Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Galpón se busca para fiesta nupcial

 
 

Este Sábado, con Nacho y Nolita nos fuimos de gira. Visitamos tres salones lindísimos por Bella Vista, uno más campestre, otro que es pura vista al parque, y otro más, que nos pareció hogareño y muy organizado. Escuchamos música, almorzamos paninis de estación de servicio, y ¡filmamos todo para mostrarles! Acá va un video de nuestra mega-gira:


Cuando llegamos a casa, nos dimos cuenta que estábamos los dos un poco mareados. Más allá de las sorpresas que nos llevamos en cuanto a lo económico, había algo que no nos cerraba, y descubrimos que es esto:

Los salones de casamientos te resuelven muchas cosas: te facilitan la elección del catering, del disk jockey, saben cómo manejar los tiempos de una fiesta, y qué tipo de ambientación queda linda a su salón. Tienen fotógrafos exclusivos y menús recomendados. Todo esto, calculo, es fruto de años de experiencia, y para facilitar a sus clientes la organización del evento y optimizar costos. Pero les digo un secreto, me quedó la sensación de que el casamiento está prehecho. Como las pizzas congeladas, que capaz vos le agregás tomate y ajo y yo le pongo jamón y morrones, pero más allá del condimento, la pizza es la misma. Eso.

Un poquito desmoralizados, empezamos a hablar de nuestro lugar ideal. Y mientras yo intentaba explicarle lo que me imaginaba (un galpón, una terraza, un lugar vacío y amplio, con algo de techo por si llueve, y donde se pueda bailar) se me ocurrió un ejemplo:

Cerca de casa hay un negocio enorme, donde venden pilotes de madera y cajas de cartón. Nunca había entrado, pero varias veces había espiado el espacio por la vidriera.

Entonces, a eso de las 20.30hs del sábado, caminamos hacia el negocio de pilotes y, viendo luz, nos animamos a tocar el timbre.

Nos atendió el dueño, Gustavo. Y yo, toda colorada, le expliqué:

"Nos vamos a casar, y todavía no sabemos dónde. Nos encanta este lugar y te queríamos preguntar si por alguna casualidad te lo podríamos alquilar para ese día..." Y le sonreí de la manera más simpática que pude, intentado no parecer una loca que toca timbres a la noche pidiendo que le alquilen lugares que claramente no son para eventos.

Gustavo me dijo que no, porque en el espacio hay cientos de miles de kilos de madera, que no pueden ser movidos fácilmente, y porque (y deduzco que esta es la razón principal) es un negocio y no un salón para eventos. Pero bueno, por lo menos nos invitó a pasar y a ver el lugar, y me dio a mí la oportunidad de intentar convencerlo (no me salió).

Así que no tendremos el lugar pero ya tenemos una idea muchísimo más clara de lo que buscamos:

"Galpón/ terraza se busca para fiesta nupcial" .

Sofi
sofia.orsay@gmail.com
@sofiorsay (Anoche tuitié sin parar porque enloquecí con los Oscars. ¿¿¿Los vieron???).

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala