Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Un amor animal:¿te enamoraste de un bichero?

Si alguna vez moríste por un Indiana Jones, no te pierdas la desopilante charla de nuestro columnista con una de sus mejores amigas

 
 
 
Todas, alguna vez, hemos hecho locuras por amor.  Foto: Corbis

Por Sebastián Fernández Zini

- Si le seguiste todo su viaje de aventura por Facebook, quedaste en llamas y no parabas de hablarme de este Javi, el guapetón estilo Indiana Jones al que le tenías unas ganas imposibles, nunca me quedó muy en claro por qué no lo encaraste en el casorio de Marian .

-¡Porque estaba con la novia, nabo!

- Pero bien que al otro día de la fiesta lo agregaste al FB.

-Para sentirlo más cerca, ja. Yo sé de límites (no como vos), y entre mujeres no nos vamos a estar escupiendo el asado.

- Che, che, che, yo también sé de límites, quizá más laxos que los tuyos, pero límites al fin. Bueno, dale, no nos vayamos de la senda.

-¡Eso! ¿Te conté que Indiana se separó después de aquel viaje?

- No, pero entonces me perdí varios capítulos. Javi volvió hace como seis meses o más.

-Sip.

- ¿Me estás ocultando info?

-Sip.

- Desembuchá, bitch.

-Cuando volvió y me enteré de que había cortado, nos empezamos a ver.

- Ah, mirá qué guardadito te lo tenías.

-Es que no quería que todos se enteraran, tenemos muchos amigos en común.

- Cierto. ¿Y es cierto que tiene como seis o siete perros?

-¡Ocho! Divinos todos, pero son la jauría del diablo. ¡Me tendrías que haber visto un domingo que salimos a pasear con todos! Me sentí paseadora por un día. ¡De locos! ¡Qué perros ladillas! Insoportables. Pero bueno, el precio que una debe pagar por comerse un bombón la noche anterior.

- Ponele...

-Dale, no te hagas. O te olvidás de cuando estabas con Renzo y, con tal de "apagar" el olor a perro que había en su casa, te pasabas largas horas bañando a su labrador.

-. ..

-Sí, hacete el tonto, hasta el jaboncito canino te encargabas de comprar.

- ¡Basta! Estamos hablando de vos, no de mí.

-Bueno, nada, eso, que los perros, un amor, pero faltó que me pidiera que tuviéramos sexo con ellos. ¡Todo el tiempo metidos en el medio! "Javi, ¿vamos un finde a la costa?", "¿Y los perros?". "Javi, quedate un rato más en la cama", "No, no puedo, tengo que sacar a los perros". "Javi, ¿y si hoy nos vamos a dormir a un hotel?", "No, no puedo porque la pastora inglesa está con vómitos". ¡Dejame de joderrrr!

- ¿Y cómo hizo cuando se fue de viaje con los adorables canes?

-¡¡Se los dejó a la novia!! ¿Lo creés?

- Lo creo.

-Pero eso no es todo en el zoo de Javiercito. Además, tiene tres gatos.

- Ah, mirá vos.

-Una noche, me quise hacer la bomba sexy y le hice un desfile en bolas por su cuarto. A medida que iba caminando, sentía cómo se pegaban todos los pelos de los gatos en mis pies. Me quería matar, pero ya estaba en el baile...

- Me muerooo, ¡qué buena imagen, amiga!

-Sí, divina, un ascor. ¿Y los canarios?

- ¿También tiene canarios?

-Infumables. El día que se olvidaba de cubrir la jaula, los muy chotos arrancaban a cantar con el primer rayo de sol.

- Uff, no tener una gomera a mano, ¿no?

-Ni que lo digas, lo pensé más de una vez.

- Decime, porfa, que no tenía más animalitos.

-Sí, tres tortugas enormes, pero que, por suerte, nunca vi. ¡Qué asco me dan las tortugas!

- ¿Entonces?

-El colmo de todos los colmos fue cuando una mañana me levanté en su casa re dormida para irme a laburar y sobre mi cepillo de dientes había una cucaracha.

- ¡¡¿Qué?!!

-No sabés el grito histérico que lancé al aire. ¡Basta para mí, basta para todos!

- ¿Te fuiste en el acto?

-No, me fui después de escuchar a Indiana Jones decirme que ni loco mataba las cucarachas porque eran seres vivos. ¡Dejame de joder!

- Un tierno, ¿no?

-¡Un tierno las bolas! ¡Un sucio!


¿Alguna vez, te pasó algo similar? ¡Contanos tu experiencia!

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala