revistaohlala.com

¡A colocar tachas!

Esta vez tapizamos una banqueta y rematamos con tachas, una técnica para aprender con este paso a paso

 
 
 

Por Verónica Gutiérrez de León
Especial para revista Ohlalá! Web

En el posteo anterior empezamos a trabajar desde cero una banqueta nueva. Sólo teníamos un armazón o esqueleto al que pintamos y rellenamos con una técnica que podés utilizar en la mayoría de los asientos .

Esta vez, vamos a tapizarla de manera muy sencilla y de paso rematamos el trabajo con tachas , un paso que hasta ahora no habíamos hecho desde esta sección.

Materiales

Género de tapicería
Semillas (clavitos pata tapicería)
Tachas Nº 10
Martillo
Lienzo

Medida

Tomá el centímetro, contorneá el largo y el ancho de la banqueta, sumale 1 cm por lado para el dobladillo interno y unos centímetros más para trabajar tranquila.

 


Paso a paso

 


Imagen 1: Centrá el género sobre el asiento y estirala hacia los cuatro costados.

Imagen 2: Marcá un dobladillo con las manos. La tela debe llegar justo al filo de la estructura. De ser necesario cortá el excedente.

Imagen 3: Fijá ese lado con algunas semillitas sin hundirlas totalmente.

Imagen 4: Pasamos al lado opuesto. Volvé a estirar la tela, chequeá el dobladillo (corta un poco de tela si es necesario) y clavá sin hundir. Repetí el paso con los lados restantes.

La secuencia es:

- chequear que la tela alcance de todos lados
- marcar el dobladillo a mano
- cortar el excedente y clavar
- estirar la tela nuevamente y repetir la secuencia con el resto de los lados

Esquinas

 


Imagen 1: Estirá hacia abajo la tela de la esquina y corta la punta. Hacé un dobladillo con las manos.

Imagen 2: Estirá un lateral hacia el costado opuesto y colocá una grampa o un clavito para sujetarlo.

Imagen 3: Corregí el dobladillo hasta que la solapa te quede prolija.

Imagen 4: Estirala y clavá una tacha. La solapa debe llegar justo al borde la esquina (pero si te sobra cruza hacia el lado opuesto, no hay problema!!).

Comenzamos a entachar

Si nunca pusiste una tacha además de estas recomendaciones, puede que los tips del final de la nota te resulten útiles.

 


Imagen 1: Las tachas de las cuatro esquinas ya estaban colocadas.

Imagen 2: Comenzamos a colocar las tachas tratando de mantener la misma distancia entre una y otra. Podés elegir colocarlas juntas o espaciadas, pero seguí un patrón.

Si te sirve, colocá una cinta de enmascarar por arriba de las primeras tachas como una guía de altura .

Golpealas suavemente y en diferentes direcciones. Si intentas que una tacha entre de un sólo martillazo puede torcerse.

Imagen 3: A medida que vas entachando sacá los clavitos que pusiste para sostener la tela. Si los querés dejar, fijate que la tacha oculte la cabeza del clavo.

Imagen 4: Cuando estés por terminar calculá que te quede espacio para la última . Una forma es colocar las tres o cuatro últimas tachas sin hundirlas totalmente hasta chequear que entran con comodidad.

Una vez que terminaste de poner todas las tachas, acordate que quedó pendiente repasar la superficie con cera. Cuidá de no manchar el tapizado. Una vez seco, frotá con trapo.

 


Lienzo final

Este paso es imprescindible para que cuando des vuelta la banqueta no se vean las cinchas.

 


- Cortá un pedazo de lienzo u otra tela, unos pocos centímetros más grande que la zona a tapizar.

- Sujetá cada lado con una semilla sin hundirlas hasta el final de trabajo (éstas y todas!!). La tela tiene que quedar bien estirada.

- Para poder repartirla a cada lado de la pata, hay que realizar un corte: estirá la punta de la tela en forma paralela a la pata y llegá con la tijera hasta que se divida cómodamente a ambos lados. Dobladillá los sobrantes y colocá una semilla en cada lado.

- Antes de colocar la primera hilera de clavos, cortá el exceso de tela dejando 1 cm para esconder con un dobladillo marcado a mano.

-Repetí este paso con las patas sobrantes, siempre estirando la tela antes de cortar.

- Una vez que la tela está correctamente colocada, martillá los clavitos

 


Tips

Entachar correctamente es una cuestión de práctica y si te gusta tapizar muchas veces vas a necesitar de las tachas para rematar una silla, banqueta o sillón.

 


- Las tachas vienen por número. Las Nº 10 se utilizan para sillas y banquetas (imagen 1). Las Nº 11 para algunos sillones y las 9 para petit sillas. Podés encontrar de diferentes formas y colores. Las tradicionales en tapicería son las plateadas, las doradas y las empavonadas como las que trabajamos en esta banqueta, que son opacas.

- Cada cual las coloca a su manera. Pero básicamente están quienes eligen hundir con el dedo pulgar la cabeza de la tacha sobre la madera y luego martillan (imagen 2) . Otros, preferimos tomar la tacha con el índice y el pulgar y pegar suavemente con el martillo hasta sentir que entró. Luego, ya sin sostenerla, se remata con golpes suaves (imagen 3) .

- Una vez que la tacha entró, la técnica es golpearla suavemente para acomodarla en su lugar. Si ves que se tuerce (algo bastante común) colocá la punta de un destornillador sobre un costado de la tacha y golpeá con el martillo el mango de la herramienta hasta acomodarla. Si no hay solución, reemplazala.

- Para evitar lastimar la madera o su acabado podés proteger la zona de trabajo con una cinta de enmascarar (imagen 4) .

 


Todo por hoy. Capítulo "tachas" avanzado y la banqueta terminada. Cualquier duda, consultame. ¡Muy buen fin de semana!! Cariños, vero

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala