revistaohlala.com

¡No lo tirés! ¡Reciclalo!

Dos soluciones bien vintage para una mesita de luz con enchapado viejo

Por Verónica Gutiérrez de León | Para Revista OHLALÁ!

 
 
 
Por Verónica Gutierrez de León
especial para revista OHLALÁ!Web

Hay mil formas de reciclar un mueble. Pero está bueno saber de antemano que en materia de reciclado no siempre se puede hacer lo que queremos. A veces el que manda es el mueble porque su estado general no es muy bueno, o nos llevaría muchísimo trabajo hacer lo que queremos. Y aunque parezca loco, está bien que sea así. Porque una cosa es "reciclar" y otra muy distinta es "restaurar" . La restauración le devuelve a la pieza su aspecto original, respetando sus tiempos históricos, estilos, tapizados de época, tipo de madera, de encastres, etc. En el reciclado no existe ninguna de estas condiciones para trabajar. Genial, porque lo que vayas a hacer con tus muebles será un tema entre ellos y vos , (y don´t worry, be happy, que en esto no hay juicios por mala praxis!! )A partir de hoy, y todos los viernes, desde esta sección vamos a aprender distintas técnicas para reciclar un mueble. ¡Manos a la obra!

Mesita de luz para reciclar

A simple vista, y por ser un mueblo antiguo, esta mesita de luz está perfecta. Y en términos generales es así. Su estructura está fuerte, no está apolillada y los cajones abren y cierran bien. Sin embargo, "no todo lo que reluce es oro" porque el problema es su enchapado. Está roto, manchado y le faltan pedacitos. Una posibilidad sería cambiarlo, pero es una solución costosa y requiere de algunos conocimientos que iremos viendo más adelante. Hoy vamos a ponerle por encima una base postiza de fibrofácil para que no se note. Una alternativa más fácil pero igual de linda y con mucho color!! Si vos encontrás una mesita que no tienen este problemas, también te damos una alternativa para reciclarla. Nos metemos de lleno con el paso a paso.

 

Pintura total del mueble

Técnica: pintura latex sobre enchapado deterioradoMateriales: Lijas grano: 100, 220, 360 o lijadora eléctricaMasilla para madera color natural o enduído mezclado con un poco de cola vinílicaBarniz al agua, mate o semimateLátex blanco y látex colorCera en pasta naturalTraposRodillo de no más de 10 cmPinceletaPara el dibujo de la base:placa de MDF (fibrofácil) de 3mm de espesor y con la medida exacta de la tapa de tu mueble (este material es opcional)AcrílicosCinta de enmascararAlguna imagen, foto, tarjetónPegamento de contacto o adhesivo sintético (tipo Pulpito)

El secreto : lijar y masillar hasta nivelar la superficie, sobre todo las zonas más estropeadas. Comenzá con lija de grano Nº 100, luego Nº 220 y finalmente, repasá con la Nº 360. Retirá el polvillo con un trapo húmedo. (Usá guantes y si no tenés barbijo, tapate la boca y la nariz con un pañuelo para no aspirar polvo)

 

1 - Masillá donde falte enchapado (la mayoría de las veces son los bordes el mueble). Una vez seco, lijalo hasta emparejar

 

2 - Aplicá una mano de barniz para sellar la superficie. Dejá secar.

 

3 - Dale dos manos de latex blanco. La secuencia de este paso es: pintar, dejar secar, lijar con grano 360, retirar el polvo, y volver a pintar

4 - Dale dos manos con la pintura del color que elegiste. Seguí la secuencia del paso anterior. Una vez que hayas finalizado aplicá una mano de barniz satinado o mate

 

5 - Si el estado de tu mueble lo permite, y querés darle un aire más retro, podés dejarle a la vista algunos sectores con su lustre original, por ejemplo las patas o los cajones. De ser necesario pasales una lija suave y una mano de barniz sintético o al agua. Para que se vean los bordes de blanco (como en el modelo terminado), enmascará con la cinta chapista la zona elegida, antes de pasarle el color

 

6 - Listo! Mesita de luz pintada. Si no vas a hacer la propuesta siguiente, entonces para que te quede bien suave y protegida la madera, pasale bastante cera. Espera un par de horas, y lustrala con un trapito de lana o franela. Divina!!

Si no pudiste salvar la base. Aquí está la solución

 

1 .Si trabajas sobre el fibrofácil, dale dos manos de látex blanco. Seguí la secuencia de la pintura del mueble. Luego, pasale una mano de barniz y dejá secar

 

2 .Con la cinta de enmascarar diseñá las formas que quieras para hacer tu dibujo

3 .Con respecto a los colores elegí los que te gusten.En mi caso, utilicé el mismo verde de la mesa, otro tanto con un toque más de azul de thalo, violeta, rosa con una pizca de marrón y turquesa

Como son pinturas al agua, secan muy rápido. Esperá unos veinte minutos y retirá las cintas. Voila!! Mural casi terminado. Unas manos de barniz para protegerlo y ya está!!

 

4 .En caso de que tengas que pegar la base podés usar cemento de contacto o algún adhesivo vinílico como Pulpito o similar. Ponele peso arriba para que se afirme mejor. Si querés proteger la base, colocale un vidrio. Así no hay peligro de apoyar vasos, ceniceros, etc. y correr el riesgo de que el mueble te quede en el tiempo hecho el mismo harapo que como lo encontraste.

La ilustración: "La felicidad es un helado", dice esta publicidad que usé para mi mural y que pertenece a una heladería muy conocida de Río de Janeiro. En ella se ve a un oso en moto saboreando un palito de frutilla. No sé si soy tan fanática de los helados, pero sí una convencida de que cada uno debe encontrarla a su manera (por ejemplo reciclando un mueble). Por lo tanto, y en honor a ello, aquí está.

¿Te gustó la idea? ¿Te gusta reciclar muebeles? ¿Tenés alguna duda? ¡Consultanos!

Verónica Gutiérrez de León es restauradora de muebles y realizadora de objetoscuchitabacanaFacebook: Cuchita bacana

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala