revistaohlala.com
 

Cómo tapizar una silla, paso a paso

Seguí las instrucciones y animate a renovar el aspecto de tus asientos

 
 


Por Verónica Gutiérrez de León
Especial para revista OHLALÁ! Web

A la hora de tapizar una silla cada estilo tiene sus mañas. Sin embargo, hay algunas recomendaciones que sirven para todos los modelos: estirar correctamente la tela a medida que trabajamos, perderle el miedo a la tijera y hundir los clavos al final del trabajo .

 


Para empezar, vamos a trabajar con una silla de estilo inglés cuyo proceso de tapizado te puede servir para modelos con asientos similares.

Materiales

- Género de tapicería
- Clavitos de tapicería (tachuelitas y semillas, se consiguen en ferreterías)
- Tijera común y otra pequeña, ambas con buen filo
- Galón de terminación y pegamento universal (tipo Unipox o UHU).

Cómo medir la tela necesaria

Centímetro en mano, toma la medida de la parte más ancha del asiento y su largo respetando la altura del relleno. Tené en cuenta que para este modelo o similares, la tela debe pasar por debajo del asiento. Agregale 5 cm por lado para trabajar tranquila.

¡Empezamos!

En cuanto saques el tapizado anterior te podes encontrar con una arpillera, un lienzo o directamente una placa de goma espuma.

Si la tela de abajo está en condiciones, avanti con el tapizado. Caso contrario, coloca un lienzo tal cual vamos a poner nuestro género de tapicería. Luego, podes empezar a tapizar la silla.

Paso a paso

 


Centrá correctamente la tela sobre el asiento, controlá que llegue por partes iguales a cada lado.

Estirala con las palmas de la mano hacia los cuatro costados y sujetá con varias tachuelas o semillas la parte delantera del asiento . Nuevamente estirala hacia atrás y hacia los dos laterales.

Observá la imagen a continuación

 


Primer corte de la tela

Como se ve la tela "choca" contra el respaldo. Es por allí donde se empieza a cortar. Para que te resulte más claro observá la imagen con atención:

 


Con una mano trabá la tela donde termina el respaldo . Ahora, tomá la punta de la tela y levantala de manera que quede paralela al respaldo (podés marcar con una tiza).

Ese va a ser el primer corte que permite repartir parte de tela hacia ambos costados. No llegues con la tijera hasta el final del respaldo, dejá sin cortar 3 cm aproximadamente.

Segundo corte

 


En la imagen izquierda, vemos que a pesar de haber cortado la tela aún no llega de manera cómoda a ambos lados . Para eso es necesario realizar un segundo corte en forma de pico , tal como se ve en la imagen de al lado. Tijera chiquita en mano, apuntá primero hacia un borde del respaldo . Hacé cortes pequeños hasta que la tela deje de "tirar" de ese lado. Repetí el corte en el borde opuesto.

 


El pico que quedó escondelo por debajo de la misma tela y acomodala nuevamente.

Repetí este paso con el otro costado.

Una vez que el género ya está repartido correctamente empezamos a trabajar la parte trasera del respaldo de la silla.

Respaldo trasero

 


La imagen anterior te permite ver que hay que cortar la tela que sobra de los costados . Luego del corte, volvé a estirarla hacia abajo y ponele varios clavitos para sujetar.

Pasemos a los laterales del asiento

 


Seguramente, en los laterales también te sobra tela. Antes de cortar, estirarla hacia abajo y llevala bien pegada al travesaño del respaldo (imagen izquierda). Fijate lo que sobra y cortálo. Ajustala abajo con un clavo.

La imagen derecha muestra la forma correcta de estirar la tela: hacia abajo y hacia adelante (en dirección de la pata delantera) . Sujetá por debajo con varios clavitos.

Repetí este paso con el otro costado.

¡Al frente!!

Aquí ya había unos clavitos que pusiste al principio. Volvé a estirar la tela hacia adelante, y reubicá los clavitos. Te van a quedar en cada costado los sobrantes del frente y de los laterales.

Antes de trabajar las esquinas, da vuelta la silla, chequeá que la tela esté tensa y hundí los clavitos .

 


Finalmente las esquinas

En este caso es una sillita de estilo inglés que comúnmente tiene un cierre de esquinas simples: un costado tapa al otro, como si fuera una solapa .

Mirá la imagen para ver cómo proceder

 


Imagen 1: Estirá hacia abajo la punta del género. Seguramente te sobra tela. Marcá un dobladillo con las manos un poquito más largo que el borde de tapizado, el resto cortalo.

Imagen 2: Dobladillá la tela y llevá el género del costado de la silla hacia el frente del asiento. Ajustalo con un clavo.

Imagen 3: Ahora hay que trabajar con la solapa que queda. Nuevamente hay que dobladillar a mano y si sobra tela como se ve en la imagen, cortarla.

Imagen 4: Estirá y montá esta solapa sobre la otra. Terminá con un clavito.

Trampas al estilo

En tapicería tapar de la vista los clavos de la zona de trabajo es una cuestión que se resuelve con tachas o galones , según corresponda el estilo. También hay sillas como ésta que en su estructura hay como una ranura muy pequeña que permite esconder la tela y las semillitas .

Pero por ahora vamos a olvidarnos de lo que el estilo de esta silla indica y terminamos el tapizado con un galón pegado.

Un consejo: como el envase del pegamento es medio difícil de manejar y podés manchar la tela, para no correr riesgos colocá una cinta chapista por encima de la zona de pegado.

Listo, ¡nada más por hoy! Si vas a tapizar y tenés alguna duda (que seguro pueden surgir!!), aquí estoy. ¡Buen fin de semana!! Vero

 


Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala