Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Cómo darte cuenta de que ya se terminó

Hay señales que nos ayudan a ver que una relación está en sus últimos días. Acá te contamos cómo reconocerlas.

 
 
 
Es bueno conocer las señales del derrumbe antes de que sea tarde.  Foto: Corbis


Por Leila Aisen
Especial para revista Ohlalá! Web

Cuando una relación terminó y la empezamos a analizar solas, en terapia o con amigas, nos damos cuenta de muchas señales que gritaban que se estaba terminando varios meses antes de poner el punto final .

¿No sería ideal ver estas señales a tiempo para poder actuar en consecuencia? Podríamos salvar una relación que lo amerita, o terminar antes algo que nos va a hacer sufrir mucho.

Sobre este tema, la Lic. Susana Szpiro, Psicóloga Clínica especializada en pareja, esterilidad y adopción, enfermedades psicosomáticas, terapia individual, y adolescencia, nos acerca algunas herramientas para estar más despiertas.

Primero y principal, Szpiro aclara que este tema, al igual que todos los que tienen que ver con los sentimientos y las personas, no tiene respuestas universales, ya que somos únicos e irrepetibles.

Una de las principales cosas que pueden ayudarnos, es saber cuáles son las cosas más comunes que empiezan a cambiar en una relación antes de que se termine .

Al respecto, Szpiro comenta: "En general, lo que empieza a cambiar es que lo que antes te fascinaba, ahora te molesta o, peor, te irrita".

Según la especialista, las señales que deberían alarmarnos son "la falta de ganas de compartir, el empezar a aburrirnos, hacer muchos reproches, y tener peleas frecuentes y sin mucho fundamento" .

Cuando una está en una relación con esas características, difícilmente sea feliz y debe revertir esa situación.

Szpiro asegura que "la mujer suele detectar más tempranamente el conflicto, mientras que el varón lo desestima y piensa que pasará. Pero normalmente es la mujer quien toma la decisión de cortar". La mujer suele intentar revertir la situación, y al no poder hacerlo comienza a hacer el duelo durante la relación, mientras que el hombre toma como un balde de agua fría el corte, aunque muchas veces las señales estaban claras.

Pero, ¿por qué muchos ignoran o tapan que la relación llegó a su final? Según Szpiro, "afrontar el final es admitir un fracaso, una imposibilidad y el comienzo de un duelo. Esto es universalmente rechazado. Aunque haya seguridad en la decisión, el temor de sufrir, el miedo a la soledad y los mandatos psico-sociales son factores importantes en alargar los procesos de desprendimiento". Dicen que es mejor estar solo que mal acompañado, pero esa es una decisión difícil de tomar, aunque a veces sea la indicada.

A pesar de la crisis, Szpiro ve el medio vaso lleno: " Si hay amor, siempre se puede salvar la pareja. Las diferencias no siempre son por falta de amor, sino por falta de comprensión y negociar es salir del narcisismo. Muchas parejas fracasan porque compiten y ese factor los lleva inexorablemente a desencuentros y confusiones".

Finalmente, Szpiro da la fórmula mágica: "Hasta en los momentos más álgidos de desencuentros, hay posibilidad de recomponer y re contratar. Esta es la clave para superar las crisis. A lo largo de la vida, los intereses y las personas van cambiando, igual que cambia la pareja. Por eso es fundamental RE CONTRATAR".

¿Alguna vez te pasó algo así? ¿Te diste cuenta de que la relación no daba para más?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala