revistaohlala.com

Diez claves para entrenar tu cuerpo

Volvés de las vacaciones y todo se activa. Te damos algunos consejos para abandonar el sedentarismo y empezar a hacer gym sin morir en el intento

 
 
 

"El lunes empiezo la dieta", "el mes que viene arranco el gimnasio" son algunas de las frases más conocidas y repetidas del universo femenino. Promesas que se renuevan todas las semanas y que, por H o por B, nunca terminamos cumpliendo.

Llegó la hora de abandonar el sedentarismo y empezar una vida más activa , así que ponete ropa cómoda y atate las zapatillas, porque a continuación te damos algunos consejos para empezar a hacer gym sin morir en el intento:

1. ¡Podés empezar a entrenar tu cuerpo Ya!. Hoy, mañana, no prometas un futuro incierto. Seguramente tenés algún gimnasio visto por la zona que sabes te está esperando.

2. Hay distintas opciones para que elijas. Hoy en día todos los gimnasios ofrecen muchas alternativas para entrenar: pilates, boxeo, indoor cycling, musculación, yoga y ritmos . Hay tanta variedad que no tenes excusas. Elegí el entrenamiento que más se adapte a tu perfil y ¡largá!.

3. Comenzá de a poco. El primer día no te mates haciendo todos los ejercicios que no hiciste durante años. Lo ideal es ir despacio para no lesionar tu cuerpo y pedí ayuda a tu entrenador.

4. Pensá el gimnasio como un Club. Divertíte relacionándote con las personas, hacé amigos. Esto puede ayudarte a tener continuidad y un pretexto más para ir.

5. No vayas con tu mejor amiga/o. Muy probablemente entrenes más tu lengua que tu cuerpo contando todas las anécdotas o evaluando qué van a hacer el fin de semana.

6. Superá la mirada del otro. No te dejes llevar por el "qué estará pensando" alguien que tiene mejor cuerpo que vos y lo exhibe con poca ropa en el gimnasio. Alguna vez, tuvo que empezar a ponerlo en forma. No tengas vergüenza y contemplá tu evolución personal.

7. Buscá alguna opción cerca de casa o de tu trabajo para que sea cómodo llegar.

8. No pienses que el gimnasio es la única opción. Podés salir a correr, a andar en bicicleta o adquirir aparatos de gimnasia y accesorios para usar en tu casa.

9. Date tiempo. No vayas con expectativas de tener un cuerpo ideal con resultados instantáneos. Cada uno tiene un metabolismo particular que tiene su propio ciclo y tiempos para armonizar. ¡Festejá cada logro!

10. La vida es acción. Si te quedás en el pensamiento, te quedás con la intención de hacer algo que quizás pueda ayudarte a generar una buena salud física.

Por Lic. Sebastián Petrillo, Director de Sport Maniac

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala