

¿Quién dijo que es fácil hacer borrón y cuenta nueva y arrancar una relación desde el punto cero sabiendo que nos traicionaron? Esa es la cuestión. Terminar una relación no es algo sencillo, pero perdonar una infidelidad tampoco es una tarea que se resuelva de un día para el otro.

Como es sabido, la confianza es una de las herramientas más poderosas para que una relación funcione, y cuando se pierde, eso que habías construido durante tantos años se disuelve.

Volver a empezar

Se trata de una segunda oportunidad y de intentar restablecer un vínculo que, de a poco, se fue desgastando. A nadie le agrada saber que le fueron infiel, pero es importante reconocer que si uno de los dos traicionó, existe un alto porcentaje de que las cosas no funcionaran bien o es posible que algo estuviera fallando.

No hay un manual que certifique por qué una persona es infiel, pero existen diversos factores que pueden llevar a esta problemática:

- Qué la relación se vuelva rutinaria, monótona y aburrida , incluso en el ámbito sexual.

- El modelo familiar: muchas personas copian inconscientemente las fallas familiares. Por ejemplo, si a su madre el padre le fue infiel.

- Buscar nuevas experiencias: sobre todo si es una relación que comenzó desde chicos y no se tuvo la oportunidad de experimentar en otras relaciones.

- Cuando el amor se terminó y no se sabe como terminar: este es el punto más doloroso, porque se continúa la relación por costumbre o comodidad, entonces esta persona comienza a hacer el duelo aún estando en pareja.

"La infidelidad, puede desencadenarse tanto hacia la ruptura como hacia un cambio profundo de la pareja. Y a partir de aquí, se pueden comenzar a pulir problemas para que la relación funcione; desde un mejor diálogo hasta recuperar la confianza" explica el equipo de atencionpsicologicabsas@hotmail.com.

Si tomaste la decisión de perdonar y continuar con la relación, tenés que apostar desde el comienzo a que la relación funcione y comprender que ambas partes están haciendo un esfuerzo para recuperar lo que se perdió.

En muchos casos, quien perdona tiene bronca y enojo acumulado y eso no es sano para ninguno de los dos, porque el problema no se va a resolver y el sufrimiento de quien perdonó va a seguir latente. Es decir, arrancar de nuevo la relación con el rencor a flor de piel no tiene sentido desde ningún punto de vista. A veces es necesario darse un tiempo para perdonar, no tomar decisiones apresuradas de las que nos podamos arrepentir.

Si el sentimiento es verdadero, vale la pena intentarlo. Nadie puede asegurarte que fracase o no, en una relación de dos solo esas personas saben por lo que pasaron y compartieron juntos, esto incluye buenos y malos momentos, alegrías y discusiones, por eso hay que poner en la balanza cuan importante es esa persona para el otro y si queremos seguir (ya sea de esta manera, o dándole un giro a la relación para crecer como pareja). Quien perdona debe dejar en claro qué es lo que no desea que vuelva a ocurrir, expresarse, mejorar el diálogo y ser claro. Es decir, que el otro entienda que esta es una nueva etapa y también una última oportunidad. A veces es importante reflexionar juntos sobre este tema para que el otro valore la decisión que se ha tomado.

Vos, ¿perdonaste una infidelidad? ¿la perdonarías?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala