Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

El caso Angelina: distintos especialistas hablan sobre el tema

Estadísticas, tratamientos y cirugías; todo lo que tenés que saber sobre el cáncer de mama

 
 
 
Angelina Jolie se sometió a una doble mastectomía para prevenir un cáncer de mama.  Foto: Corbis

Por Claudia Nobilo
Especial para Ohlalá! Web

La mastectomía bilateral a la que se sometió la actriz Angelina Jolie para prevenir la posible aparición de un cáncer de mamas motivó preguntas y temores de muchísimas mujeres en todo el mundo .

La Organización Mundial de la Salud informó que, esta enfermedad, es la primera causa de muerte en mujeres entre 35 y 65 años . Además, las estadísticas indican un aumento de casos, en los últimos años, convirtiéndola en uno de los tipos de cáncer más temidos.

Ohlalá consultó con varios especialistas para conocer más detalles sobre esta enfermedad y así aclarar todas las dudas que giran en torno a este tema.

El c áncer de mama puede ser "esporádico" , en la mayoría de los casos, y de origen genético , entre un 5 y un 8%. En este último caso, se da por una falla genética o en familias con antecedente de cáncer en varios miembros, en especial de mama y/u ovario a edades tempranas. A estas mujeres se las denomina de "alto riesgo".

Actualmente, existe un estudio genético llamado BRCA que se realiza en sangre y que permite detectar si la paciente tiene riesgo a desarrollar cáncer de mama. Si el resultado da positivo, la mujer tiene un 85 % de probabilidad y alrededor de un 50 % de desarrollar cáncer de ovario. "Si este fuera el caso, una de las opciones, es realizar la mastectomía bilateral profiláctica. La otra, optar por el control que consistirá en realizar una mamografía y una resonancia nuclear magnética cada 6 meses en forma alternada. Aunque parezca insólito, en caso de aparecer la enfermedad, si se trata precozmente tiene un índice de curación parecido a la mastectomía profiláctica", afirma Roberto Castaño, Presidente de la Sociedad Argentina de Mastología.

Las dudas en torno a la mastectomía

 
El especialista debe informar las posibilidades de acción, aconsejar la consulta genética clínica, y acompañar a las mujeres en sus decisiones.  Foto: Corbis


¿Qué es la mastectomía? ¿Cómo se realiza? ¿Cuándo es conveniente hacerla?. Muchas son las preguntas y los miedos que giran en torno a este tema. Al respecto, el doctor Juan Luis Uriburu explica los distintos tipos de cirugía existentes:

- La mastectomía es una cirugía que consiste en la extirpación completa de la glándula mamaria , junto con la piel que la recubre, la aréola y el pezón. Reduce drásticamente el riesgo de cáncer de mama, pero igualmente puede aparecer porque no extirpa el 100% del tejido mamario.

-La adenomastectomía subcutánea , en cambio, extirpa toda la glándula mamaria , pero preserva la piel, la aréola y el pezón. Es una cirugía que aún no está formalmente difundida como tratamiento del cáncer de mama, salvo excepciones. Pero es la técnica de elección cuando se trata de mastectomías de "reducción de riesgo", también llamadas "profilácticas".

-La mastectomía de reducción de riesgo , extirpa la glándula mamaria sana , con el objetivo de intentar prevenir la aparición del cáncer en mujeres con alto riesgo de padecerlo. Dado que en estos casos no se trata de cáncer, es lícito preservar la aréola y el pezón, con lo cual, el resultado estético es más aceptado por las pacientes.

Cuando se identifica una mujer con alto riesgo de padecer cáncer de mama o de ovario, se le debe informar acerca de las probabilidades de desarrollar estas enfermedades y de las conductas que podrían tomarse al respecto:

1) Cirugías de reducción de riesgo:la mastectomía bilateral (extirpación de ambas mamas) y la ooforectomía bilateral (extirpación de ambos ovarios). Se trata de técnicas agresivas, que, para ser efectivas, deberían indicarse en pacientes jóvenes, que no sean menores de edad y que hayan cumplido con su planificación familiar. No se justifican en mujeres mayores, post-menopáusicas.

2) Fármacos preventivos ("quimioprofilaxis"): está demostrado que medicaciones antihormonales como el tamoxifeno (medicación antiestrogénica), r educen el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario , aunque en menor medida que las cirugías de reducción de riesgo.

3) Control estricto: para aquellas mujeres que no aceptan las conductas proactivas citadas previamente. Se les indica un seguimiento con controles clínicos semestrales , ecografía mamaria semestral y mamografía y resonancia magnética mamaria en forma anual, además de la pesquisa ginecológica semestral (con ecografía trans-vaginal y determinación de laboratorio). Con estas medidas no se logra prevenir la aparición de la enfermedad, pero, de ocurrir, Se puede diagnosticar en forma temprana.

Otros caminos posibles

 
Para aquellas mujeres que no aceptan las conductas proactivas se les indica un seguimiento con controles clínicos semestrales, ecografía mamaria semestral y mamografía y resonancia magnética mamaria en forma anual.  Foto: Corbis


"Se calcula que si todas las mujeres vivieran 80 años, una de cada ocho, desarrollaría cáncer de mama" afirma el doctor José Dávalos Michel. Los más estudiados están asociados con mutaciones de los genes brca1 y brca2.

Las pacientes con mayor riesgo pueden optar entre modalidades de detección que incluyen:

- Autoexamen mensual
- Exámen clínico cada 6 meses y mamografías, con ecografías mamarias
- Resonancias magnéticas anuales, desde los 25 años
- Estrategias de reducción de riesgo, mediante sustancias como tamoxifeno o raloxifeno
- Mastectomía bilateral profiláctica o la ooforectomía profiláctica (extirpación del ovario), antes de los 40 años o de los 35, para prevenir cáncer de mama.

El proceso de reparación

Luego de una adenomastectomia como la que le practicaron a Angelina Jolie, con conservación de la areola y pezón (luego de que el estudio de anatomía patológica diferido dio que todo el tejido era benigno), se plantea para el cirujano plástico la etapa de reparación:

*Recomposición del volumen mamario: en la mayoría de los casos se coloca, en forma previa, un expansor de tejido, debajo del musculo pectoral mayor. Algo así como un implante mamario, pero vacío. Se lo llena progresivamente con solución salina y en pocas semanas se alcanza el volumen que el cirujano necesita para el bolsillo donde se colocara posteriormente el implante. Esto configura la primera etapa o primera cirugía en la reconstrucción.

*Colocación del implante mamario: es la siguiente operación. Se extrae el expansor de tejido y se reemplaza por el implante definitivo de gel de silicona cohesivo, que tiene la característica del gel de los nuevos implantes.

*Posición del implante: debe colocarse detrás del musculo pectoral mayor, ya que al perder el tejido mamario, si se colocara delante del musculo quedaría muy artificial y evidente, además de las posibilidad de desarrollar irregularidades ( llamado " rippling" ) por la falta de cobertura de tejido mamario y graso entre la piel y el implante. Una vez colocado el implante, la paciente deberá hacer controles periódicos durante el primer año de la cirugía para evaluar la capsula fibrosa que se forma alrededor del implante. Idealmente, como en una cirugía de implante normal sin adenomastetomia, controlar una vez al año al paciente.

El posterior cuidado de la piel

Luego de la cirugía reconstructiva pueden aparecer estrías. Si bien existen formas de mejorarlas, no hay forma de eliminarlas totalmente.

"Las estrías surgen como resultado de la ruptura de las fibras de colágeno y elásticas de la piel. Cuando recién aparecen son de color rojo vinoso o violáceas y, algunas veces, sobreelevadas. Luego se tornan pálidas y de aspecto perlado. Es posible que se manifiesten blancas desde un primer momento", comenta la dermatóloga, Adriana Raimondi. "Lo ideal es tratarlas en la primera etapa. Los métodos más usados son cremas con tretinoina, peelings suaves, mesoterapia, y radiofrecuencia indicada para estrías. Lo más efectivo es la combinación de tratamientos, siempre respetando la aprobación del cirujano", finaliza.

Fuentes consultadas: Roberto Castaño, Presidente de la Sociedad Argentina de Mastología, Federico Zapata, cirujano plástico, Juan Luis Uriburu, Jefe del Servicio de Patología Mamaria del Hospital Británico de Buenos Aires., José Dávalos Michel, mastólogo y Adriana Raimondi, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología.

¿Cómo reaccionaste frente a la noticia de Angelina Jolie? ¿Conocés algún caso similar?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala