Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Especies en peligro, ¿qué podemos hacer?

Todavía podemos evitar que no se extingan estos animales que están desapareciendo en la Argentina. ¡Evitémoslo!

 
 
 
Por Constanza Crotto
Ilustración Andy Mermet

1- Tortuga Terrestre

Cómo es: de andar lento, en los meses fríos casi no asoma la cabeza.

Por qué se extingue: de cada cien tortugas arrancadas de su hábitat natural, solo diez viven después del primer año.

Qué podemos hacer: está prohibida la compra y venta de este reptil como mascota. Respetá la norma y respetá la especie. ¡No te compres una tortuga!

2- Yaguareté

Cómo es: el tigre criollo le hace honor a su nombre, que en guaraní significa "verdadera fiera". Es el felino más grande de América y uno de los animales más vistosos que tenemos por su pelaje naranja salpicado con manchas negras. Como es un gran nadador, se instala cerca del agua, en la selva misionera, las yungas salteñas y jujeñas y el monte chaqueño.

Por qué se extingue: poco a poco, lo estamos desterrando de su espacio por el continuo desmonte de los bosques nativos. Apenas quedan unos doscientos ejemplares en territorio argentino.

Qué podemos hacer: podemos empezar por reducir el consumo de madera tropical. Averiguá bien antes de comprar y reemplazá los muebles de algarrobo o lapacho por otras alternativas ecofriendly.

3- Venado de las pampas

Cómo es: es el ciervo emblema de la región pampeana.

Por qué se extingue: sufre la persecución constante de los cazadores.

Qué podemos hacer: ¿qué pasaría si en lugar de llevar cuerpos como trofeo de caza, dispararan solo la cámara de fotos? Guardarían retratos divinos y no harían que desaparezca la especie.

4- Macá Tobiano

Cómo es: es un pájaro nuestro y solo nuestro: habita exclusivamente en lagos y lagunas de las mesetas de Santa Cruz.

Por qué se extingue: en 2010, entró en la categoría de especie globalmente amenazada. De los 3000 o 5000 macáes de los años 80, se pasó a una población de unos 800. Hay pocas áreas de reproducción, acechadas por la presencia de otras aves que destruyen sus nidos.

Qué podemos hacer: la supervivencia del macá depende de la creación, casi urgente, de un área protegida en su hábitat para resguardarlo. Varios ya se sumaron a la causa, como Ricardo Darín y Gustavo Santaolalla, quienes colaboraron en un documental. Vale la pena mirarlo.

5- Tapir

Cómo es: si bien es bastante parecido al elefante, es un pariente lejano del caballo y del rinoceronte. Pesa 300 kilos y los científicos lo bautizaron "el jardinero" porque tiene un papel clave en la dispersión de semillas en los bosques.

Por qué se extingue: es una de las tantas víctimas de la cacería ilegal. Además, se está quedando sin su hábitat, en Salta, Jujuy, Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Misiones, por la deforestación.

Qué podemos hacer: la principal manera de proteger la especie es preservar su ambiente natural. Un primer paso sería evitar la contaminación de arroyos y lagunas, donde el tapir pasa gran parte del tiempo.

6- Ballena Franca Austral

Cómo es: considerada uno de los animales más grandes del mundo (mide hasta 16 metros), es un gran atractivo turístico en la península de Valdés, adonde llega a mediados de mayo y se queda hasta diciembre para aparearse y parir.

Por qué se extingue: en el pasado, fue cazada indiscriminadamente por su aceite, ya que su cuerpo rinde el equivalente a cuarenta barriles. A principios de siglo, había en el mundo alrededor de cien mil ejemplares, y hoy, solo seis mil.

Qué podemos hacer: un grupo de ONG creó un programa para, por internet, promover la preservación de la especie. ¿Cómo? te propone que ¡adoptes la tuya!

Más info: www.icb.org.ar/adoptar.php.

7- Cardenal amarillo

Cómo es: pasión de coleccionistas por el precioso color de su pelaje y su canto melodioso, este pájaro vive en los bosques del centro del país.

Por qué se extingue: por sus llamativos atributos, es muy buscado como mascota y, en consecuencia, su triste destino es vivir encerrado en una jaula. Si bien nunca fue un ave muy abundante, escasea aun más por su bajo nivel de reproducción y su comercialización ilegal.

Qué podemos hacer: queremos que el cardenal tenga mucho más repertorio para cantar. Por eso, si buscamos una mascota que nos haga compañía, mejor apuntemos a un animal doméstico y dejemos a las aves silvestres volar en paz

¿Qué pensás de este tema? ¿Te preocupa poder hacer algo?

Experto consultado: Carlos Fernández Baolboa. Licenciado en Museología y coordinador de Educación Ambiental de la Fundación Vida Silvestre Argentina

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala