revistaohlala.com

Mamás canguro: los beneficios de llevar a tu bebé a upa

El contacto piel a piel con el recién nacido fomenta el vínculo y ayuda a que respondas más rápido a sus necesidades; ¿pasaste por esta experiencia?

Por Cecilia Wall | Revista OHLALÁ!

 
 
 
Tener cerca a tu bebé ayuda a conocerlo mejor.  Foto: gentileza Maminia

¿Cuántas veces escuchamos la frase "no lo levantes tanto, lo vas a malcriar"? Pero, ¿es tan así? El método mamá canguro dice lo contrario: tener el bebé a upa, en contacto con el pecho de la mamá, es muy beneficioso para su desarrollo.

"Mi hija nació a las 36 semanas, en la clínica la tuve mucho tiempo a upa, piel a piel, y después seguí haciendo lo mismo en casa. La llevé en portabebé hasta que tuvo dos años y medio", contó Fernanda Gómez, que es psicóloga y escribe el blog Soy mamá Canguro.

Esta forma de llevar a los bebés ya la usaban nuestros ancestros, pero en los años ´70, se implementó en hospitales en Colombia, para estimular el desarrollo de los bebés prematuros. Hoy se usa en salas de neonatología de hospitales de todo el mundo, donde se busca que los bebés estén en contacto con su mamá el mayor tiempo posible. Se implementa colocando al bebé en posición vertical sobre el pecho desnudo de su mamá (o de su papá), de modo que el oído del niño esté sobre el corazón, cubierto por la camisa de su mamá o papá.

Lo ideal es que permanezca en esta posición tantas horas como sea posible, mientras se encuentre internando y después del alta, en su casa.

Cargar al bebé premitirá a la mamá conocerlo más, saber cuáles son sus necesidades y poder responder a ellas. Todos los bebés, hayan nacido en forma prematura o a término, van a sentirse más contenidos y seguros en brazos de su mamá.

 
"Cargar al bebé es muy placentero y maravilloso", cuenta Fernanda.  Foto: gentileza Fernanda Gómez

Beneficios del método mamá canguro

- Cuando el bebé prematuro está internado en la sala de neonatología, el método Mamá Canguro es una herramienta que complementa los cuidados neonatales y permite a las familias, especialmente las mamás, sentirse la fuente proveedora de calor, nutrición y confort emocional para su bebé.

- Disminuye el estrés que el bebé puede sentir al estar internado.

- Baja infecciones.

- Fomenta el vínculo, el bebé reconoce el olor y la voz de la mamá.

- Ayuda a regular la temperatura.

- El bebé está más tranquilo, cómodo y llora menos.

- La mamá puede responder más rápido a necesidades de su hijo.

- Duermen más tranquilos y la mamá descansa mejor.

- Se puede ir a cualquier lugar, principalmente a aquellos que tienen espacio reducido y es imposible transitar con un cochecito.

- Los portabebés son cómodos porque distribuyen el peso sobre los hombros, la espalda y la cadera, y no tienen correas que lastiman. Todo esto permite llevarlo durante períodos prolongados sin cansarse.

Cómo cargo a mi bebé

Cargar al bebé es muy simple, sólo se necesita un portabebés o una tela, que permitirá que la mamá lo tenga cerca y, a la vez, pueda atender a otro hijo más grande o hacer otra actividad.

Hay varios modelos , según el tamaño del bebé. Cuando es muy chiquito, conviene llevarlo en un fular, que permite varias posiciones y podés llevar al bebé cómodamente durante horas. Otras opciones son el portabebé tipo bandolera o mochila.

Cómo armar un portabebé

¿Sos una mamá canguro? ¡Compartí tu experiencia!

Expertas consultadas:

María Fernanda BuraschiMédica neonatóloga del servicio de Pediatría del Hospital Fernandez.

Ana QuirogaLicenciada en enfermería, trabaja en el area de Neonatología del Ministerio de Salud, dirige el posgrado en enfermería neonatal en la Universidad Austral y es asesora de Fundasamin. Es autora, junto a otros profesionales de Práctica clínica del contacto piel a piel en neonatología.

Fernanda Gómez Psicóloga y autora del blog Soy Mamá Canguro

Alejandra Martínez Maminia

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala