revistaohlala.com

Por qué preocuparte de más te hace mal

¿Te cuesta disfrutar porque pensás que siempre algo está mal?¿Te preocupás por cosas que ni siquiera pasaron? Conocé qué es el TAG y cómo aprender a pasarla mejor

 
 
 
El 5 por ciento de las personas padecerán un TAG en algún momento de su vida.  Foto: Corbis

Por María Wortzman
Especial para RevistaOhlala.com

Estás de vacaciones en un lugar paradisíaco pero no podés dejar de pensar que quizás hay problemas en casa. O en plena cena con amigas te preocupás por algo que no podés resolver por el momento. Al final del día, de relajarte y pasarla bien ni hablar.

Te puede haber pasado. Te puede estar pasando. En medio de tus actividades de todos los días te sentís mortificada en forma excesiva y de un modo incontrolable al punto que no te concentrás ni vivís plenamente. Se llama Trastorno de Ansiedad Generalizado, y se lo conoce como TAG. Es justamente lo que su nombre describe: ansiedad y preocupación en exceso de forma generalizada, es decir sin un foco o causa específica

¿Por qué te pasa?

 
Aún en los tiempos elegidos para el relax la sensación de preocupación persiste.  Foto: Corbis


"La característica principal del TAG es la tendencia a preocuparse en forma excesiva y persistente por pequeñas cosas o hechos que aún no sucedieron como, por ejemplo, cómo pagar el colegio del hijo antes de buscar un embarazo. En general los afectados empiezan preocupándose por una cosa y terminan en una serie interminable y catastrófica", explica el Licenciado Rafael Kichic, Jefe de la Clínica de Ansiedad y Estrés de la Fundación INECO

De acuerdo a datos de esta institución especializada en el cerebro, aproximadamente el 5% de las personas padecerán un TAG en algún momento de su vida. ¿Por qué? Por el ritmo de vida que llevamos en la actualidad y las presiones y obligaciones a las que nos vemos sometidos desde muy temprana edad.

¿Cómo te afecta?

 
La sigla TAG refiere al exceso de ansiedad y preocupación generalizada.  Foto: Corbis


¿Estás en presencia de un TAG o simplemente son inquietudes usuales como las de todos? Si bien el diagnóstico médico es la forma más exacta de saberlo, tené en cuenta que quienes lo padecen no pueden frenar sus pensamientos catastróficos y hasta toman precauciones que en contexto son exageradas y hasta sin sentido. "El paciente y su familia viven en un clima de constante mal humor que genera peleas y sensación de que nada conforma a la persona, explica el Licenciado Sergio Landini de la Asociación Civil Valorarte y agrega: "estar siempre preocupado parece ser la forma correcta de vivir"

Más allá de esto, quienes padecen un TAG pueden encontrarse con síntomas como excesiva impaciencia, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular excesiva, alteraciones del sueño, ataques de pánico y depresión, entre otros.

Siempre hay una solución

Sí, el TAG es tratable y tiene solución, el primer paso es reconocer el problema. Luego comenzar una terapia para el análisis de vivencias pasadas para encontrar el detonador del trastorno y, en muchos casos, sumar meditación y hasta diferentes medicaciones, siempre ordenadas por un profesional. "El tratamiento tiene por objetivo lograr que la persona pueda controlar sus preocupaciones, que no le provoquen angustia o ansiedad extremas y disminuir las dificultades en la solución de problemas que presentan personas que se preocupan en exceso", detalla el Licenciado Kichic.

El camino no es fácil, pero con la terapia adecuada es muy probable que esos pensamientos catastróficos que se cruzaban por la cabeza cesen, muy de a poco, y veas todo lo que te estabas perdiendo de disfrutar.

¿Cómo manejás vos la ansiedad? ¿Sentís que estás preocupada todo el tiempo?

Dátos útiles
Fundación INECO
Asociación Civil Valorarte
Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad
Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala