Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Demaquillate en cinco pasos

Tomá nota de esta técnica práctica y rápida para sacarse el make up sin dañar la piel

 
 
Por Luchi Numer

El día termina y, cuando llega el momento de demaquillarnos, nos da muchíiiiisima fiaca. No encontramos los elementos, ni el momento ni la técnica, ¡y cuánto peor si descubrimos que no nos sacamos el maquillaje cuando ya estamos acostadas y a punto de quedarnos dormidas!

Este aburrido hábito que hacemos sin ganas nos lleva, muchas veces, a frotarnos la cara sin piedad hasta librarnos de la nube negra que nos deja la máscara. No importa cómo, tiene que salir... ¡y que sea rápido!

Pero si seguís un par de pasos prácticos, podés hacer de este ritual insufrible algo mucho más fácil y eficiente. Obviamente que, según tu tipo de piel y el maquillaje que uses, vas a elegir lo que más te conviene entre espumas, aceites, bifásicos, geles y cremas. Consejo: elegí demaquillantes líquidos, en espuma o gel. Son más prácticos que los cremosos y mucho más fáciles de sacar.

 
Foto: Mariana Roveda. Producción de Ash Mateu


1. Ponete demaquillante en la punta de los dedos (usar los dedos en lugar del algodón para frotar cuida mucho más nuestra piel).

 
Foto: Mariana Roveda. Producción de Ash Mateu


2. Aplicalo haciendo círculos por toda la cara y después también por los ojos, hasta ablandar la máscara.

 
Foto: Mariana Roveda. Producción de Ash Mateu


3. Enjuagate la cara con abundante agua (preferentemente fría) y secala con pequeños golpes. ¡Nunca te raspes!

 
Foto: Mariana Roveda. Producción de Ash Mateu


4. Si usás waterproof, sí vas a necesitar algodón. Embebelo en demaquillante y apoyalo sobre los ojos hasta que ablande la máscara.

 
Foto: Mariana Roveda. Producción de Ash Mateu


5. Eliminá todo resto de demaquillante con un tónico y luego no te olvides de humectar. Es básico después de tanto producto.

¿Sos de las que se toma su tiempo para sacarse bien el maquillaje? ¿Qué te parece esta técnica?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala