Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Plan crucero: ¡¡¡chicos a bordo!!!

Una opción para las vacaciones en familia: embarcarse todos en un megahotel all inclusive y navegar por diferentes lugares. Bienvenidos a la aventura.

 
 
 
Acá los chicos se sienten en "Zack y Cody", la serie de Disney Channel..  Foto: Gentileza de MSC

Por Carola Birgin

En el momento de planificar vacaciones con chicos se suman un montón de variables a contemplar: qué lugar es un buen lugar para todos, cómo hacer para que los más pequeños se diviertan y para que los más grandes podamos descansar, cuánta exposición al consumo estamos dispuestas a habilitar ( "mami, comprame", "mami, quiero otro helado" ), si tenemos ganas de viajar y conocer lugares pero se nos complica la logística del grupo familiar... En este sentido, los hoteles all inclusive vinieron a ofrecernos una solución considerable. Pero no son la única opción. ¿Pensaste en hacer un crucero?

A la gran aventura que implica vivir por unos días dentro de un barco, que suele ser gigante, se suma el desafío de pasar muchas horas en altamar, flotando y en pleno movimiento.

 
El parque acuático y el tobogán de 120 metros, Un paraíso para los niños.  Foto: Gentileza de MSC


Por si esto fuera poco estímulo, cuentan con atracciones infantiles que los convierten en verdaderos parques de diversiones para los niños (¡y también para sus padres!) : juegos, actividades recreativas, cine, shows en vivo con talentosos artistas, áreas acuáticas... Es decir, el tiempo que pasen arriba del barco va a ser tan entretenido como las escalas. Y, a veces, más.

 
La recreación de los chicos está incluida. Atracciones como el cine 4D o el simulador de Fórmula Uno cuestan 7 euros.  Foto: Gentileza de MSC


En general, se hace una parada por día. Llegan temprano a uno de los destinos y zarpan nuevamente antes del atardecer. Si bien es cierto que en ningún punto del mapa te quedás mucho tiempo, vas conociendo un montón de lugares, lo cual lo hace un viaje muy dinámico. Y esto, sin la incomodidad de estar haciendo check in y check out continuamente, ni perdiendo largas horas de espera en estaciones o aeropuertos (algo que, con niños, suele convertirse en una eternidad). Ni que hablar de que desarmás la valija el primer día y la rearmás el último.

 
Foto: Gentileza de MSC


Otra comodidad es que son naves totalmente preparadas para los carritos de bebé. Y un dato importante es que, además de las comidas, los planes incluyen un bufet libre todo el día (con pizzas, helados, refrescos). En definitiva, un buen plan para todos.

Experiencia Preziosa

 
Foto: Gentileza de MSC


La más nueva de las naves de la flota de MSC es el Preziosa , un barco de 18 pisos y 300 metros de largo que desde marzo está dando vueltas por el Mar Mediterráneo y que en enero de 2014 llega a América latina para emprender un recorrido por Brasil. Repleto de lujos (una escalera con peldaños de brillantes Swarovski , por ejemplo), este crucero cuenta con un spa de primera, un restaurante de filosofía slow food (Eataly) , un cine 4D (además de las dimensiones que conocés, incluye la sensorial) y un tobogán de agua de 120 metros de largo (con un tramo transparente que sale del perfil del barco y parece que estás volando sobre el mar). La madrina, que fue anfitriona en la botadura del buque, en Génova, es la diosa de Sofía Loren.

Tripulante argentina

 
Foto: Gentileza de MSC


"Nací en América, provincia de Buenos Aires, soy nutricionista y desde chica soñé con viajar mucho. Tanto, que lo conseguí. Viví en París, en California, y desde hace cinco meses estoy navegando por el Mediterráneo a bordo del barco MSC Preziosa , siempre con el mismo itinerario: Génova, Nápoli, Messina, Túnez, Barcelona y Marsella. Trabajo como guest service agent (en la recepción). El estilo de vida acá es un poco loco porque conocés 4500 personas diferentes cada semana, y podés hablar muchos idiomas. En la tripulación somos 1300 empleados, de 56 nacionalidades diferentes. Mi vida cambió mucho en estos meses; ahora las actividades cotidianas para mí pasaron a ser estar en la recepción, participar en el simulacro de emergencia, y nada de ir al súper ni cocinar: comer en el bufet con la tripulación, ir al gimnasio, jugar al ping pong. Es un lugar soñado para los chicos, tienen su propio club con actividades, espectáculos increíbles, una astrónoma guía observaciones con telescopio, también hay karaoke, show de talentos y, claro, ¡están las piletas! Una es un castillo con juegos. Además, hay un tobogán que es récord mundial por ser el más largo de todo el mundo a bordo. Está el sector de juegos, con un simulador de F1 y un cine que es como estar en Disney . Muestran una minipelícula con muchos efectos especiales. Yo lo probé y está buenísimo".

Data

Una semana en el MSC Preziosa cuesta entre us$ 1500 y us$ 1650 los adultos. En el itinerario mediterráneo, los chicos viajan gratis (precios con impuestos, sin áereos).

Más info:www.msccruceros.com.ar .

¿Llevarías a tus hijos a un crucero? ¿Ya lo hiciste alguna vez? Contanos.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala