Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Algo Azul

 
 

Flor se casa el 16 de marzo, y nos pidió a sus amigas del colegio que nos vistamos de azul. La consigna es que puede ser vestido largo, corto, estampado o liso, pero azul al fin: una versión reinventada de las damas de honor , que en Estados Unidos se visten todas con el mismo vestido, o con el mismo género pero distintos modelos.

 
Las amigas de la novia vestidas iguales. 

Yo tengo dos vestidos azules: uno divino que por estos días me queda demasiado apretado, y otro que ya usé para un casamiento con exactamente la misma gente (una amiga ya se casó con un chico del mismo grupo de amigos de Nicolás, el novio. ¿Se acuerdan del casamiento express de Jime y Fran? Bueno, ellos).

La iniciativa del vestido azul fue bien recibida por todas... hasta que nos dimos cuenta que no teníamos nada que ponernos , y que no están vendiendo muchos vestidos azules por estos días. O sí, pero andá a encontrar uno que te quede bien, que no sea demasiado caro, y que te den ganas de comprar y volverlo a usar. Aparte varias teníamos idea de usar otra cosa: yo, por ejemplo, me compré en las liquidaciones de Navidad un vestido negro lindísimo pensando en usarlo para el casamiento de Flor. Tendrá que seguir esperando en su percha, el pobre, a que sea su momento de brillar.

Entonces me acordé de Rent and Dress, que los tengo en Facebook hace mil, y que nunca había ido. Llamé, y me contaron que alquilan vestidos desde el jueves hasta el lunes , lo que me viene espectacular porque el casamiento es en Santa Fe, y saldríamos el viernes a la tarde y volveríamos el domingo.

Le pedí a mi amiga Ceci que me acompañe al showroom que Rent and Dress tiene en Belgrano, cerca de su casa. Y este fue el resultado :

Ceci encontró un vestido espectacular que se alquiló para el casamiento de una prima. Por mi parte, todavía no me decidí, y además me está empezando a parecer que llegó el momento de dejar de lado las Toddy y retomar la dieta proteica.

Les dejo un video que desde que llegó a mis manos no puedo parar de ver. Ojo con mirarlo en la oficina porque te hace reír a carcajadas.

Sofia.orsay@gmail.com

@sofiorsay

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala