Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

¡Cumple de un año! Dudas a la hora del festejo

 
 
 
Un cumpleaños que él no recordará pero que vos nunca vas a olvidar.  Foto: Corbis

Por Dalia Gutmann

1) Ni un solo amiguito tiene, pero hay que alquilar un salón. Conseguirlo no es fácil. Y si la idea es hacerlo en un lugar "top", hay que pensar en reservarlo cuando el test de embarazo dio positivo.

2) La comida es RE importante, pero el gran dilema es... : ¿gaseosa de primera línea o vamos con los juguitos diluidos? ¿Armo los sandwichitos con mi suegra y mi mamá o contrato a alguien que me "liquide" con el presupuesto del catering?

3) Souvenir: los que más salen son los imanes con la foto del bebito. Así todos se ven obligados a acordarse de tu hijito cada vez que van a su heladera. La estrategia es genial: los souvenirs están hechos para terminar en la basura, pero de esta manera nadie se animaría a deshacerse de ellos.

4) La animación tiene que ser "multitarget": porque los "pseudoamiguitos" son todos de edades distintas. Además, seamos sinceras: al homenajeado le va a causar el mismo entusiasmo que el festejo lo anime el Cirque du Soleil o el tío simpaticón. (Pero como al cumple van a ir todas tus amigas y ellas sí contrataron una súper animación para el cumple de un año de sus hijos, vos NO PODÉS quedarte atrás).

5) Infaltable el video emotivo. La idea es juntar fotos del bebito (en mi caso, al ser el segundo, todas las que tenga). A esta altura, ya está casi prohibido musicalizarlo con "Vos sabés", de Vicentico, pero sí poné una musiquita que llegue al corazón de los presentes. También hay que tener en cuenta incluir imágenes de todas tus amigas (una vez, no aparecí en uno y casi me pongo a llorar; por suerte, ya pude superarlo).

Además... , piñatas, cornetas, fotógrafo, alcohol... Cualquier cosa puede suceder en un cumple de un año, porque es poco claro, porque el anfitrión no entiende una goma. Lo único que espero es que al menos no se quede dormido durante el evento... ¡O que por lo menos llegue despierto a la velita!

La fija
Vas manejando y tu hijo llora. Pero como estás apurada, seguís viaje. Él sigue llorando con un volumen desesperante. En el semáforo, te sacás el cinturón y te das vuelta para tranquilizarlo. El semáforo cambia a verde otra vez y el del auto de atrás no entiende, te toca la bocina con bronca y apenas logra maniobrar, el insensible te grita: "¡¡¡Boludaaa!!!".

Dato útil
No te entusiasmes tanto comprándole ropita a tu bebé. Nada le va a entrar durante demasiado tiempo. Y después no te quedará otra que regalar esa ropa divina.

La gente quiere saber
¿Cuándo y corno se va a inventar el detector de chupetes? ¡Odio no encontrarlo! El chico ya tiene una colección, desde el chupete ortodóntico (¡¿?!) hasta los simples Babelito, pero no encuentro ninguno cuando él lloraaaaaa.

Twitter
Hubo una época en que los domingos nunca arrancaban antes de las 11. #FueHaceMuuuucho.

Diccionario
Abuela: dícese de aquel familiar femenino que siempre cree que tu hijo, o sea, su nieto, tiene capacidades superiores a cualquier otro chico.

¿Tenés hijos? ¿Qué hiciste cuando cumplieron un año?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala